20 de mayo de 2016

Venezuela, imperialismo y Pepe Mujica

Por Borroka garaia da!
 
Desde hace tiempo en Venezuela se vive una situación difícil. Venezuela ha sido sin ninguna duda el país de entre los llamados “gobiernos progresistas” que más daño ha hecho al imperialismo y sus intereses en América del sur y al mismo tiempo el que más avances sociales ha propiciado. Otra cosa sería si verdaderamente se ha logrado desplegar en condiciones el poder popular y la comuna en transición hacia un modelo socialista dado que hoy por hoy el capitalismo sigue en ese país.
 
unnamed

 
En cualquier caso, de la misma manera que pervive el poder de la burguesía debido a la pervivencia del capitalismo, ésta no se ha quedado quieta en los intentos de involución y en estos momentos se vive una situación crítica unido a que lo antes comentado es algo que nunca se lo iba a perdonar “el vecino del norte” y tampoco sus lamebotas del otro lado del charco de la unión europea.
 
Para estas involuciones a veces no bastan con los errores ni las propias contradicciones internas que generan los procesos, ni tampoco con las guerras de cuarta generación que alegremente lanza el imperio de punta a punta del globo según sus intereses. También está “la izquierda colaboracionista” para echar una mano cuando las cosas se ponen feas.

En medio de un ataque global y multilateral del imperio, mediático, económico, diplomático y financiero, que no tiene ningún problema en proclamar amnistías injustas, cuando las justas son negadas a pueblos que luchan por su libertad, que no tienen ningún empacho en apoyar el sabotaje guarimbero y la “lucha callejera” siempre y cuando la practique la derecha, sea en Ucrania o Venezuela; En medio de una injerencia que no se mueve demasiado lejos de baremos de intervención bélica, no se le ha ocurrido otra cosa al lider espiritual de “cierta izquierda”, Pepe Mujica, que llamar “loco como una cabra” al presidente de Venezuela ante las críticas hacia su compañero de partido del Frente Amplio, hoy presidente de la OEA , Luis Almagro, que está intentando hacerle el trabajo a estados unidos y a los grupos opositores desde su mandato como así lo ha denunciado la propia ALBA.

La figura del ex presidente Pepe Mujica tiene mucha credibilidad en la izquierda. Un presidente del Frente Amplio que durante su mandato vivía en la austeridad y siempre es agradable escuchar sus discursos humanistas los cuales están muy bien para ponerlos en los 140 caracteres del twitter.

Lo que pasa que era un presidente que también tiene mucha credibilidad para el capital y la derecha. Es lo que tiene tener un cultura de izquierda y llevar a la práctica una política neoliberal.

Pepe Mujica es la mejor carta de presentación para el poder económico, y de la posibilidad y supuesto éxito de un capitalismo de izquierda amable que no busque acabar con el capitalismo. Ya que gracias a Pepe, el problema no es el capitalismo, sino las personas. Si los gobernantes son humildes, majos y austeros el capitalismo funciona si son “locos como una cabra” nada funciona. Mas o menos lo que nos ha contado siempre la socialdemocracia. Pero el caso es que es una farsa y no ha tardado ni medio segundo la caverna internacional del imperialismo y gracias a la “credibilidad de izquierda” que tiene Pepe Mujica en usar sus palabras para cerrar un poco más la soga que pende del pueblo venezolano desde la horca imperial.

Lo que pasa es que a la izquierda, sobre todo a la que está más lejos en Europa, se nos puede engañar cuando no tenemos periodistas con valor que hagan preguntas “incómodas” al querido Pepe.

Ningún periodista europeo por muy de izquierda que diga ser, se ha atrevido a preguntarle porqué ocultó a su pueblo e incluso a su partido que estaba negociando el TISA (primo hermano del TTIP) a sus espaldas. Tampoco ninguno le ha pedido que desarrolle sus valoraciones sobre los sindicatos de la educación: “Hay que juntarse y hacer mierda a esos gremios”. Pese a fijarse en sus “gracias de pobre” ninguna pregunta ha habido sobre la ley minera que aprobó que contaba con una enorme oposición popular, sobre el programa del extractivismo y destrucción de la madre tierra al que nunca ha renunciado y tantas y otras cosas. Y ya, si a parte de ser europeo, es vasco, ninguno le ha preguntado por Fernando Morroni y Roberto Facal. Son ya más de dos décadas de impunidad desde la masacre del Filtro.

Ahora Mujica llama loco al presidente de Venezuela, será que él es muy cuerdo, de la cuerda de los que miran a otro lado ante los operadores políticos de los capitales transnacionales, los mismos que se quieren llevar por delante el chavismo y usan de portavoz a Luis Almagro, presidente de la OEA y compañero de partido en el Frente amplio uruguayo.

Fuente:
Resumen Latinoamericano

3 comentarios:

Post Festum dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Post Festum dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Post Festum dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.