28 de agosto de 2014

Entrevista a dos brigadistas internacionales españoles en el Donbass

Si tuviera un martillo...

Una de las canciones más importantes proletarias, que nos habla de una nueva sociedad donde se cante al mañana, al trabajo creativo de cada día, para encontrar la libertad de cantarla todos los trabajadores, sin miedo a la censura y a las balas:

El convoy humanitario: una excelente maniobra de Rusia

Por "El territorio del Lince"


1.- La situación en el Donbáss  (Novorrosía dicen otros N.) está dando un vuelco considerable: la junta neonazi está a la defensiva y las milicias (ya caracterizadas en algunos lugares como Ejército de Novorrosía) a la ofensiva. Hace dos días os hablaba del avance hacia Yelenovka, la antesala de Mariupol. Es decir, las milicias van a llegar al mar. Imaginaos lo que supone eso. Ya controlan varios puestos fronterizos con Rusia –por uno de ellos entraron los camiones del convoy humanitario- y ahora controlan una parte del mar Azov. El flujo de armamento y material va a ser ya imparable e incontrolable por mucho que haya sectores oligárquicos rusos que están poniéndose muy nerviosos con los éxitos militares de los antifascistas. Por una vez, y espero que sirva de precedente, el Partido Comunista de la Federación Rusa está realizando una excelente labor en este sentido.

2.- La junta neonazi había previsto que su ofensiva contra las ciudades de Donetsk y Lugansk finalizase el 24 de agosto, para hacer coincidir la caída de estas ciudades con el llamado Día de la Independencia y, lo más importante, para que pudiese acudir a la reunión de Minsk (Bielorrusia) con la carta de la derrota de las milicias antifascistas. Además, antes de que termine el mes tiene que negociar un nuevo tramo de ayuda económica con el FMI. Todo le ha salido al revés y acude a esa reunión en una posición débil, por mucho que todo el mundo quiera que no sufra una derrota colosal. Habrá que ver qué se dice en las Repúblicas Populares de lo que se acuerde en Minsk porque algo tiene que salir de allí obligatoriamente. Además, la imagen de los soldados y nazis prisioneros desfilando por Donetsk ha sido distribuida por todo el mundo y es una humillación para Kiev en toda regla, que ahora se desgañita hablando de violación de la IV Convención de Ginebra. Aquí tenéis un vídeo muy ilustrativo, de ellos, de la gente y de sus gritos, desde fascistas hasta asesinos y cómo en el vídeo púdicamente han tapado con pitos los mayores exabruptos.



3.- Las milicias han pasado a la ofensiva en todos los frentes: han liberado siete pueblos en Donetsk, tienen rodeado a la mayor parte del Octavo Cuerpo de Ejército (Ucraniano fascista), y los colaboracionistas de Kiev están huyendo de Mariupol ante el temor de que esta ciudad sea tomada por los antifascistas. Aquí tenéis un vídeo de cómo están las cosas y el pánico que hay. Mariupol tuvo durante un corto espacio de tiempo un poder dual, el de la República Popular de Donetsk y el de Kiev, que se resolvió en favor de los neonazis con una matanza al estilo de la Casa de los Sindicatos de Odesa. De ahí el pánico que muestran ahora.

Sin embargo, creo que la milicia cometería un error táctico si entrase ahora en esta ciudad, sin dejar que la manzana se pudriese sola. La desmoralización está llegando a todos los sectores filonazis, no sólo a los soldados sino a los propios batallones fascistas. Incluso los medios de comunicación ucranianos (pocos y con cuentagotas) se tienen que hacer eco de los dramáticos llamamientos de estos fascistas para que alguien acuda a socorrerlos. Se conocen mensajes, y están publicados por los servicios de inteligencia de los Berkut, la policía del antiguo presidente Yanukovich, disuelta por los neonazis y que ahora apoyan la lucha del Donbáss antifascista, en los que el llamado vicepresidente de Estado de Dniepopetrovsk, la región que controla el oligarca Igor Kolomoiski, pidiendo casi con desesperación al ministro de Defensa permiso para retirar de los combates al Batallón “Donbass”, armado y financiado por Kolomoiski y compuesto en su totalidad por nazis del Sector Derecho. Los mensajes son claros: hay que retirar al Batallón debido a las fuertes pérdidas de hombres y equipo. Una muestra de sus bajas ya os la puse aquí. El los próximos días os ofreceré más información con fotos de pasaportes y documentaciones de muertos y prisioneros de la juntas neonazi.

4.- Se confirma mi primera impresión, que Moscú estaba desmarcándose de lo que sería una tutela directa sobre los dirigentes políticos y militares del Donbáss(Strelkov, Borodai, Bolotov) para dejar sin argumentos a quienes argumentan que es Rusia quien está detrás de todo el conflicto. Los nuevos dirigentes no tienen la ciudadanía rusa, por lo que ya no se puede mantener ese discurso de cara al exterior, como ocurría hasta ahora. Los nuevos dirigentes ya pueden firmar cualquier acuerdo que consideren oportuno con Kiev e, incluso, con Europa y Rusia. Por eso hay que prestar atención a lo que salga de Minsk.

(Situación de las últimas operaciones, información enviada por Ria Novosti):
http://sp.ria.ru/infografia/20140827/161501865.html

Estas son unas primeras impresiones, pero lo que me parece ahora más relevante es la magistral jugada de Rusia con el convoy humanitario. Sigo manteniendo que Rusia tiene decidida la intervención, pero que ésta está diseñada en diferentes fases y puede que no sea necesaria si las cosas van en lo militar como ahora. Hay varios hechos que lo ponen de manifiesto:

a)  El objetivo principal de Rusia es el fin de la guerra y la negociación. Lo ha sido siempre, desde el inicio del conflicto y no hay más que leer todos los planes que ha presentado al respecto. Todos se han desoído. Hasta ahora, cuando ha demostrado que está en disposición e ir más allá de la mera retórica. De repente aparecen las opiniones de significados dirigentes europeos que mantienen lo mismo que viene manteniendo Rusia desde hace tres mesesDe repente, la Cruz Roja vio la necesidad de la ayuda, de repente los medios de comunicación hablaron de la guerra, de repente Merkel se mueve y habla de negociaciones, de repente los europeos hablan de federalización… Salvo que Rusia quiera, estos movimientos ya llegan tarde por la derrota militar de la junta neonazi. Aquí hay que referirse a la lucha oligárquica que hay en el Kremlin y si estos oligarcas están asustados o no con el movimiento popular en el Donbás. Esto aún es pronto para saberlo, al menos para mí.

b)  Rusia pone en igualdad con la UE a la Unión Euroasiática. Son estas entidades quienes van a negociar en Minsk, con Poroshenko o bien como invitado de piedra o como la voz de EEUU. Porque, y esto es relevante, EEUU no va a estar presente en Minsk. O bien ha sido un veto ruso o bien no le interesa a EEUU o bien hay una pequeña rebelión dentro de la UE una vez ha visto que las sanciones agrícolas que ha impuesto Rusia hacen mucho daño. Diréis que esto es una perogrullada, pero el hecho de que no esté EEUU es muy relevante de cómo están las cosas porque hasta ahora EEUU ha hecho todo lo posible por boicotear cualquier diálogo, desde la intervención militar –sí, como lo leéis con armamento, instructores y aviones- hasta el apoyo político a los neonazis de Kiev.

c)  Tanto la iniciativa del convoy como el marco en el que se puso en marcha dejan claro que Rusia no va a consentir más matanzas. El comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso anunciando que el convoy iba a llegar a Lugansk era muy claro: al convoy le acompañaría un contingente de paz “si era necesario”. ¿Qué es un contingente de paz? Pues soldados, así de claroLeed esta noticia y veréis que la cosa no tiene vuelta atrás.

d)  Con este paso, absolutamente magistral, Rusia ha dejado bien claro que nadie la vas a ningunear. Si el apoyo a los antifascistas ha sido hasta ahora encubierto, con la iniciativa de envío del convoy –y ya está en marcha el segundo- ha puesto de manifiesto que está dispuesta a ir hasta donde haga falta en el Donbáss porque, técnicamente, el envío del convoy sí ha sido una violación de la soberanía de Ucrania desde el punto de vista del derecho internacional y se ha hecho de forma consciente, deliberada y añadiendo la advertencia/amenaza del envío de soldados si no era permitido su tránsito.

e)  Todo ello ha redibujado de nuevo el mapa político, que hoy se está discutiendo en Minsk. Y si no hay acuerdo, el movimiento del convoy, y del segundo que ya se está planificando, no son más que la antesala de un segundo movimiento por parte de Rusia: el reconocimiento de las repúblicas populares de Novarrosía.

27 de agosto de 2014

Cuba: forjador de humanismo médico

Por Hedelberto López Blanch. Enviado por REDH-Cuba.


Para que se comprenda mejor el esfuerzo que hace el gobierno cubano en formar profesionales que ayuden a mejorar la atención sanitaria en la Isla y en otros continentes, concluyo con los siguientes datos:

En el curso escolar 2013-2014 se graduaron en las diversas facultades del país, 24 342 nuevos profesionales de la salud, de ellos, 20.773 cubanos y 3.569 extranjeros, de 77 naciones. 



A veces se hace difícil creer las virtudes que pueda mostrar un país sobre todo cuando existe una fuerte campaña, casi siempre desinformativa, contra lo que ocurre en una nación, y en ese caso se sitúa Cuba. 

Por eso resulta relevante que destacadas personalidades del planeta como la directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, en una reciente visita a la Isla del Caribe haya destacado el papel que “ha jugado Cuba en la formación de médicos de muchos países, incluido Estados Unidos, una contribución generosa, solidaria y gratuita para quienes lo necesitan, un compromiso increíble con el mundo", expresó. 

La alta funcionaria de la OMS significó que se necesitan aún miles de médicos y enfermeras en todo el planeta, y destacó el papel del Estado cubano en la preparación de profesionales sanitarios de Asia, África, América del Norte y América Latina. 

Y aunque a algunos gobiernos capitalistas occidentales les duela, Margaret Chan dijo que las autoridades de la Isla estan comprometidas no solo con la salud de su pueblo, sino con la de la región y otras partes del mundo gracias a la solidaridad que ofrece. 

Decenas de naciones del orbe no podrán alcanzar las metas del Milenio para el año 2015 trazadas por las Naciones Unidas, por eso al referirse al nuevo proyecto que se acordará en meses futuros, la directora de la OMS sentenció: 

"Si la salud no se incluye como prioridad algo está mal, porque es una condición previa al desarrollo, y es preocupante que en los últimos 50 años, esta sea la peor etapa en cuanto al crecimiento de las desigualdades en el acceso a los servicios de salud en el mundo". 

Cuba esta a la vanguardia en esa esfera y en el reciente mes de julio, se acaban de graduar en la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, dos mil 492 estudiantes de las carreras de Medicina, Estomatología, licenciaturas en Enfermería, Tecnologías de la Salud y Psicología. 

Las cifras solo atañen a la ciudad de La Habana pues ya en otras provincias de la Isla (casi todas cuentan con altos centros de estudios de la especialidad) han obtenido este año sus certificados miles de jóvenes nacionales y extranjeros. 

De la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana egresaron en esta oportunidad, mil 382 galenos, de los cuales 879 son becados de otras nacionalidades que partirán hacia sus países de orígenes a brindar los necesarios servicios a sus poblaciones. 

Durante los años de estudios, los recién graduados reciben teoría y práctica a la vez pues el sistema cubano esta diseñado para que los educandos roten por los diversos hospitales docentes, según las especialidades que en esos momentos estén cursando. 

Al hacer el resumen del acto, el rector de la Universidad, doctor Jorge González Pérez significó que los graduados vencieron un riguroso plan de aprendizaje, y estudiaron en múltiples escenarios docentes, por lo que se puede decir que están listos, como ya lo han demostrado en las comunidades, para contribuir con las estrategias sanitarias en función de la salud del pueblo. 

Y para que se comprenda mejor el esfuerzo que hace el gobierno cubano en formar profesionales que ayuden a mejorar la atención sanitaria en la Isla y en otros continentes, concluyo con los siguientes datos: 

En el curso escolar 2013-2014 se graduaron en las diversas facultades del país, 24 342 nuevos profesionales de la salud, de ellos, 20.773 cubanos y 3.569 extranjeros, de 77 naciones. 

Los españoles que liberaron París, silenciados y olvidados en Francia

Por Luís Rivas. Publicado en "El Confidencial"


El próximo 24 de agosto, una extraña caravana recorrerá París. Un grupo de franceses y españoles portarán en las calles de la capital francesa las fotos de algunos de los soldados que ese día, hace 70 años, fueron los primeros en entrar en la ciudad para liberarla de sus ocupantes nazis. Franceses y turistas descubrirán que esas fotos en blanco y negro con los rostros de los liberadores son el testimonio, silenciado durante décadas, de que esos soldados que se jugaron la vida por liberar París eran en su inmensa mayoría españoles.

El 24 de agosto de 1944, un grupo de vehículos blindados semiorugas (half-tracks) y tres tanques Sherman entran en la capital francesa por sorpresa. Los parisinos creen en un principio que son parte de las tropas alemanas instaladas en la ciudad; después se dan cuenta de que no, que visten uniformes del ejército de Estados Unidos y que son la avanzadilla de las tropas que devolverán la libertad a París y, por consiguiente, a toda Francia.

Pero la confusión aumenta cuando cada vehículo en los que se desplazan esos oficiales y soldados tiene inscrito en el morro un nombre en español. Loshalf-tracks bautizados 'España cañí', 'Guernica', 'Madrid', 'Brunete', 'Guadalajara' o 'Ebro', entre otros, son conducidos por militares que portan una bandera roja, amarilla y violeta cosida a sus uniformes. Son los miembros de La Nueve, la compañía de choque de la II División Blindada (DB) del general Leclerc. Se la conocía así, La Nueve, en español, porque 146 de sus 160 componentes eran republicanos españoles, alistados en las tropas de la Francia libre. 

La Nueve estaba comandada por el capitán francés Raymond Dronne, que tenía como mano derecha al teniente Amado Granell, el valenciano que fue el primer militar francés en entrar ese día en el Ayuntamiento de París, ya en manos de la resistencia parisina en la que, por cierto, habían participado otros miles de españoles exiliados. En la noche del 24 de agosto del 44, canciones como "Ay, Carmela" y otras pertenecientes al cancionero republicano español sonaron hasta la madrugada en los lugares 'asegurados'. Pero la liberación de París no había terminado.

Los españoles de La Nueve hicieron frente dentro de la capital a los contraataques y emboscadas de los alemanes que todavía ocupaban la ciudad. El 25 de agosto, el gobernador alemán, atrincherado en el Hotel Meurice con sus tropas de élite, se rindió por fin. Un extremeño, Antonio Gutiérrez, se encargó de mantener encañonado a la máxima autoridad nazi  en la capital francesa mientras esperaba que un militar del rango del alemán se hiciera cargo de él. Von Choltitz le regaló a Gutiérrez su reloj, en agradecimiento por haber respetado las convenciones militares internacionales. 

De Gaulle desfila escoltado por españoles 


París estaba ya casi limpia de nazis y colaboradores franceses para que el general Charles De Gaulle pudiera hacer su entrada en la ciudad y simbolizar con su imagen la liberación de la capital, de la Francia que se ponía de nuevo en pie, como escribió Leclerc. El 26 de agosto, el militar que se había exiliado a Londres y que había desafiado a su excompañero Petain, recorría a pie las calles de París, desde el Arco de Triunfo y la Tumba al Soldado Desconocido, hasta la catedral de Notre Dame. Cuatro de los half-tracks de La Nueve fueron los elegidos para abrir el desfile de De Gaulle. Amado Granell encabezaba el cortejo, que recibía los vítores de una ciudadanía en júbilo. Quedaba claro el homenaje militar de De Gaulle a La Nueve y a los españoles que la componían. Pero a partir de ahí, la historia de estos republicanos que habían participado en la guerra civil con apenas 20 años y que se convirtieron en héroes bajo mando francés se silenció y se enterró voluntariamente con una capa de propaganda más fuerte que el cemento, precisamente en el país al que ayudaron a liberar.  
Ya el día 25, el diario Libération abre en primera con una gran foto del interior del Ayuntamiento, en la que se ve a Amado Granell con el líder de la resistencia parisina. El nombre de Granell no es mencionado, nada se dice sobre los españoles; el periódico habla de "soldados americanos". La torpeza de los periodistas no es sorprendente, ni antes ni ahora, y Libération pudo haberse equivocado con los uniformes como los propios parisinos en la calle, pero lo que vino después estuvo bien pergeñado. 
Hay palabras que quedan grabadas para la historia y pasan a formar parte de la memoria política de los pueblos. De Gaulle sabía lo que tenía que decir cuando lanzó su famosa proclama: "París, ultrajada, París, rota, París, martirizada, pero París liberada. Liberada por ella misma, liberada por su pueblo con el concurso de los ejércitos de Francia, con el apoyo y la contribución de Francia entera. Es decir, de la única Francia, de la verdadera Francia, de la Francia eterna". 
La reescritura de la Historia 
Ni una palabra sobre los auténticos liberadores españoles. Poco importantes para el futuro, según De Gaulle, que debía enterrar la imagen de la Francia colaboracionista, ensalzar a una Resistencia francesa en la que participaron pocos franceses y hacer frente a los norteamericanos, por una parte, y a los comunistas locales, por otra. Gaullistas y comunistas decidieron, pues, que toda Francia había sido resistente y que sus soldados liberaron París.
Desde entonces, los historiadores franceses, los militares o los periodistas han ignorado el papel jugado por los republicanos españoles en la liberación de Francia. Un silencio de 70 años que pocas obras escritas han intentado romper. Entre ellas, el libro de Evelyn Mesquida La Nueve, ces republicains espagnols qui ont liberé Paris, publicado en español por Ediciones B con el títuloLa Nueve, los españoles que liberaron París. La obra de Mesquida, que fue durante mas de 30 años corresponsal de Tiempo en la capital francesa, recoge la historia de La Nueve y, en especial, las entrevistas que la periodista hizo a algunos de los supervivientes de compañía. El testimonio de esos veteranos es una de las páginas mas emocionantes y tristes de la historia de Francia. Es, también, parte de la memoria de la trágica guerra civil española. 

"Un deshonor para Francia"

"Si este año, por el 70 aniversario, Francia no los reconoce, será una vergüenza y un deshonor". Así se expresa Evelyn Mesquida, que ha contactado con el Elíseo y el Ministerio de Defensa francés para instarlos a participar en el homenaje del 24 de agosto. Según el entorno de François Hollande, el presidente es muy sensible a la gesta de la Nueve, y así se lo han asegurado a Mesquida, que espera que el jefe del Estado dedique unas palabras a los españoles en un discurso que debe pronunciar el 25 de agosto.  Hay que recordar que Hollande ya se inclinó ante la bandera republicana hace dos años, en el consistorio parisino, con motivo del 68 aniversario de la gesta. 


También desde el Ministerio de Defensa francés se promete un reconocimiento. Evelyn Mesquida no se fía. Hace años que recorre los archivos de Francia donde el papel de los españoles en la liberación de el país está escrito. Hace años que se topa con el silencio y la animosidad de los altos mandos militares. 

La historia francesa de los españoles que partiparon en La Nueve no empieza en París. Comienza tras la derrota republicana y el comienzo del exilio. Cientos de miles de españoles, muchos de ellos combatientes republicanos, pasan la frontera de los Pirineos. Otros huyen en barco hacia las colonias francesas del otro lado del Meditarráneo. En una y otra parte, son encerrados en campos de concentración (por primera vez se les lamó así), donde son apaleados, pasan hambre, frío y sufren enfermedades. A los hombres se les ofrecen dos soluciones: ser devueltos a España o alistarse en la Legión francesa. Así, algunos miembros de La Nueve participaron en combates contra los alemanes antes de la debacle del ejército francés.

Una vez que Petain se alía con Hitler, los españoles intentan por todos los medios pasarse al ejército de de Gaulle, el ejército de la 'Francia libre'. Muchos participaron en las batallas que han edificado la historia militar francesa en África: Cufra, El Alamein, Bir Hakeim… Los 146 que formaban parte de La Nueve fueron entrenados en Gran Bretaña antes de desembarcar en Normandía el 1 de agosto de1944.  Formaban parte de las tropas francesas comandadas por el general Patton. De ahí los uniformes del ejército norteamericano. Pero su lucha no acabó en París. Los miembros de La Nueve que quedaban con vida tras duros combates en Alsacia y Lorena fueron los primeros también en llegar al último refugio de Hitler, el Nido del Águila, en Berchtesgaden. 

Una mayoría de anarquistas 

Que Francia 'nacionalizara' su Historia es injusto, pero políticamente comprensible. Como lo es también que la falta de apoyo a estos soldados exiliados se debe muy en parte a que eran en su mayoría anarquistas. Una mayoría de anarquistas comecuras, ateos y anticlericales que no dudaron en contribuir a la compra de una nueva estatua del Sagrado Corazón para la iglesia de la localidad de Ecouché, en Normandía. La vieja escultura fue destruida en los feroces batallas que libró La Nueve contra las tropas alemanas. 

Esos anarquistas, reacios a aceptar órdenes de militares franceses inexpertos o ineptos, respetaron y se ganaron el reconocimiento de Philippe François Marie de Hauteclocque, más conocido como el general Leclerc, un aristócrata católico y profundamente religioso al que los españoles llamaban 'el patrón'. 
Ese grupo de anarquistas enseñó un poco de dignidad también a los exaltados franceses que intentaban robar las botas a los soldados alemanes vencidos, o a los que maltrataban a las mujeres francesas que supuestamente habían confraternizado con el invasor. Para los soldados de La Nueve, esos que perseguían a las mujeres deberían haber luchado contra los alemanes y no quedarse esperando a que los liberaran. 
"España es mi madre; Francia, mi novia" 

El único reconocimiento oficial para algunos miembros de La Nueve fueron las medallas y otros honores militares por su labor en el campo de batalla. Amado Granell, el teniente y segundo en el mando de la compañía, recibió del general Leclerc la Legión de Honor con estas palabras: "Si es cierto que Napoleón creó esta distinción para recompensar a los valientes, nadie la merece más que usted". De Gaulle ofreció a Granell un puesto de comandante en el ejército francés si abandonaba su nacionalidad. Granell le respondió negativamente, arguyendo que "amaba a España como una madre y a Francia como una novia". Socialista próximo a Largo Caballero, hizo de intermediario entre su partido y Juan de Borbón para facilitar la instauración en España de un sistema monárquico democrático. Granell, entrevistado por primera vez en España en 1970 por Vicente Talón para el diario Pueblo, murió en España en un accidente de tráfico en 1972. 

Amado Granell.
Granell fue el oficial español de mayor grado en La Nueve, pero eso no puede hacer olvidar los nombres de los españoles de la compañía que dejaron su vida desde el desembarco en Normandía el primero de agosto del 44 hasta la capitulación alemana. El libro de Evelyn Mesquida es un homenaje a todos ellos. De los 146 que salieron de Gran Bretaña para "liberar a Europa del fascismo",quedan hoy dos con vida: el barcelonés Luis Royo, que reside en Cachan, cerca de París, y el almeriense Rafael Gómez, que vive en un pueblo cerca de Estrasburgo. Royo, Gómez, el asturiano Manuel Fernández, los gallegos Víctor Lantes y Cariño López, el valenciano Germán Arrúe, el santanderino Faustino Solana, los barceloneses hermanos Pujol, el madrileño Antonio Van Baunberghen, formado en el Instituto Libre de Enseñanza o el aragonés Martín Bernal, torero conocido como 'Larita II' antes de la guerra de España, pensaron, hasta el último momento, como el resto de la compañía, que tras la victoria en Francia y Alemania los aliados los ayudarían a combatir en España. 

Desde que cruzaron la frontera en el 39 no tenían otro objetivo. Los dos supervivientes lo atestiguan. Rafael Gómez, que conducía el half-track 'Don Quijote' recuerda que la noche de la liberación de París todos durmieron pensando que "la liberación de España estaba próxima". Luis Royo, que guiaba el 'Madrid', reconoce que él nunca pensó que luchaba por Francia, sino por la libertad. Ambos tuvieron que renunciar a su sueño e integrarse en la sociedad francesa de posguerra. Ni sus compañeros de trabajo ni sus vecinos supieron nunca que esos dos extranjeros habían arriesgado su vida por Francia. El primer reconocimiento político oficial lo recibieron hace diez años, gracias al apoyo de la hoy alcaldesa de París, Anne Hidalgo. 70 años antes de la llegada al Ayuntamiento de esta gaditana, otros españoles ya habían hecho historia en el mismo lugar. Si Francia vive desde entonces en democracia y en libertad es, en parte, gracias a ellos.

Fuente:
 

23 de agosto de 2014

La Guardia Roja contra los nacionalistas

Por Evgueni Wallenberg, Historiador, enviado de Red Sovet su. Traducción Igor T.



Esto ocurrió durante la Guerra Civil, de 1917-1922. Los nacionalistas llegaron y realizaron sus fechorías sobre la pureza de la nación, y de forma militar con su Estado Nacionalista sofocaban cualquier forma de protesta popular. ¿Cómo respondió el pueblo ucraniano? 

Esta Guerra Civil Rusa de 1917, tiene muchos paralelismos interesantes con el presente. La historia en general, es una materia que se va formando y reproduciendo varios acontecimientos en diferentes espacios temporales.
Los trabajadores respondieron creando la Guardia Roja. Y más allá de lo que sucedía en el frente, con violentos enfrentamientos entre las tropas rojas y nacionalistas. Si los grupos nacionalistas se armaron y se prepararon durante años, los destacamentos de la Guardia Roja se formaron rápidamente en las fábricas, en los almacenes, entre los jóvenes.
Las ideas principales de los Guardias Rojos eran solidaridad obrera (internacionalismo), el deseo de derrocar al gobierno de los ricos, y el simple objetivo de proteger a sus familias y sus ideas, del terror de los nacionalistas en el poder. Y lo más importante, los trabajadores se unieron en una fuerte aspiración de cambiar el panorama general de la vida, romper el sistema social imperante. Frente a los grupos de Guardias Rojos, estaban las Centurias Negras al mando de Petliura, de varios grupos nacionalistas, y estaban bien armados y de numerosos contingentes campesinos, antes del enfrentamiento principal. Pero entonces los trabajadores fueron capaces de organizarse a tiempo y con entereza para rechazar a este enemigo.
Volvamos al presente. Hoy en día existe un paralelismo interesante. Incluso antes de la guerra actual, en la cuenca del Donetsk, había una "guerra no oficial" entre los partidarios de diferentes ideas. De una parte estaban las organizaciones nacionalistas como los "Patriotas de Ucrania", otra con  el triste "nombre de Stepan Bandera", "Ilustración", pero todas ellas son financiadas activamente, para la aplicación de las ideas nacionalistas en las mentes de los jóvenes, especialmente en el Sureste. Ocurrió de forma sibilina, en campamentos de verano, donde se lavaba el cerebro, tras el banco de la escuela.
Por otro lado, los oligarcas han invertido mucho dinero en el fútbol, ​​así convierten al deporte en un "centro de reclutamiento" para los futuros "Camisas Negras" o "derechos", si se prefiere. ¿Como se cree pues, que toma conciencia un joven del nacionalismo radical seguidor de la Independencia? Sí, todo desde el mismo lugar. Con si fuese un ventilador comercial, desde las gradas del fútbol ucraniano. Los llamados grupos ultras se hicieron más fuertes en los últimos años, bajo el yugo de una poderosa propaganda nacionalista, utilizando el terror sangriento en las calles contra los disidentes, contra los antifascistas. En estos ataques eran realizados por "multitudes", con brutales palizas, amenazas, y la creación de listas de personas que deben ser objeto de violencia, creándose un estado de preguerra. Las "mamás y papás", ordinariamente se negaban a creer que sus "cachorros" se estaban convirtiendo en perros guardianes de la oligarquía, en defensores de las ideas sin ningún valor positivo, que no fueran la exclusión.
Todos los sectores nacionales, se convirtieron en una corriente encauzada tras la publicación de reseñas defendiendo la figura de Bandera, impregnándola en la vida cotidiana, haciendo esclavos, que transformaban las relaciones, el uso obligatorio de las consignas nazis, el saludo nazi, alabando a los dirigentes de la Alemania nazi. Los padres no creen y estiman que su "hijo" sea un vehículo de una moda, que haya cambiado, aunque porte un brazalete blanco político. Estos "novedosos" Sonderkommandos están dispuestos a matar "separatistas" y "terroristas" en los edificios de gran altura, y viviendas particulares del Donbass. Y antes, cuando la guerra se desarrollaba de forma anónima, ahora de forma más clara, cuando tienen acceso a las armas, cuando realizan asesinatos totalmente legales. 

Créanme, esto es lo que sueñan hacer contra todos los disidentes a las leyes de la "idea nacional". Los nacionalistas ganaron la guerra "mediática" a la izquierda, por lo que se apresuraron a crear un ejército con estos animales jóvenes, que se han armado también con fanática alegría nacionalista. Entonces, los que pensamos de una forma diferente no éramos capaces de dar una respuesta adecuada al creciente ejército de los neonazis. Incluyendo, es importante comentar este hecho, de que la juventud moderna en su vida íntima no estima necesaria tener una actitud anti-fascista. Por desgracia, cada vez más se aferran a la fiesta de la moda, al ritmo subcultural de la vida occidental, a veces tienen que apoyar los proyectos oligárquicos, como fue el Maidan. Muchos "levantiscos" y "antifascistas" se integraron en el estiércol nacionalista, apoyando el golpe de Estado.
Estoy realmente contento de que se hayan desvelado los sucesos. De que esos "populistas" se hayan quitado la careta, y no tener que gastar demasiado tiempo en su exposición. Los Ultras Sonderkommandos no han desaparecido. Muchos de ellos se esconden, en previsión de cometer represalias sangrientas en las ciudades de la Donbass. 



Uno de los principales problemas allí, es la falta de formación de milicias, como un sólido mecanismo de trabajo de auto-organización de las fuerzas de la Guardia Roja. El Nacionalismo contempla que su principal y más potente enemigo, capaz de enfrentársele ideologicamente a la Guardia Roja. Pues sabe, que contra ella crearon todo un conglomerado político educativo para revisar la Historia. Todos estos argumentos deben extenderser en cada ciudad, cuando se realice la composición de los destacamentos de milicia eficientes. Esto mejorará en gran medida la eficacia de la lucha de liberación.
Ahora estamos pagando el precio de la traición a nuestra historia, a nuestros héroes proletarios, que en esta tierra ha habido falta de voluntad para enfrentar las ideas del nacionalista ucraniano, pues quieren conseguir la esclavitud del Donbass durante más de veinte años.
Bueno, guardias rojos. Al fascismo lo parará el proletariado, si quiere. Pues en el Donbass se ha pronunciado así, alto y claro. No a las "ideas blancas" o a la idea racista de la pureza del "pueblo eslavo ucraniano", nunca se asentará aquí, sobre la población multiétnica, ni será entendida y aceptada. Porque la mayoría de los habitantes del Donbass, se rasgan la garganta de risa al oir "Gloria a Ucrania" porque es un politono "blancoexcluyente". 

Disculpa señor, por querer aprender de la historia, y en general tratar de entender la verdad más básica. Bajo esa misma bandera amarillo-azul, fueron asesinados los trabajadores del Donbass de los años 1917-1921, bajo la misma bandera de los nacionalistas ucranianos estuvo el Reich, bajo la misma bandera hoy en el Donbass se mata a las personas. Comprenda pues, y conózcase mejor a si mismo, escoja en este momento de la verdad, cuando y por qué traicionó nuestra historia, y a nuestros héroes.
La Guardia Roja, una historia de lucha de los trabajadores del Donbass, la historia de la sangre derramada, la historia de una gran victoria. Y no hay lugar de falsas ideas en el Donbass, excepto las de la amistad internacional de los pueblos, que desean un sistema socialista de libertad cultural y nacional.

22 de agosto de 2014

NOCHE DE DOLOR -- NOCHE DE RABIA

Por Mumía Abú-Jamal (prisionero político en USA)


Otra vez, un joven negro que no llevaba armas ha sido asesinado por un policía.
Y si por el momento no son claros los hechos sobre como sucedieron los disparos, lo que  es claro es que un policía disparó 8 tiros contra Michael Brown, de 18 años de edad.
Según por lo menos un testigo, Brown fue balaceado mientras él estaba de pie, con sus manos al viento, en alto.
Para quien sepa algo de la historia de los Estados Unidos, este asesinato no es raro.
Éste es el resultado de la labor sistemática de la policía a lo largo y ancho del pais norteamericano: reprimir, rastrear y convertir en blanco a la población negra.
Este ha sido el caso por generaciones.
Van a salir voces cargadas de excusas pidiendo calma, mientras la rabia crece en el corazón de los negros como reacción al terrible tratamiento. Jamás aquellos que piden calma se vuelven voces que piden verdadera justicia, porque justicia es igualdad; y ¿quién se va a atrever a pedir que los policías sean tratados como tratan al pueblo que oprimen?
Porque esas voces no tienen influencia sobre las fuerzas represivas, y en hecho, ninguna posición política en los Estados Unidos la tiene.  Han sido compradas, pagadas; o ambas.
Escuchen las voces de los políticos "negros".
En verdad, escuchen las voces de los políticos blancos.
Escuchen el furioso silencio.
Se necesitan en los suburbios de San Luis, Missouri – y en cada una de las comunidades de negros de los Estados Unidos – colectivos revolucionarios negros independientes e inflexibles – determinados a proteger la vida y en bienestar del pueblo negro.  Punto.
Las existentes estructuras políticas -- calladas en la presencia de estos abusos – nos han fallado, y no se puede hacer nada para que sirvan a nuestros intereses.
Es tiempo que aprendamos de ésto, y construyamos para nuestras necesidades futuras.

21 de agosto de 2014

Desde la Dontesk escribe Rafa, miliciano internacionalista: «Cosas de esta puta guerra»

Recibido de ANNCOL (Agencia de Noticias Nueva Colombia)

Podría volver a describiros cómo un ejército, mercenarios nazis y un gobierno legitimado por mas de medio mundo, están asesinando y torturando a miles de personas por simples motivos de odio e intereses económicos, pero seguramente los que lleguéis a leer esto lo sabréis perfectamente; y ya duele tanto escribirlo, como verlo a diario, así que me niego a hacerlo nuevamente.
 Con el puño en alto, Rafael Muñoz Perez, voluntario internacionalista en la Milicia Popular de Donetsk.

También podría volver a reflexionar sobre el Comunismo, la lucha de los pueblos, la libertad… Y seguiría siendo de igual manera infructuoso.
Éste escrito, cumpla finalmente su función o no, va dirigido a la totalidad de la población, que como en anteriores ocasiones publiqué, sería incapaz de mantener los ojos abiertos más de un segundo al presenciar tan injustificable masacre.
Lo escribo en un momento delicado, bastante delicado, de gran incertidumbre, cuando en la base apenas sale un hilo de agua e los grifos, y ni puedo imaginar como estarán en otras poblaciones más asediadas. Se perciben caras de preocupación entre los milicianos más experimentados. El idioma es una dificultad, pero poco a poco vas entendiendo parte de las conversaciones, y sobre todo, interpretas gestos, caras, miradas. Me da la sensación de que la Junta golpista de Kiev quiere echar el resto antes de posibles toques de atención, vengan de donde vengan… (Al menos esta es mi opinión). Están intentando tomar la región por todas partes, y eso evidentemente se traduce en más muerte y destrucción.
Pero insisto, la motivación que me lleva a parar un instante a escribir, no es volver a transmitiros un parte de guerra. No se trata de eso. Sólo pretendo que intentéis hacer el esfuerzo de sentir lo que he sentido al mirar tantos ojos inundados del más absoluto dolor.
Te desgarra el corazón. Dormir cada noche al lado de un gran hombre, que se preocupó por nuestro bienestar desde que llegamos (en la medida que la actual precariedad permite), que no descansaba hasta asegurarse de que la labor que desempeñaba por su pueblo estaba concluida… y al día siguiente portar su féretro rodeado de una familia e innumerables amigos rotos de dolor, supera a cualquiera.
Hace un par de días, me encontraba al otro lado de un río controlando un pequeño bosque y unos caminos y senderos que daban acceso a una pequeña población de la región de Donetsk, con el horrible sonido ambiente atronador de fondo. Vigilábamos la retaguardia de la primera línea que intentaba asegurar la zona de Yasunovata, castigada a diario durante el pasado fin de semana por la artillería del ejercito ukraniano.
Transcurridas unas horas, mi superior situado al otro lado del río para guardar la entrada del camino principal del pueblo, me hizo señas para que me dirigiera hacia él. Los vecinos nos habían sacado leche fresca muy fría y una especie de carne rebozada que no supe identificar, pero que agradecías enormemente después de tanto rato bajo un insufrible sol, con botas, pantalón largo, chaqueta, un pesado chaleco y demás accesorios indispensables; mas aún cuando la botella de agua que teníamos en el vehículo casi se evaporaba de la alta temperatura.
Mientras tomábamos dicho refrigerio varios vecinos se acercaron, agradecieron mi labor, nuestra labor, y me dieron muestras de profundo y sincero respeto por haber venido desde tan lejos para apoyar su defensa. Mi “khomandir” ya les había estado contando nuestro periplo.
Al rato, una preciosa niña de unos 10-12 años se acercó junto con su perro, ya que su padre se encontraba charlando con nosotros. De pronto reconoció mi cara y el lazo republicano de mi muñeca al haberlo visto días atrás en la televisión en una de las entrevistas que nos realizaron (entrevistas que por cierto desesperan, no porque considere que no puedan ser de utilidad, sino porque se te ocurren mil cosas mejores que hacer en esta tierra dada la situación actual). Al verme sonrió, una de esas sonrisillas semi-avergonzadas al encontrarse allí junto a alguien que había visto en TV, una linda sonrisa.

Dos horas después, encontrándonos de nuevo en nuestras posiciones, un compañero me alertó de que tenía que regresar rápidamente al vehículo. Corres como nunca lo has hecho al escuchar cada vez más cerca los estruendos de tu columna en retirada y los bombazos de la artillería enemiga. Monté en el coche que me esperaba con la puerta abierta y ya en movimiento. Había que marcharse con total celeridad, ya que habían llegado significativos refuerzos del ejército fascista y no se podía mantener la posición sin comprometer la seguridad de la población; había que llevárselos de allí.
Vigilante desde la ventanilla del coche, mientras abandonábamos el pueblo, observaba como sus habitantes nos despedían con gritos de ánimo, aplausos y puños en alto desde las puertas de sus casas. Entonces volví a ver a esa niña, ella no aplaudía ni gritaba. Esa preciosa niña tenía dibujado en sus ojos la imagen del más absoluto terror. Esa niña, que seguramente meses atrás vivía feliz, iba al colegio y jugaba con sus familiares y amigos, ahora sólo podía pensar en cómo de cerca caerían las balas y los misiles en esta ocasión.
No sé cómo estará, no sé si su pueblo ha sido bombardeado en estos días… es posible, ya que el conflicto en la zona sigue siendo duro y constante.
Historias miles, diarias, dramáticas. Las que llegas a conocer y las que no. Como para escribir uno y cien libros cargados de sufrimiento y horror.
A los pocos días de llegar aquí, discutía por wassap con un familiar directo acerca de porqué había tomado la decisión de llevar a cabo esta “locura”. Comprometía mi seguridad y la de mi familia. Por desgracia, como poco después ocurrió, su seguridad y también su intimidad. Les dejaba sumidos en la mas absoluta preocupación, con riesgos que ésto también conllevaba…
¿Por qué? Porque si algún día mi pueblo, mi gente, mi familia y amigos, se encuentran sufriendo una atrocidad semejante a la que padece esta población, solo podré soñar y desear que mucha gente tome ésta misma decisión que yo he tomado; y por que creo que a todos y cada uno de vosotros os ocurriría lo mismo.
Y cerca de cumplir un mes en el Donbass os diré, que aunque a nadie le desearía tener que presenciar y vivir esto, para nada me arrepiento de estar aquí. Aunque sólo fuese para tratar transmitiros, como ahora intento hacer, de mi puño y letra, cuánto sufrimiento producen los macabros intereses de unos pocos.
Les culpo a ellos, son los máximos responsables de esta terrible página de la historia. Al presidente Petro Poroshenko y su gobierno golpista de ideología nazi-fascista, al resto de estados de la UE, al de EEUU, y un larguísimo etcétera…
Pero, y perdonarme por el atrevimiento, también os culpo a todos los que con total indiferencia miráis hacia otro lado, ponéis excusas vacías de argumentación, y no hacéis absolutamente NADA por estos niños, estos ancianos, estas personas que de manera independiente, y ajenas a ideologías, lo único que quieren es recuperar una paz y libertad que les ha sido arrebatada hace demasiado tiempo. Supongo que la comodidad de vuestras vidas no os deja tiempo y/o ganas para más.
Os acuso de ser cómplices silenciosos del asesinato, tortura y masacre de miles de personas. Porque si queréis podéis conocer la verdad de lo que aquí ocurre, yo lo hice previamente a mi traslado. Porque si queréis, entre todos, podemos acabar con ello. Me dan igual vuestras ideologías y tendencias políticas, aquí hay un gobierno y súbditos forzados que atacan a población civil (con muchos de esos súbditos que ya se han negado a ello y han pasado a formar parte de las milicias o han huido por temor a represalias), y frente a ellos otra parte, una milicia formada en su inmensa mayoría por trabajadores como vosotros, que con múltiples tendencias, cierto es, la defiende.
Me enorgullece ver cómo compañeros están luchando para detener el genocidio en Gaza, tenéis todo mi apoyo. Pero al mismo tiempo me entristece profundamente observar cómo muchos miran hacia otro lado en lo que al conflicto ucraniano se refiere, no puedo entenderlo… ¿A qué teneis miedo? ¿Es porque no nos toca lo suficientemente cerca que nuestra implicacion deberia ser mayor? ¿Es porque está en nuestras manos exigir a nuestros respectivos gobiernos que dejen de legitimar (y financiar en muchos casos) a otro gobierno que está persiguiendo y aniquilando a gran parte de su población? ¿Acaso no luchamos por la justicia y la libertad de los pueblos?
Son personas las que aquí mueren a diario. Personas como TÚ y como YO. Que hasta hace muy poco disfrutaban de la tranquilidad y comodidad que ahora estaréis sintiendo en vuestros hogares, y que tan rápido como a ellos les fue robada, a TODOS os la pueden arrebatar.
Se llama EMPATÍA, ponerse en el lugar del otro.
Se llama SOLIDARIDAD, no permitir esta injusticia.

Milicias reducen el número de aviones de combate del Ejército de Ucrania

Por Sergey Lyzhin. Agencia Central de Noticias Novorossia. Traducción Igor T.


Actualmente, las Milicias de Lugansk han estado realizando operaciones cuyo resultado debe ser la captura completa de las carreteras cercanas a las poblaciones de Krasnodon (célebre localidad en la II Guerra Mundial por ser el escenario de la gesta de la Joven Guardia NT.), y Novosvetlovka. Batallas en las cuales los resistentes han detenido a la Guardia Nacional con bastante éxito en las últimas veinticuatro horas, pues los invasores perdieron una cantidad considerable de tropas y vehículos blindados de diferentes tipos. Es sabido todo esto por la quema de cuatro tanques y al menos tres vehículos de combate de infantería.
Además, el 17 de este mes se convirtió,casi, en el espacio aéreo más seguro de Novorossia. En los combates indicados anteriormente participaron aviones enemigos. En apoyo de las fuerzas de represión de Ucrania utilizando siempre aviones de caza y ataque. Han informado las fuerzas resistentes del derribo de tres aparatos de combate, a saber, Su-25, MiG-29 y Su-27. La ubicación exacta del incidente de los aviones de combate sigue siendo un misterio, pero hay evidencia de que uno de los pilotos fue capturado por las milicias, que resultó ser el piloto de un MiG.
Cabe señalar que la capacidad de combate de los resistentes, por limpiar el espacio aéreo sobre Novorossia complica seriamente la vida de los pilotos la Ucrania fascista. El MiG 29 es el segundo aparato derribado este modelo, de Fuerza Aérea de la Ucrania fascista. El primero "cayó" el siete de este mes en el territorio de Donetsk.
Mientras tanto, el avión Su-25, fue destruido el día anterior, siendo el vigésimo. Además de los dos anteriores ataques a aviones de ataque y fuerzas de motorizadas, tuvieron éxito en la eliminación por parte de la milicia de bombarderos Su-24, AN-30 e IL-76. Por otra parte, hay que decir que el Ministerio de Defensa de Ucrania reconoce sólo seis pérdidas. Por cierto, un "Sujoi" cayó en manos de la milicia hace 25 minutos, cuando comenzaba una nueva incursión.
En cuanto a las otras aeronaves de combate que permanecerán para siempre en los campos de batalla del Donbass, fueron helicopteros Mi-8 y Mi-24, cada uno de ellos destruidos en varios pedazos.

Una luchadora incansable Soong Ching-Ling (Parte 1ª)

Recibido de Manos Fuera de China


En memoria de Soong Ching-ling, luchadora incansable, rompedora de cadenas, tesoro del pueblo chino, hija de la humanidad

Si existe un caso de personalidad histórica ligada a la historia del movimiento revolucionario y comunista internacional, que por un motivo u otro haya sido injustamente olvidada o relegada a un segundo plano, éste sin duda es el caso de Soong Ching-ling (también conocida como Madame Sun Yat-sen), una mujer que, entre otras muchas cosas, fue ni más ni menos que Vicepresidenta de la República Popular China entre 1959 y 1968, Presidenta de la República Popular China entre 1968 y 1972[1], y Presidenta de Honor de la República Popular China entre el 16 de mayo y el 28 de mayo de 1981, fecha de su muerte. 

Por regla general, en España todo aquel que tenga cierta simpatía por el comunismo o que tenga un mínimo de cultura general sabe quiénes fueron Mao Zedong, Zhou Enlai, Deng Xiaoping o incluso Sun Yat-sen. Pero cuando uno pregunta acerca de la figura de Soong Ching-ling, uno constata con asombro que prácticamente nadie quien era. Y lo cierto es que cuando uno llega a conocer su vida, uno no puede dejar de pensar que tal desconocimiento de la persona de Soong Ching-ling es sencillamente incomprensible. Más aún es que las organizaciones denominadas feministas de nuestro país nunca hayan hablado de esta mujer, al menos en los últimos años. El relato de la vida de Soong Ching-ling es como una epopeya que resume en la figura de una sola mujer toda la historia de la revolución del pueblo chino por su liberación nacional durante el siglo XX. Es una oda a favor de la lucha de los pueblos oprimidos y la esperanza en un futuro de paz mundial y justicia social en todos los países del mundo. A la tarea de honrar su memoria va dedicado este artículo.[2] 

Soong Ching-ling nació el 27 de enero de 1893 en el distrito de Pudong, Shanghái, en el seno de una rica e ilustrada familia burguesa de seis hermanos. Su entorno familiar era muy liberal para la China de aquella época. Al igual que el resto de sus hermanos, hablaba perfectamente inglés, al haber sido educada en ese idioma la mayor parte de su vida. Su padre, Soong Yaoru, natural de la provincia de Hainan, era un predicador cristiano metodista[3] que había estudiado en los Estados Unidos durante su juventud, y un estrecho colaborador de Sun Yat-sen, fundador del Kuomintang y primer Presidente de la República de China (1911-1949), considerado hoy como el padre de la China moderna. Soong Yaoru había conocido a Sun Yat-sen en los Estados Unidos en 1894, convirtiéndose enseguida en seguidor suyo y proveyéndole de un importante apoyo financiero. La madre de Soong Ching-ling, Ni Guizhen, natural de la provincia de Zhejiang, era descendiente de Xu Guangqi, un famoso científico de los tiempos de la dinastía Ming. Así relataba Soong Ching-ling su infancia, en los años previos a la Revolución Democrática de 1911: 

Mi padre instaló una imprenta en el sótano de su casa para imprimir libros religiosos así como panfletos secretos para propagar la revolución. Al ser jóvenes en aquella época, aún podemos recordar a nuestros padres diciéndonos que no hablásemos nunca con nadie de ello y prohibiéndonos llevarnos algún panfleto revolucionario. Después, mi padre también ayudó al Dr. Sun Yat-sen financieramente para la revolución.”

Soong Ching-ling en 1911

Después de hacer sus estudios primarios en la escuela anglófona para niñas McTyeire de Shanghái, en 1907 Soong Ching-ling se fue a los Estados Unidos para estudiar en el Wesleyan College de Macon, Georgia, juntos con sus dos hermanas Soong Mai-ling y Soong Ai-ling y su hermano T.V. Soong. Aquellos cuatro hermanos eran el ejemplo típico de una nueva generación de jóvenes intelectuales chinos que quiso ir más allá de los clásicos del pensamiento ilustrado chino y aprender de culturas foráneas (notablemente del Occidente capitalista) para luego volver a China, una vez finalizados sus estudios en el extranjero, y así ejercer influencia en la sociedad china de manera a contribuir a las tan necesarias reformas que necesitaba la China feudal de la reinante dinastía Qing. Durante su estancia en los Estados Unidos, Soong Ching-ling desarrolla muy pronto una consciencia política, mostrando una gran preocupación por la suerte del pueblo chino, preocupación que nunca dejó de tener durante el resto de su vida. 

En octubre de 1911, le llega la noticia del levantamiento de Wuchang, que terminó provocando la caída de Aisin-Gioro Puyi, último emperador de China[4], e instaurando la República de China en enero de 1912. Aquel acontecimiento histórico supuso el fin de 4000 años de dinastías feudales, siendo la dinastía Qing (de origen manchú) la última. Soong Ching-ling siente una tremenda excitación. En abril de 1912 escribe en el periódico del Wesleyan College el artículo “El mayor acontecimiento del siglo XX”, cuyas palabras casi parecen premonitorias:

Uno de los mayores acontecimientos del siglo XX, el más grande desde Waterloo, en opinión de muchos educadores y políticos de renombre, es la Revolución China. Se trata de un hito de lo más glorioso. Supone la emancipación de 400 millones de almas de la esclavitud de una monarquía absolutista que había existido durante cerca de 4000 años, y bajo la cual “la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad” habían sido negadas. Y puede que a China, la más antigua de todas las naciones, le toque ahora indicar el camino hacia la fraternidad. En otras palabras, China jugará su papel en el esfuerzo por elevar a la humanidad. Napoleón Bonaparte dijo: “Cuando China se mueva, ella moverá el mundo”.”

Tras finalizar sus estudios universitarios, Soong Ching-ling decide dejar los Estados Unidos para dedicar su vida a la revolución democrática y la lucha por la igualdad y la libertad en China. En agosto de 1913 llega a Tokyo, Japón, donde coincidían muchos revolucionarios chinos en el exilio debido a la traición de Yuan Shikai.[5] Allí conoce a Sun Yat-sen, con el que decide casarse el 25 de octubre de 1915, convirtiéndose así en su compañera de por vida y en su mayor apoyo para seguir con la labor de defender la joven República de China y llevar a buen término la revolución democrática. Como cristianos devotos, los padres de Soong Ching-ling se opusieron vehementemente a esta unión, debido a que Sun Yat-sen tenía 26 años más que ella, estaba separado desde hacía tiempo de su mujer Lu Muzhen (que se negaba a compartir su vida de activista político), y ya era padre de tres chicos adultos.[6] Por este motivo, rompieron relaciones con ella después de concretarse el matrimonio. Para entonces, la antigua Sociedad para la Regeneración de China, fundada por Sun Yat-sen, ya había pasado a llamarse Partido Nacionalista de China o Kuomintang[7], al fusionarse con otros grupos republicanos. 

Así lo relataba ella: 

No me enamoré. Él ya era un héroe que yo había admirado desde la lejanía. Irme a trabajar para él fue una romántica idea de joven mujer, pero una buena idea al fin y al cabo. Quería ayudar a salvar a China y el Dr. Sun Yat-sen era el único hombre que podía hacerlo, así que decidí ayudarle”.

No le faltaban tampoco ciertas dosis de humor: 

Soy feliz, intento hacer lo posible para ayudar a mi marido con su correspondencia en inglés... Así que se puede decir que para mí el matrimonio es como ir a la escuela, sólo que no hay “exámenes” de los que preocuparme.”

Foto de la boda entre Soong Ching-ling y Sun Yat-sen (1915)

Durante sus diez años de matrimonio[8], Soong Ching-ling siempre se mantuvo al lado de Sun Yat-sen, pese a las dificultades y los reveses de la lucha. En ocasiones, esto incluso pudo haberle costado la vida. El 16 de junio de 1922, durante los preparativos de la Expedición del Norte[9] para reunificar a China, el ministro de la guerra Chen Jiongming se alzó en armas contra la República, bombardeando la casa donde se encontraban Sun Yat-sen y Soong Ching-ling en la colina Guanyin, provincia de Guanzhou (Cantón). Después de que Sun Yat-sen, Chiang Kai-shek (que por entonces dirigía la Academia Militar Whampoa, fundada por Sun Yat-sen con ayuda soviética) y otros importantes dirigentes fueran puestos a salvo, trasladándose en barco a Shanghái, Soong Ching-ling comandó ella misma a los guardias que quedaron en la mansión, luchando desesperadamente hasta agotar todas sus municiones. Finalmente logró escapar atravesando las líneas enemigas, bajo fuego intenso. Durante la huida, Soong Ching-ling tiene un parto fallido que la deja estéril de por vida. Después de aquella terrible experiencia, ella declararía: 

No he vuelto a ir allí desde aquel 25 de junio, debido a la terrible experiencia que pasé. Estuve muy nerviosa… Pese a que lo perdimos todo, ganamos una victoria moral, y la opinión pública empezó a apoyar firmemente nuestra causa, como nunca antes.”

 Soong Ching-ling (a la derecha) con Chiang Kai-shek. Para la anécota, pese a su rivalidad política ambos terminaron siendo cuñados: su hermana Soong Ai-ling se casó con él

El 28 de noviembre de 1924, Soong Ching-ling viaja a Japón para dar un discurso sobre la emancipación de la mujer en la Escuela de Estudios Superiores de Kobe. Notese que sus posiciones políticas eran muy avanzadas. Ella entendía el lugar que ocupaba la liberación del género femenino dentro de la transformación revolucionaria del mundo:

¡Mujeres de Oriente y de Occidente, uníos para cambiar el mundo! ¡Uníos para exigir el desarme universal y la abolición de las políticas de discriminación así como los tratados desiguales! Con toda certeza, las mujeres saldremos triunfando.”

Después del fallecimiento de Sun Yat-sen en marzo de 1925, Soong Ching-ling recoge el testigo, dedicándose en cuerpo y alma a continuar con su obra y a defender las famosas “tres políticas principales” que él había propugnado: 

  1. Alianza con la Unión Soviética
  2. Cooperación con el Partido Comunista
  3. Ayuda a los campesinos y los obreros
En el II Congreso Nacional del Kuomintang en 1926, Soong Ching-ling es elegida miembro de su Comité Ejecutivo. Desde la provincia de Cantón, donde se encontraba el gobierno revolucionario opuesto a Wu Peifu, el “señor de la guerra” que gobernaba Beijing, Soong Ching-ling se desplaza a la provincia de Wuhan para la reubicación de la capital del gobierno legítimo de la República de China. En aquel momento la revolución nacional-democrática estaba en pleno auge. Sin embargo, en 1927 el ala derecha del Kuomintang dio un golpe sorpresivo, ocupando militarmente las ciudades de Nanjing y Shanghái y rompiendo con el Partido Comunista. En abril de 1927, Chiang Kai-shek, ya abiertamente pasado a la reacción, inició en Shanghái la campaña de “eliminación de los comunistas”, masacrando a decenas de miles de líderes sindicales, militantes del Partido Comunista y simpatizantes. En el mes de julio, el gobierno republicano de Wuhan, liderado por Wang Jingwei, también decidió romper la alianza con los comunistas. 

Soong Ching-ling se niega rotundamente a tomar parte en estas maniobras y protesta con energía, alegando que suponen una violación de los principios revolucionarios de Sun Yat-sen. En la famosa “Declaración de Soong Ching-ling sobre la situación actual”, también conocida como “Declaración del 14 de julio” proclama su ruptura con los renegados del Kuomintang y su “retirada temporal” del partido:

La política de Sun Yat-sen es perfectamente clara. Si los líderes de nuestro partido no pueden llevar esta política a cabo, entonces ya no son auténticos seguidores de Sun Yat-sen, el partido ya no es un partido revolucionario, sino una herramienta en manos de uno u otro señor de la guerra.

A partir de este momento, el acercamiento de Soong Ching-ling con el Partido Comunista se hace más y más estrecho. Después de la expulsión de los comunistas del gobierno de Wuhan, el 1 de agosto de 1927 el Partido Comunista desencadena la insurrección de Nanchang para contrarrestar la campaña anticomunista del Kuomintang. Para ello se forma el “Comité Revolucionario del Kuomintang”[10] formado por 25 miembros, en el que se encuentra un joven Zhou Enlai, por entonces con 29 años. Aunque se encontraba en Shanghái en ese momento, Soong Ching-ling fue elegida miembro de su Presídium. 

Tras la ruptura y expulsión de los comunistas por parte del Kuomintang, Soong Ching-ling prefiere exiliarse a la Unión Soviética antes que colaborar con la camarilla reaccionaria del Kuomintang, para defender desde allí su posición a favor de la “tres políticas principales” de Sun Yat-sen. En 1927, llega a la estación de tren de Moscú, siendo recibida por una multitud. Allí coincide con dirigentes del ala izquierda del Kuomintang como Deng Yanda. Después viaja por Europa. En diciembre de 1927, participa en Bruselas en la Conferencia de fundación de la Gran Liga por la Lucha contra el Imperialismo y la Opresión Colonial (también conocida como Liga Anti-Imperialista), junto con personalidades como Albert Einstein, Máximo Gorki, Romain Rolland, Henri Barbusse y otros. Tanto en la Conferencia de Bruselas en 1927, como en otra posterior Conferencia en Alemania en 1929, Soong Ching-ling fue nombrada Presidenta Honoraria del Presídium. Durante el mismo periodo, pasa a formar parte de la dirección del Comité Antifascista Mundial. 

En mayo de 1928, se instala brevemente en Berlín para estudiar teoría revolucionaria, y el 21 de septiembre de 1929 viaja a Francia después de un breve paso en China para asistir al traslado a Nanjing de los restos de Sun Yat-sen. Como consecuencia de ello, pasarán a ser cuatro los idiomas que ella dominará: chino, inglés, alemán y francés. Durante su breve estancia en China, mantuvo un encuentro con Dai Jitao, representante de Chiang Kai-shek, a quien le expresó de nuevo su rechazo a cooperar con el gobierno del Kuomintang. El 10 de agosto de 1929, ella publica las notas de aquel encuentro: “La única manera de mantenerme en silencio es metiéndome en la cárcel o matándome”. 

En julio de 1931, al fallecer su madre, regresa de nuevo a China, y se establece en Shanghái hasta 1937, año en que estalla la guerra chino-japonesa, cuando el ejército japonés, que ya controlaba Manchuria, invadió el norte y el este de China. 

En aras de promover los derechos democráticos del pueblo chino, en diciembre de 1932 Soong Ching-ling participa en la fundación de  la Liga China de Protección de los Derechos Civiles, de la que es elegida Presidenta. A través de esta organización, consigue por distintos medios la protección y el rescate de muchos prisioneros políticos, patriotas y revolucionarios. Un ejemplo: el 23 de noviembre de 1936, las autoridades del Kuomintang arrestan a siete líderes patriotas de la Federación de Asociaciones de Salvación Nacional de China. Los líderes patriotas, entre los cuales se encontraba una mujer abogada, habían formado un grupo de apoyo a una huelga de obreros (predominantemente mujeres) de la industria del sector textil de Shanghái y Tsingtao, de propiedad extranjera. Junto con otras personalidades importantes, Soong Ching-ling inicia la campaña “Salvar a China frente a las condenas a prisión”, declarando que “no podemos negarnos a amar y salvar a nuestro país porque tengamos miedo de ser castigados […] Movidos por nuestra consciencia, estamos listos para acompañar por siempre en la cárcel al Sr. Shen.” –uno de los arrestados-. El 5 de julio de 1937, Soong Ching y otras 11 personalidades se dirigen al alto tribunal de Suzhou para entregar un documento pidiendo su encarcelamiento y cumplir condena junto con los otros siete líderes condenados por “ser patriotas”. Esto es un extracto de aquella declaración:

“¡Estamos listos para ir a la cárcel! ¡Queremos ir a la cárcel en aras de la salvación nacional! ¡Creemos que ésta es nuestra responsabilidad y nuestra gloria! Todos somos chinos. Todos queremos salvar a China de la destrucción. Siete líderes de la Asociación por la Salvación Nacional han sido arrestados, pero aún quedan 400 millones de personas, cuya ira patriótica y justa indignación no pueden ser eliminadas. ¡Que tengan cuidado los militaristas japoneses![11] ¡Pueden provocar el arresto de siete líderes, pero aún hay 400 millones de personas en toda China!

El 31 de julio de 1937, después del famoso “incidente de Xi’an”[12], el gobierno del Kuomintang se vio obligado a liberar a los siete patriotas.

El compromiso de Soong Ching-ling con las libertades era extensivo al ámbito internacional, notablemente en la lucha contra el auge de los fascismos. En 1933, junto con Cai Yuanpei, Yang Quan, Lu Xun y otros miembros de la Liga de Protección de los Derechos Civiles, Soong Ching-ling acudió al Consulado alemán en Shanghái para hacer entrega de una protesta oficial por la persecución contra los judíos por parte de los fascistas alemanes.

En septiembre de 1933, Soong Ching-ling preside el Congreso de Extremo Oriente del Comité Mundial Contra la Guerra Imperialista en Shanghái, desafiando las prohibiciones del gobierno del Kuomintang. En aquel Congreso recibió al conocido dirigente comunista francés Paul Vaillant Couturier. 

El 13 de agosto de 1937, el ejército japonés ataca la ciudad de Shanghái, iniciándose la guerra de resistencia del pueblo chino contra la agresión japonesa. Soong Ching-ling tiene que huir de Shanghái, partiendo primero hacia Hong Kong para refugiarse finalmente en Chongqing, que sería la capital del gobierno chino durante la guerra. En sintonía con el Partido Comunista, Soong Ching-ling era de la creencia que el pueblo chino debía unirse para resistir a la agresión japonesa. Por ello se opuso con vehemencia a la política del gobierno del Kuomintang, que abogaba por la “pacificación interna antes de resistir a la invasión extranjera”. En noviembre de 1937, Soong Ching-ling publica la “Declaración sobre la cooperación entre el Kuomintang y el Partido Comunista”, haciendo un llamamiento para que ambos partidos cooperen de nuevo. En una correspondencia con ella, Mao Zedong le escribe lo siguiente: 

Cada vez que hemos sabido de sus opiniones y actividades para la revolución y la salvación nacional, en periódicos y por boca de camaradas nuestros de otros lugares, ello ha inspirado en nosotros una infinita estima por usted. Después de 1927, sólo usted y nuestros camaradas pueden llevar hacia adelante el espíritu revolucionario y de salvación nacional del Dr. Sun Yat-sen.”

Oponiéndose con determinación a la agresión japonesa, y convencida de la futura victoria del pueblo chino, en agosto de 1937 Soong Ching-ling publica el artículo “China inconquistable”, que tiene una gran repercusión tanto en China como en el extranjero. 

La mayor fuerza de China reside en el despertar de sus masas. Con el inmenso territorio de China, rico en recursos naturales, con una población de 400 millones de habitantes, el poder del Japón no es más que un tigre de papel. Las estructuras económicas y sociales japonesas no pueden sostener una guerra de larga duración con el pueblo chino. ¡No! China no podría ser derrotada aunque tuviera que luchar sola contra el Japón. Y China no estará sola. Porque China goza de la simpatía de todo el mundo.”

En junio de 1938, cuando la guerra de resistencia contra la agresión japonesa ya ha alcanzado una escala global, Soong Ching-ling funda en Hong Kong la China Defense League (CDL – Liga de Defensa de China), cuyo presidente fue su hermano T.V. Soong. La CDL llamó a todos los amantes de la paz y la democracia a ayudar a China en su lucha contra los agresores japoneses. Al frente de la CDL, Soong Ching-ling trabajará constantemente por la victoria militar del pueblo chino, recabando apoyos financieros y material de guerra para China, inspeccionando el estado de las tropas, de las unidades sanitarias… a veces acudiendo a las mismísimas bases revolucionarias donde operaba el Partido Comunista. 

Soong Ching-ling visitando en Chongqing a a las tropas del Ejército Popular de Liberación, durante la guerra chino-japonesa

Con la CDL colaboraron muchas famosas personalidades, personas inolvidables, de este tipo de hombres y mujeres que han existido (y existirán), que por su solidaridad militante con los pueblos oprimidos del mundo son y serán imprescindibles para la liberación de toda la humanidad. Algunas de estas personas fueron: el escritor de origen polaco y naturalizado chino Israel Epstein, el médico canadiense Norman Bethune (que ya había estado en España durante la guerra civil, ayudando al gobierno republicano), la periodista estadounidense Agnes Smedley, el médico estadounidense de origen libanés George Hatem (primer miembro extranjero en la historia del Partido Comunista de China), el médico alemán Hans Müller, la estadounidense Talitha Gerlach, representante de la YWCA[13] en China, el escritor neo-zelandés James Bertram, etc. Algunos de ellos, como Norman Bethune, George Hatem y Hans Müller, estuvieron prestando asistencia sanitaria a los heridos de guerra en la base revolucionaria de Yan’an, provincia de Shaanxi, centro del gobierno comunista liderado por Mao Zedong entre 1936 y 1948. 

A través de la CDL, Soong Ching-ling también colaboró con el cantante comunista afroamericano Paul Robeson, con la producción de un disco de vinilo de canciones chinas antijaponesas, con música de Liuhong Mo. En el momento de sacar el disco, ella declararía: “Que nuestras viejas canciones folklóricas, que combinan la armonía entre el Este y el Oeste, sean otro puente entre los pueblos libres.” 

Paul Robeson

Asimismo, gracias a la ayuda de sus amigos Rewi Alley, Edgar Snow y otros amigos extranjeros, Soong Ching-ling promovió el movimiento cooperativo industrial “Gung Ho”, cuyo Comité de dirección fue establecido el 1 de enero de 1939 en Hong Kong. El movimiento “Gung Ho” tenía por objetivo reavivar la industria armamentística y resolver los problemas de desempleo en China poniendo en marcha cooperativas industriales. El movimiento “Gung Ho” logró una cuantiosa ayuda internacional para la guerra de resistencia del pueblo chino contra la agresión japonesa. 

El 1 de julio de 1941, Soong Ching-ling inicia en Hong Kong la campaña “Un tazón de arroz”, gracias a la cual consigue obtener cuantiosas donaciones, que entrega en su totalidad al movimiento “Gung Ho”, con el fin de socorrer a los heridos y a los refugiados de guerra.

Después de la victoria sobre los agresores japoneses, Soong Ching-ling reorganiza la CDL para reconvertirla en la China Welfare Fund (CWF - Fondo de Asistencia a China) en aras de participar a la reconstrucción pacífica de China. Pero en junio de 1946, el Kuomintang, aferrándose a su dictadura reaccionaria, desencadena de nuevo una guerra civil en todo el país. El 23 de julio, Soong Ching-ling publica su famosa “Declaración sobre la promoción de un gobierno de coalición y el llamamiento al pueblo americano para que detenga la entrega de ayuda militar al Kuomintang por parte del gobierno estadounidense”, mostrando de nuevo su posición a favor de un entendimiento con los comunistas para reconstruir una nueva China liberada. 

A través de la CDL y del CWF, Soong Ching-ling hizo lo posible para traer a las zonas liberadas por el Ejército Popular de Liberación (EPL) cuantiosas cantidades de equipamientos médicos y medicamentos para socorrer a los heridos. Entre 1938 y 1948, con la ayuda financiera de la CDL y después de la CWF, se establecieron un total de 8 hospitales internacionales de paz, 42 hospitales de rama y docenas de unidades móviles médicas en 8 zonas liberadas por el EPL. 

Antes de la liberación definitiva de China en 1949, con la CWF Soong Ching-ling también consiguió recabar fondos destinados a la asistencia social en China, gracias a los cuales se establecieron tres centros de beneficencia para niños así como un teatro infantil destinados a los niños empobrecidos o huérfanos a causa de la guerra. En Shanghái, Soong Ching-ling se dedicó a enseñar a leer a los niños huérfanos, participando en la creación de la Shanghai Children Reading Room (Salón de Lectura para Niños de Shanghái).


[1] Ambos cargos fueron compartidos entre 1959 y 1972 con el comunista Dong Biwu, que mantuvo el cargo hasta 1975 después de que Soong Ching-ling renunciara.
[2] La mayor parte de la información que aparecerá en este artículo y de las citas de Soong Ching-ling provienen del Museo Conmemorativo de Soong Ching-ling, ubicado en su antigua residencia en el distrito Xicheng de la ciudad de Beijing.
[3] Movimiento heterogéneo compuesto por diversos grupos protestantes, originado en Gran Bretaña del siglo XVIII, que mediante a la actividad de sus misioneros convocó especialmente a trabajadores, granjeros pobres y esclavos. Su teología, basada en el pensamiento del teólogo holandés Jacobo Arminio, hace especialmente énfasis en el hecho de que la salvación es para todo aquel que la acepte. Su liturgia es muy sencilla y se clasifica, según la tradición anglicana, como propia de la Iglesia baja. Se calcula que tiene unos 80 millones de miembros en el mundo.

[4] Cuya vida ha sido llevada a la gran pantalla en la maravillosa película El último emperador (1987), del director de cine comunista Bernardo Bertolucci, ganadora de nueve premios Óscar. 

[5] Pese a haberse proclamado la República el 1 de enero de 1912, la revolución democrática en China, liderada por la burguesía revolucionaria, no tenía fuerza ni efectivos suficientes para hacerse con el control de todo el país y de todos los resortes del poder estatal. La mayor parte del ejército permaneció leal al antiguo poder imperial. Sun Yat-sen se vio obligado a pactar con el oficial Yuan Shikai, que gozaba de un gran prestigio en el poderoso ejército de Beiyang, en el norte de China, nombrándole de manera temporal Presidente de la República. Pero incumpliendo con su deber de convocar elecciones presidenciales, Yuan dio un golpe de Estado derrotando a las tropas del Kuomintang, y nombrándose a sí mismo presidente por otros cinco años. Yuan ordenó la disolución del Kuomintang y la expulsión de sus miembros del parlamento chino. En enero de 1916, Yuan se nombró a si mismo emperador de China, restaurando el poder imperial, pero se vio obligado a abdicar a los dos meses por la oposición que esto generó entre sus colaboradores más cercanos y los gobernadores provinciales. Iniciándose en aquel momento la época de los llamados “señores de la guerra”.
[6] Debido a la oposición de los padres de Soong Ching-ling, ésta incluso se vio forzada a volver a Shanghái para establecer su residencia. Pero Soong Ching-ling consiguió escapar de Shanghái con ayuda de una de las amas de casa, para volver a Japón y casarse con Sun Yat-sen, poco después de que éste consiguiera el divorcio en septiembre de 1915. 

[7] En otro artículo, titulado En defensa del pueblo chino: respuesta a Elisseos Vagenas (cuya segunda parte verá la luz en 2015), yo había dicho que la escritura “Kuomintang” no era del todo correcta porque estaba basada en el sistema de transliteración Wade-Giles, ahora en desuso. Ahora, debo rectificar este punto de vista, y por dos motivos: en primer lugar, porque en el caso de esta palabra en concreto se suele hacer una excepción, siendo la transliteración basada en el Wade-Giles la más utilizada frecuentemente (de hecho es la que siguen empleando los propios chinos en el inglés para extranjeros), y en segundo lugar porque si bien es cierto que la transliteración basada en el sistema chino hanyu pinyin es más moderna, no necesariamente permite al lector una mejor comprensión de la pronunciación de las palabras chinas en general, ni mucho menos. Pues el alfabeto romanizado del sistema hanyu pinyin tiene su propia fonética, bastante distinta del alfabeto latino (por ejemplo, una “g” equivaldría a una “k”, una “q” a una “ch”, etc.). Por lo tanto, depende de la palabra o del nombre. Este es también el caso de Sun Yat-sen, que en el sistema hanyu pinyin se escribe Sūn Yìxiān.

[8] Sun Yat-sen falleció el 12 de marzo de 1925 en Beijing tras descubrírsele un cáncer de hígado en fase terminal, mientras se disponía a asistir a una conferencia de reunificación nacional tras el golpe de Estado del “señor de la guerra” de Manchuria Zhang Zuolin, con quien Sun Yat-sen pensaba llegar a un acuerdo. 

[9] La Expedición del Norte fue una campaña militar del Ejército Nacionalista Chino dirigida por Chiang Kai-shek en los años 1926-1927, con el objetivo de reunificar todos los territorios de China, que formalmente era una República, pero se encontraba troceada en territorios administrados por los “señores de la guerra”. El objetivo fue finalmente conseguido pero sólo de forma teórica y precaria, pues muchos señores de la guerra se unieron a los nacionalistas conservando sus tropas y el control sobre sus territorios.  

[10] Durante la segunda guerra civil china (1945-1949), ante los intentos de Chiang Kai-shek de apartar a Soong Ching-ling del Kuomintang, en 1948 el “Comité Revolucionario del Kuomintang” se constituyó como partido político, siendo elegida Soong Ching-ling Presidenta de Honor del mismo. Hoy el “Comité Revolucionario del Kuomintang” es uno de los 9 partidos políticos que constituyen el “Frente Unificado” representado en la Conferencia Consultativa Política del Pueblo Chino y la Asamblea Popular Nacional. Soong Ching-ling militó en sus filas hasta mayo de 1981, momento en que fue admitida como miembro de pleno derecho el Partido Comunista de China. 

[11] Cabe señalar que en virtud del Tratado de Versalles (1919), las potencias imperialistas sacaron provecho de la debilidad de la joven República de China, pese a su condición de aliada de las potencias vencedoras de la I Guerra Mundial. Así, fueron cedidos a Japón los territorios de Manchuria, así como numerosos privilegios comerciales en la provincia de Shandong, anteriormente concedidos a Alemania.  

[12] El incidente de Xi'an (1936) se caracterizó por el rapto de Chiang Kai-shek por parte del “señor de la guerra” de Manchuria Zhang Xueliang (hijo de Zhang Zuolin), expresando el hartazgo dentro del ejército nacionalista a la política de Chiang Kai-shek de priorizar la guerra contra los comunistas a la guerra contra los invasores japoneses, iniciada en 1937. El rapto se hizo con el propósito de obligarle a aceptar la formación de un segundo frente unido con los comunistas. Sólo la intervención del Partido Comunista, por mediación de Zhou Enlai, evitó que Chiang Kai-shek fuera fusilado por traición (lo cual indica el grado de madurez política que había alcanzado el Partido Comunista en aquel momento). Dicho esto, la liberación de los siete patriotas arrestados en 1936 fue una de las condiciones impuestas a Chiang Kai-shek para su propia liberación. 

[13] World Young Women's Christian Association (Asociación Mundial de Jóvenes Mujeres Cristianas).