15 de enero de 2017

Che Guevara en una entrevista poco conocida: “Fidel es nuestro líder indiscutible e incontestado”

Por Resumen Latinoamericano y Cubadebate.

Cubadebate comparte con sus lectores otra entrevista poco conocida que concedió en 1964 Ernesto Che Guevara, entonces Ministro de Industrias de la Revolución, a la periodista Lisa Howard.  Ella tendría un papel activo en las conversaciones secretas entre el Comandante en Jefe Fidel Castro y altos funcionarios de la administración estadounidense, de acuerdo con revelaciones de investigadores cubanos y de EEUU (al final usted podrá leer documentos desclasificados por el gobierno de los Estados Unidos sobre este particular).
 
En el diálogo con la estadounidense, el Che devela su pensamiento económico, su rechazo al bloqueo los Estados Unidos, su admiración y fidelidad hacia el líder de la Revolución. Hemos rescatado, además, las imágenes tomadas por el fotógrafo Elliott Erwitt, que acompañó a la periodista, y el audio de la conversación. Un material de sumo valor histórico que nos hizo llegar el investigador Elier Ramírez.
 
La entrevista
 
El Che Guevara en entrevista con Lisa Howard, en el Ministerio de Industrias de Cuba, en 1964. Foto: Elliott Erwitt
 
Che Guevara en ABC, 22 de marzo de 1964: ISSUES AND ANSWERS
 
Esta es la primera entrevista exclusiva con el Comandante Ernesto “Che” Guevara, ministro de Industrias de Cuba, que se ve y se oye en los Estados Unidos. Convencida de que un perfil del hombre a quien se ha llamado “el poder detrás de Castro”, “el arquitecto de la Revolución cubana”, “el mayor izquierdista de Cuba”, y el posible sucesor de Castro, sería de interés para el pueblo norteamericano, ABC envió sus cámaras y a Lisa Howard a Cuba para realizarle esta entrevista filmada al Comandante Guevara en sus oficinas del Ministerio de Industrias en La Habana.
 
Lisa Howard: ¿Cuánto afecta el bloqueo económico la economía cubana?
 
Comandante Guevara: No puedo darle una cifra exacta del efecto del bloqueo en Cuba, y, créalo o no, el bloqueo tiene efectos buenos y malos. Entre los buenos está el desarrollo de la conciencia nacional y el espíritu de lucha del pueblo cubano para superarlo […] que toda nuestra maquinaria era estadounidense, y que también nos vendían su maquinaria de segunda mano, y con ganancia, y muchas de esas líneas de abastecimiento se han descontinuado ahora, así que puede imaginarse lo que ha implicado para nosotros este bloqueo y el esfuerzo que se necesita para contrarrestarlo. No puedo darle cifras. No las conozco. Pero obviamente ha sido un serio obstáculo. Pero a la vez, ha sido una útil lección para nosotros. Nos ha enseñado cómo manejar nuestra economía en el futuro. Creo que eso más o menos responde su pregunta. 
 
LH: Rusia está inyectándole una gran cantidad de dinero a la economía cubana cada día. ¿Qué le sucedería a la economía de la isla si esa ayuda cesara de repente? 
 
CG: Esas afirmaciones sobre sumas diarias me parecen típicas de la manera de pensar de los norteamericanos y del concepto que tienen sobre las inversiones. Puede que de cierto modo reflejen la idea de lo que entienden los norteamericanos por “ayuda”. La ayuda de los Estados Unidos a los países de la América del Sur al final se revierte contra el Estado que la recibe. En nuestro caso ha habido algo que podría llamarse ayuda, como la condonación de ciertas deudas comerciales, créditos a largo plazo, pero sobre una base puramente comercial. En cuanto al resto, se trata del comercio normal, natural, entre dos países. Los Estados Unidos ya no son el principal socio exportador-importador de Cuba. Es la Unión Soviética.
 
Pero si con su pregunta sobre qué pasaría si cesara la ayuda soviética se refiere al conjunto de nuestros intercambios, puedo responderte que la vida del país se paralizaría, porque… por ejemplo, el petróleo, todo nuestro petróleo, casi cuatro millones de toneladas, viene de la Unión Soviética, pero no se trata de ayuda, sino de un intercambio comercial sobre la base de una absoluta igualdad, y nosotros pagamos con azúcar y otros productos. 
 
LH: ¿Podría hacernos una evaluación de cuán efectivo ha sido el bloqueo de los Estados Unidos?
 
CG: Creo que casi me está invitando a filtrarle información confidencial. Hemos reconocido la importancia del bloqueo, pero también hemos afirmado, con la misma tranquilidad, que el bloqueo no nos impediría avanzar. Pero primero que todo, resulta difícil ser específico sobre él, y además, no es muy apropiado. Después de todo, a pesar de sus buenas intenciones, seguimos siendo enemigos. Y el enemigo en realidad solo debe conocer generalidades de la otra parte. 
 
LH: Recientemente Cuba compró ómnibus en Londres. Está negociando para la compra de barcos en España. Tengo entendido que hay una misión económica en Suiza. ¿Eso representa un cambio fundamental en la economía cubana?
 
CG: No lo creo. Creo que se ha producido un cambio en la política económica de algunos países. Se ha producido una cierta ruptura de la llamada unidad monolítica del mundo libre. Hay más comercio con Cuba ahora. Nuestro comercio siempre ha tenido la misma base. En otras palabras, mercancía es mercancía, y debe haber [un beneficio mutuo] para el vendedor y el comprador. Sobre esa base hemos comerciado con todo el mundo, incluidos los Estados Unidos, aun después de la ruptura de las relaciones.
 
Los Estados Unidos han ejercido grandes presiones para impedir que se nos vendan ciertos productos, y usted conoce muy bien el debate que se produjo y las discusiones que tuvieron lugar porque Leyland nos vendió los ómnibus. Pero en realidad no somos nosotros quienes hemos cambiado. Ciertos aspectos de la política internacional han cambiado. No sé si tenemos algo que ver con eso. No lo creo. No creo que seamos tan importantes. 
 
El Che Guevara en entrevista con Lisa Howard, en el Ministerio de Industrias de Cuba, en 1964. Foto: Elliott Erwitt
 
LH: ¿Opina que esas compras representan un fracaso del bloqueo de los Estados Unidos?
 
CG: Sí. 
 
LH: ¿Un fracaso serio?
 
CG: Eso depende de cómo afecte al ego norteamericano, de los Estados Unidos. 
 
LH: Comandante Guevara, ¿cree usted que este comercio con Occidente continuará y quizás se ampliará en un futuro próximo?
 
CG: Eso espero. Naturalmente, no depende solo de nuestros deseos, sino también de los deseos de las personas con quienes comerciamos hoy. Pero tengo esperanzas de que continúe y de que entremos en una nueva era en lo relativo a las relaciones con Cuba. Que los países europeos se hayan dado cuenta de la importancia de sostener relaciones con todos los países del mundo y de que Cuba es un buen mercado, un mercado confiable, estable, en resumen, un mercado permanente.
 
Así que todo nos lleva a confiar en que estas relaciones continuarán y se ampliarán en el futuro. Estamos extremadamente interesados en eso. Ya hemos firmado acuerdos para la compra de fábricas completas con ciertos países: con Francia, con Inglaterra, con Japón. Creemos que en el futuro podremos proseguir este tipo de transacciones con mayor seguridad, porque en el pasado siempre existía el temor de que si se interrumpían las relaciones comerciales cómo íbamos a obtener piezas de repuesto, pero en especial Inglaterra y Francia han mantenido muy buenas relaciones con nosotros a ese respecto. Han garantizado el suministro de piezas de repuesto para los equipos que les hemos comprado durante la etapa revolucionaria.
 
Esto también ha robustecido nuestra confianza en la posibilidad de importar nueva maquinaria, y entonces, con técnica de primera clase, de los últimos modelos, equipar toda una serie de industrias que ahora nos encontramos desarrollando. 
 
LH: ¿Qué le ocurriría a la economía cubana si este comercio con Occidente se interrumpiera de repente?
 
CG: Nada.
 
El Che Guevara en entrevista con Lisa Howard, en el Ministerio de Industrias de Cuba, en 1964. Foto: Elliott Erwitt
 
LH: Comandante Guevara, muchas evidencias externas indican que el sistema económico marxista no funciona. No le proporciona una vida de abundancia a su gente. Al cabo de 47 años, la Unión Soviética todavía no es capaz de brindarle alimentos, viviendas y ropa apropiados a su pueblo. ¿Cree que es posible que el sistema marxista no brinde incentivos adecuados para alcanzar altos niveles de productividad?
 
CG: Usted tiene una tendencia a hacer declaraciones en forma de preguntas. Y de nuevo, primero tengo que refutar su declaración y después responder la pregunta. Dice que se ha demostrado que el marxismo, o el sistema marxista, no les proporcionan a las personas lo que necesitan ni les garantizan bienestar. Creo que es exactamente lo contrario. Si comparamos el nivel de vida de los Estados Unidos con el de otros países, tenemos que reconocer que el de los otros países es más bajo, pero cuando habla del modo de vida norteamericano y el mundo libre, tiene que considerar a los 200 millones de latinoamericanos que mueren de hambre, que mueren de enfermedades, que ni siquiera llegan a la edad adulta. Que mueren de hambre en la niñez. Todas esas personas contribuyen a la grandeza económica de los Estados Unidos, que los explota de una u otra forma. Lo mismo ocurre en África, y ocurrió en Asia también. El marxismo le pone fin a todo eso. Mientras estamos asediados por el imperialismo norteamericano no podemos ofrecerle a nuestro pueblo todas las cosas que nos gustaría, pero le hemos dado todo lo que podemos, todo lo que hemos sido capaces de hacer hasta el momento, y sobre una base de igualdad, desde los ministros hasta el funcionario más simple. Y esa es la razón fundamental de que la gente siga luchando por su liberación.
 
LH: Pero el gobierno de los Estados Unidos está muy consciente de los problemas de la América Latina, y mediante la Alianza está tratando con mucha fuerza de elevar el nivel de vida de las personas en todo el hemisferio. Ahora bien, si las clases gobernantes acuerdan realizar reformas agrarias y reformas tributarias, y si el nivel de vida aumenta, ¿no perdería su efectividad el mensaje de la revolución cubana?
 
CG: Por supuesto que la perdería de inmediato. El mensaje de la Revolución cubana tiene significado porque, por su propio peso, el imperialismo solo puede realizar reformas tibias que no van a la raíz de los problemas. Si toda la América Latina se liberara de la dominación imperialista, el imperialismo enfrentaría entonces problemas muy serios. Los cimientos del imperialismo son la dominación de los países latinoamericanos mediante el intercambio desigual, el intercambio de productos manufacturados por materias primas, la ocupación de cargos gubernamentales clave a través de las oligarquías nacionales sumisas a los imperialismos.
 
Si todo eso cambiara, el imperialismo perdería su fuerza. Enfrentaría entonces la crisis general del capitalismo. En otras palabras, la crisis planteada por la clase obrera en su propio país.
 
Aunque esto no es tan inminente en su país, porque la explotación de las clases trabajadoras se transfiere a la América Latina, África y Asia, pero en ese caso el conflicto se produciría directamente en los Estados Unidos. Obviamente, el mensaje de la Revolución cubana perdería toda su importancia, pero tampoco sería necesario, porque eso es precisamente lo que deseamos para todo nuestro pueblo latinoamericano, y una vez que se lograra, no habría necesidad de seguir lanzando mensajes. No tendrían ningún significado.
 
LH: ¿Entonces estamos de acuerdo en el deseo de que se realicen esas reformas?
 
CG: Verdaderas reformas, que permitan el acceso del pueblo al poder. En ese caso, estamos de acuerdo.
 
LH: Comandante Guevara, ¿cree que eso no se puede producir mediante un proceso evolutivo, sino que tiene que ser resultado de la violencia y de conmociones revolucionarias?
 
CG: Eso depende, por supuesto, de las clases reaccionarias. Son ellas las que se niegan a ceder el poder, a entregar las riendas del poder. Allí donde las clases reaccionarias insistan en aferrarse al poder en contra de la voluntad de todos, saltará la chispa que puede incendiar a toda la América Latina, y el pueblo llegará al poder.
 
LH: Comandante Guevara, desde el triunfo de la revolución, la economía cubana, según todas las informaciones, se ha deteriorado seriamente en todos los sectores. La producción industrial, la producción agrícola y la zafra azucarera, que el año pasado cayó a tres millones y medio de toneladas. ¿Cómo explica esta regresión económica?
 
CG: Bueno, de nuevo la pregunta es una afirmación, así que lo primero que hay que hacer es refutar la afirmación para luego contestar la pregunta. Usted dice que todos los aspectos de la economía cubana se han deteriorado en el curso de la revolución, y yo le digo que se equivoca. La producción industrial creció a partir de 1959, y habría podido crecer mucho más de no haberse visto afectada por la industria azucarera, que en realidad ha decrecido. La producción industrial ha aumentado a un ritmo anual del 7%, sin contar, por supuesto, el azúcar. Y el incremento de 1963 y los estimados para 1964 muestran un porcentaje aún mayor. En 1963 fue de un 10%, y los estimados para 1964 son todavía mayores, y la producción de azúcar aumentará también.
 
LH: Comandante Guevara, ¿cuando luchaba en las montañas de la Sierra Maestra, preveía que la revolución tomaría un rumbo tan radical?
 
CG: Lo sentía intuitivamente. Por supuesto, era imposible prever el rápido desarrollo que tendría la revolución. Ni tampoco era previsible la formulación marxista-leninista de la revolución. Eso fue resultado de […] conoce muy bien. Teníamos una idea más o menos vaga de que había que solucionar los problemas que veíamos claramente que afectaban a los campesinos que lucharon con nosotros, y los problemas que veíamos en las vidas de los trabajadores. Pero todo el proceso de la transformación de nuestras ideas sería muy largo de contar.
 

El Che Guevara en entrevista con Lisa Howard, en el Ministerio de Industrias de Cuba, en 1964. Foto: Elliott Erwitt
 
LH: En los Estados Unidos existe la convicción de que el Comandante Guevara fue una de las influencias más radicales de la revolución, y de que arrastró al Dr. Castro hacia la izquierda, que lo que sucedió había sido parcialmente planificado por usted. ¿Lo acepta o lo niega?
 
CG: Durante mucho tiempo, en los Estados Unidos y en muchos otros países me han hecho el honor de considerarme el cerebro gris de la revolución, el frío manipulador, el izquierdista, el poder detrás del trono. Personalmente, no me preocuparía, pero mi honestidad de revolucionario, mi modestia y mi honestidad innatas me obligan a confesar que el principal izquierdista en Cuba es Fidel Castro, y que el principal peligro para los Estados Unidos en Cuba es Fidel, no yo.
 
LH: Cuando Fidel Castro dijo en las montañas de la Sierra Maestra que no era comunista, ¿creyó usted que no era comunista y que no se convertiría en comunista?
 
CG: Yo sabía que no era comunista, pero creo que también sabía que se haría comunista. Igual que sabía en esa época que yo no era comunista, pero que me haría comunista en un plazo breve, y que el desarrollo natural de la revolución nos llevaría a todos al marxismo-leninismo. No puedo afirmar que se tratara de una idea clara y consciente, sino que era una intuición derivada de una evaluación cuidadosa del desarrollo de la actitud de los Estados Unidos y la manera en que su país actuaba en ese tiempo contra nosotros y a favor de Batista.
 
LH: Si algo le pasara a Fidel Castro, ¿cuál cree usted que sería la suerte de la revolución cubana y quién accedería al poder?
 
CG: Por su pregunta presumo que se refiere a que le suceda algo violento. Bueno, no puedo negar que sería un golpe muy serio para la revolución cubana. Fidel es nuestro líder indiscutible e incontestado. Ha sido nuestro guía en una serie de situaciones muy, muy difíciles que Cuba ha tenido que enfrentar, y en esos momentos ha dado pruebas de su estatura de líder mundial. No creo que ninguno de nosotros tenga esa estatura, pero hemos adquirido experiencia revolucionaria durante estos años en que hemos luchado a su lado. Somos lo que somos porque hemos asistido con él a la misma escuela, una escuela de valor, de osadía, de sacrificio, de decisión de defender nuestros principios, de análisis de los diferentes problemas. Y creo que en conjunto podríamos, creo, seguir hacia adelante, incluso si algo le sucediera.
 
En cuanto a quién lo reemplazaría, habría que discutirlo en ese momento. Ahora no podemos darnos el lujo de dedicarnos a los “qué pasaría si…” Ninguno de nosotros tiene ese tipo de aspiración política, pero lógicamente, su hermano Raúl, no porque sea su hermano, sino por sus propios méritos –es el viceprimer ministro—, naturalmente sería el más adecuado entre nosotros para seguir el mismo camino de la revolución cubana.
 
LH: Comandante Guevara, el Dr. Castro ha expresado con frecuencia su deseo de normalizar las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos. ¿Desea usted que se produzca esa normalización?
 
CG: Si tiene como base los principios, sí. Y quizás yo más que nadie, porque la industria es la que más sufre a causa del bloqueo. La industria y el transporte son quizás los sectores productivos más golpeados por el bloqueo. El transporte más o menos se ha librado, pero la industria no, y, por tanto, sobre la base de los principios y de una total igualdad, la normalización de las relaciones sería ideal para nosotros.
 
LH: ¿Es optimista en cuanto a la posibilidad de una normalización de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos?
 
CG: Esa es una pregunta difícil de responder. Estamos observando. Estamos esperando. Estamos planificando para una u otra posibilidad, sea cual fuere la que se adopte. Depende de una serie de circunstancias. Las propias características del gobierno de los Estados Unidos. También depende de la manera en que el gobierno norteamericano evalúe la situación mundial. Hasta el momento, su gobierno no ha dado ninguna señal clara de que sepa cómo sopesar la correlación de fuerzas mundial, así que no hay ideas precisas sobre la total normalización.
 
LH: Ahora haremos una breve pausa y regresaremos en un momento con más ISSUES AND ANSWERS.
 
LH: ¿Qué le gustaría que los Estados Unidos hicieran con respecto a Cuba?
 
CG: Es muy difícil dar una respuesta precisa. Como pregunta es poco realista. Quizás la respuesta más franca y objetiva sería: nada. Nada en ningún aspecto. Nada a favor o en contra nuestra. Solo que nos dejen tranquilos. 
 
LH: Muchas gracias, Comandante Guevara.
 
(Traducción de Esther Pérez. Tomado de Dialogar Dialogar)
 

El Che Guevara en entrevista con Lisa Howard, en el Ministerio de Industrias de Cuba, en 1964. Foto: Elliott Erwitt
 
 
El Che Guevara en entrevista con Lisa Howard, en el Ministerio de Industrias de Cuba, en 1964. Foto: Elliott Erwitt
 
El Che Guevara en entrevista con Lisa Howard, en el Ministerio de Industrias de Cuba, en 1964. Foto: Elliott Erwitt
 
 
El Che Guevara en entrevista con Lisa Howard, en el Ministerio de Industrias de Cuba, en 1964.
 
 
El Che Guevara en entrevista con Lisa Howard, en el Ministerio de Industrias de Cuba, en 1964. Foto: Elliott Erwitt
 
  .
 
Fotos de Elliott Erwitt

Presupuesto del Estado cubano para 2017: 72% de gasto social

Por Cubadebate.

Fiel a la concepción socialista que sitúa al ser humano en el centro de la práctica política y la gestión gubernamental, la Asamblea Nacional aprobó en la Ley del Presupuesto para 2017, destinar el 72% de los gastos corrientes del Estado a los servicios sociales básicos vinculados a la calidad de vida de la población y las prestaciones de la seguridad social.



Los gastos planificados en Educación ascienden a 8.278 millones 400 mil pesos, lo que representa el 23% del gasto presupuestario y equivale al 9% del PIB a precios corrientes.

Se garantiza con ello el funcionamiento de 9.433 escuelas primarias y medias (con un estimado de 1.771 800 estudiantes) y toda la educación universitaria con 145.770 estudiantes; además de la atención a 140.610 niños en los Círculos Infantiles.

A la Salud Pública y la Asistencia Social se destinarían el próximo año 10 mil 206 millones 200 mil pesos, que significa el 28% del gasto corriente y representa el 11% del PIB.

Estas cifras permitirán sostener los servicios en 12.400 unidades asistenciales, entre ellas, 151 hospitales, 451 policlínicos, 10 782 consultorios de médicos de la familia, 110 clínicas estomatológicas, 147 hogares de ancianos, 265 casas de abuelos y 30 hogares de impedidos físicos.

Respaldarán la prestación de servicios de salud para cifras de 1 millón 120 mil ingresos hospitalarios en más de 45 mil camas, 86 millones de consultas médicas y unas 28 millones 500 mil consultas estomatológicas.

Se aprobó destinar 1.748 millones de pesos al desarrollo de la Cultura y el Deporte en el país, un 5% del gasto corriente del Presupuesto.

Ello sustentarán la prestación de servicios en el sector de la cultura en 276 cines, 383 salas de video, 285 museos, 88 teatros y salas de teatro, 392 bibliotecas, 316 librerías, 343 casas de cultura , 19 casas de la trova y 130 galerías de arte, entre otros.

También respalda la transmisión de 522.640 horas de radio y 73.910 horas de televisión.

Propiciará además la preparación sistemática de 4 millones 591 mil practicantes del deporte, así como el funcionamiento de 5.134 instalaciones deportivas.

El presupuesto de la Seguridad Social prevé gastos por 6 mil millones de pesos para respaldar las pensiones de un millón 672 mil cubanos, de ellos 80 mil 87 que se incorporan a la cifra en el 2017.

Del total de pensiones y jubilaciones, el 96% corresponde a las pensiones por edad, invalidez y muerte. Se destinan también 245.2 millones de pesos a las prestaciones por Maternidad.

La pensión media en el país es de 287.14 pesos, las más de 80 mil que se incorporan en el 2017 tendrán ingresos promedios de 429.40 pesos.

Positivo es que de la cifra total de gastos en seguridad social, el presupuesto financiará 5 mil 180 millones con los ingresos provenientes fundamentalmente de los aportes de los empleadores estatales, así como las contribuciones especiales de trabajadores del sector empresarial, de algunos sectores presupuestados y de las formas no estatales de producción.

Venezuela. Gobierno Bolivariano incrementa 50% el Salario Mínimo y las pensiones a partir de enero 2017

Por Venezolana de Televisión (VTV)

El Presidente Nicolás Maduro anunció que a partir de enero las Pensiones y el Salario Mínimo serán 40.638 bolívares… más Bs.63.720 del Cesta-Ticket, significa que el Ingreso Mínimo Integral pasa a 104.358 bolívares.

http://kaosenlared.net/wp-content/uploads/2017/01/cons-300x215.jpg
.
.El Presidente Nicolás Maduro anunció que a partir de enero de este nuevo año, el Gobierno Bolivariano otorga el quinto aumento consecutivo del Salario Mínimo y las Pensiones, para proteger de las perversas consecuencias de la Guerra Económica el ingreso de los trabajadores y jubilados.
.
“Cincuenta por ciento. Quiere decir que a partir de enero las Pensiones y el Salario Mínimo serán 40.638 bolívares…más Bs.63.720 del Cesta-Ticket, significa que el Ingreso Mínimo Integral pasa a 104.358 bolívares. Un aumento integral de enero a enero de 536% anualizado”, informó.

 salartiominimopensiones

Acotó que con este nuevo aumento, justo y necesario, del Salario Mínimo, procederá igualmente el ajuste de la escala de los trabajadores públicos, como los maestros, policías, bomberos y efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), médicos y personal de salud, entre otros. “Arrancando el mes de enero. 50% de aumento del Salario Mínimo y Pensiones y que se haga el ajuste correspondiente en los trabajadores públicos…como siempre, porque es un sistema establecido“.

torrealbacup

“Para que la familia venezolana pueda defenderse del ataque despiadado de bachaqueros, mafias, de la oligarquía”, dijo el Jefe de Estado durante su programa dominical Contacto con Maduro, número 76, emitido desde Fuerte Tiuna, en el centro de empaquetamiento de alimentos de los CLAP.

Explicó el Primer Magistrado Nacional que el Cesta Ticket Socialista, como modalidad de ingreso para la adquisición de alimentos, continúa en Bs.63.720, hasta tanto se decida el ajuste correspondiente a la Unidad Tributaria (UT) que el Estado realiza en el principio de cada año.

“Es justo y necesario y seguiremos haciendo de tripas corazón, para seguir protegiendo el empleo, el derecho al trabajo, la estabilidad y los ingresos, las pensiones de nuestro pueblo”.

“Así que anuncio que arranca en forma enero. La Clase Obrera de Venezuela a la carga, por la justicia social. ¡Que viva la Clase Obrera de Venezuela!”, finalizó.
 
Fuente:

2 de enero de 2017

Los jóvenes cubanos hemos decidido vivir en nuestra Cuba libre

Enviado por Granma.

Intervención de Jennifer Bello Martínez, miembro del Consejo de Estado y Presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria, en la Plaza de la Revolución José Martí, el 2 de enero de 2017, “Año 59 de la Revolución”


Compatriotas,
Amigos del mundo que hoy nos acompañan,
Pueblo de Cuba:

Convocados por la historia, el presente y el futuro, asistimos a esta histórica Plaza a solo dos días de haber arribado al 58 Aniversario del Triunfo de la Revolución Cubana, para conmemorar el 60 Aniversario de la heroica sublevación en Santiago de Cuba y del Desembarco de los expedicionarios del Granma, Día de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Esta conmemoración tiene motivaciones especiales, que para cada cubano y cubana representa compromiso, voluntad y seguridad en el porvenir de la Revolución martiana, socialista y fidelista. En homenaje al Comandante en Jefe de la Revolución Cubana y a nuestra juventud, heredera y continuadora de las luchas y victorias de nuestro pueblo, dedicamos este aniversario.

Lo que acontecerá esta mañana, solo es posible cuando existe un pueblo unido, máxima expresión de contar con una Revolución de obreros, campesinos, estudiantes, soldados; hombres y mujeres dignos que viven orgullosos de esta sociedad.

En diciembre pasado, se cumplieron dos años de los anuncios sobre la decisión de Cuba y los Estados Unidos de restablecer las relaciones diplomáticas y de iniciar un proceso hacia la normalización de los vínculos bilaterales.

No habríamos llegado a este momento sin la heroica resistencia del pueblo cubano y su lealtad a los ideales y principios que lo han guiado a lo largo de su historia como nación.

Queda mucho por hacer para avanzar en este proceso, que será largo y como parte del cual tendrán que solucionarse los complejos problemas acumulados durante más de 50 años. Cuba no dejará de reclamar el levantamiento del bloqueo, que causa daños y privaciones a nuestro pueblo, ni cesará de demandar la devolución del territorio ocupado por la Base Naval de los Estados Unidos en Guantánamo, en contra de la voluntad del gobierno y el pueblo cubanos. Tampoco dejará de exigir el fin de los programas subversivos e injerencistas, dirigidos a provocar cambios en el orden político, económico y social que nuestro pueblo escogió soberanamente.

Muestra de ello, ha sido la movilización y enérgica participación de los estudiantes y toda la sociedad, que como un avispero, proclamamos ante el mundo defender cada conquista. La vanguardia seguirá siendo vanguardia, siempre patriotas y antimperialistas.

Tal y como expresara nuestro General de Ejército Raúl Castro Ruz en su discurso del pasado 17 de septiembre, en la décimo séptima Cumbre del Movimiento de Países No Alineados, celebrado en Venezuela: "Cuba no va a renunciar a uno solo de sus principios, ni a realizar concesiones inherentes a su soberanía e independencia. No va ceder en la defensa de sus ideales revolucionarios y antimperialistas, ni en el apoyo a la autodeterminación de los pueblos".

Como parte de la preparación del país para la defensa desarrollamos el Ejercicio Estratégico Bastión 2016, con el objetivo de actualizar y ejercitar en la conducción de las acciones previstas en los planes defensivos y en el enfrentamiento de las diferentes acciones del enemigo. El Bastión como elemento esencial en la materialización de la doctrina de la Guerra de Todo el Pueblo, demostró una vez más la voluntad inquebrantable de los cubanos de defender nuestra soberanía y preservar la obra de la Revolución.

Precisamente, esos han sido los principios por los que hemos luchado desde el grito de independencia, y así lo demostraremos en esta Revista Militar y marcha del pueblo combatiente, que reúnen en sí, nuestra historia, nuestros símbolos, la rebeldía y heroicidad de este pueblo. Por aquí andarán los mambises cubanos, a quienes la Patria os contempla orgullosa, llegan sobre sus caballos con el machete libertador.

La réplica del yate Granma, proeza de aquellos valerosos 82 expedicionarios que hicieron posible el sueño de la liberación nacional, esta vez navegará sobre un mar alegre de pioneros, los pinos nuevos agitarán sus pañoletas azules, con el compromiso de ser el porvenir y siempre estar dispuestos a conquistar el futuro.

En cuadro apretado, marcharán cuatro columnas de jóvenes que representan aquellos bravos guerrilleros que constituyeron el Ejército Rebelde; de su sangre emergió libre, pujante e invencible la patria nueva.

La epopeya de Girón, decisiva para la naciente revolución, será también recordada. Desfilarán por esta Plaza 90 combatientes de aquella heroica batalla, representando al Ejército Rebelde, la Policía y las nacientes Milicias Nacionales Revolucionarias. La decisión de pagar el precio que sea necesario por la causa del socialismo sigue alimentando a los millones de cubanos que habitamos esta isla.

Hoy también recordamos la labor que con amor y valentía desempeñaron niños y jóvenes en la Campaña de Alfabetización; 90 estudiantes de la Universidad de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona, visten el uniforme que iluminó esta plaza cuando se izaba la bandera con la que nuestro pueblo proclamaba ante el mundo que Cuba era ya Territorio Libre de Analfabetismo.

Desfilarán también siete bloques de combatientes que cumplieron misiones en más de 40 naciones, donde fueron ejemplo de respeto a la dignidad y la soberanía del país. La confianza ganada en el corazón de esos pueblos, fue fruto de la intachable conducta de nuestros combatientes.

Nuestras niñas y niños son la esperanza, la esencia más pura de la obra de la Revolución. Llegan en representación de todos los infantes del país, los pequeños integrantes de La Colmenita, abejitas laboriosas que con su miel regalan amor, paz y sabiduría.

Bajo la mirada del Apóstol nuestras tropas, compuestas por jóvenes de las instituciones docentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior, los integrantes de nuestros tres valiosos Ejércitos, soldados y milicianos harán que su paso marcial y emotivo rinda homenaje a los miles de combatientes que preservan la seguridad y tranquilidad del pueblo cubano.

Representando el carácter popular de la defensa del país, desfilarán los consejos de defensa provincial, municipal y de zona; las Brigadas de Producción y Defensa y nuestras milicias universitarias, quienes ante el llamado de la Patria responden: ¡Presente!

El pueblo habanero, en representación de toda Cuba, colmará la Plaza de la Revolución con la responsabilidad de continuar luchando por nuestra Nación soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible.

Las nuevas generaciones como símbolos de la vida, el amor, la justicia humana y la Revolución, demostramos el compromiso con la Patria, con nuestro Partido, con Fidel y con Raúl, andaremos estas calles con el entusiasmo y el ímpetu que caracteriza a la juventud cubana, con la convicción de defender este cielo y nuestra única bandera.

Desde el 10 de octubre de 1868, los cubanos y cubanas hemos decidido vivir en Cuba libre, soberana e independiente. Nadie podrá hacer olvidar nuestra historia ni los símbolos de resistencia de este pueblo.

Hacemos nuestras las ideas del líder histórico de la Revolución, en la sesión plenaria del 7º Congreso del Partido Comunista de Cuba: A nuestros hermanos de América Latina y el mundo debemos transmitirle que el pueblo cubano vencerá (…) Emprenderemos la marcha y perfeccionaremos lo que debamos perfeccionar, con lealtad meridiana y la fuerza unida, como Martí, Maceo y Gómez, en marcha indetenible.

¡Gloria eterna a los caídos por la Patria!

¡Viva la Revolución Cubana!

¡Viva por Siempre Fidel!
          
¡Viva Cuba Libre!

Raúl: No vamos ni iremos al capitalismo, eso está totalmente descartado




Enviado por Cubadebate.


Discurso pronunciado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la clausura del Octavo Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular en la VIII Legislatura, en el Palacio de Convenciones, el 27 de diciembre de 2016, “Año 58 de la Revolución”.

Compañeras y compañeros:

Los días finales del año, como ya es habitual, se han caracterizado por una intensa actividad.  El pasado sábado efectuamos la reunión del Consejo de Ministros que aprobó presentar a esta Asamblea el Plan de la Economía y el proyecto de Presupuesto para el año 2017, que analizamos en el día de hoy.

A diferencia de sesiones anteriores, no se realizó en esta ocasión la evaluación de la marcha del proceso de actualización del Modelo Económico y Social, teniendo en cuenta que se continúa trabajando en la propuesta de su Conceptualización, así como en las bases del Plan de Desarrollo Económico y Social hasta el año 2030, luego de concluir, por mandato del Séptimo Congreso del Partido, el profundo y democrático debate llevado a cabo con las organizaciones del Partido y la Juventud, representantes de las organizaciones de masas y de amplios sectores de la sociedad.

Esperamos que en el transcurso del primer semestre del próximo año, el Pleno del Comité Central apruebe ambos documentos programáticos.

En la sesión ordinaria de diciembre de 2015 advertí que el desempeño de nuestra economía en el año 2016 enfrentaría limitaciones financieras a causa de la caída en los ingresos de las exportaciones por la disminución de los precios de los principales rubros, así como afectaciones en las relaciones de cooperación con otros  países.

Ya en julio del presente año los hechos confirmaron esas proyecciones, sobre lo cual informé a nuestro pueblo desde este Parlamento.  Ciertamente, las limitaciones en los suministros de combustibles y las tensiones financieras se agravaron en el segundo semestre, conduciendo al decrecimiento del Producto Interno Bruto en un 0,9%.  A pesar de ello se preservaron los servicios sociales gratuitos, como la educación y la salud pública a toda la población.  No se produjo el colapso de nuestra economía ni el regreso de los apagones que padecimos en los momentos más difíciles del período especial, como auguraban no pocos malintencionados medios internacionales de prensa.

Asimismo, en medio de este desfavorable escenario se mantuvo el cumplimiento estricto de las obligaciones contraídas como resultado del reordenamiento de la deuda externa cubana.  Sin embargo, no ha sido posible superar la situación transitoria que atravesamos en los atrasos de los pagos corrientes a los proveedores, con cuyo fin se ejecutaron y realizan un conjunto de gestiones que permitirán aliviar el panorama descrito.

Agradezco, una vez más, a los socios comerciales por su comprensión y confianza hacia Cuba y reitero la voluntad del gobierno de restablecer paulatinamente la normalidad en esta importante esfera y sentar las bases para evitar su repetición en el futuro.

Al referirnos al desempeño de la economía cubana, no se pueden olvidar los efectos negativos que nos genera el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos que, como ustedes conocen, se mantiene en vigor.  Ejemplo de ello es que Cuba sigue sin poder realizar transacciones internacionales en dólares estadounidenses, lo que impide llevar hacia adelante muchos e importantes negocios en perspectiva.

Tampoco deben omitirse los cuantiosos daños que ocasionó el peligroso huracán Matthew que se abatió con inusual virulencia sobre seis municipios del extremo este del país, los días 4 y 5 de octubre del presente año, con un saldo significativo de destrucción de viviendas, centros educacionales y de salud, almacenes, instalaciones industriales y hoteleras, así como severas afectaciones a la infraestructura vial, eléctrica, hidráulica y de telecomunicaciones.

Afortunadamente, gracias a las medidas adoptadas para la protección de la población, no tuvimos que lamentar ninguna pérdida de vida humana, como por desgracia sucedió en los demás Estados ubicados en la ruta de este fenómeno meteorológico, incluyendo varias decenas en el propio territorio de Estados Unidos.

A la memoria me viene que un huracán mucho más débil que ese, de categoría dos, un día como ese, pero en 1963, hace unos 53 años, el Flora, nos ocasionó más de 1.200 bajas humanas.  De ahí surgieron varias cuestiones, entre ellas todas las presas que tenemos, que antes apenas existían cuatro o cinco presas en el país, y en este último huracán, como ya les dije, no tuvimos ni una sola baja, ni siquiera un herido grave.  Se sigue trabajando y continuaremos.

Aprovecho la ocasión para agradecer las muestras de solidaridad y el apoyo material que hemos recibido de muchos países y de las organizaciones internacionales del sistema de Naciones Unidas para contribuir a la recuperación de esos territorios.  Mención especial merece la ayuda proporcionada por la hermana República Venezolana  a iniciativa de su presidente, el compañero Nicolás Maduro Moros.

En cuanto al plan y el presupuesto para el 2017 debo alertar que persistirán tensiones financieras y retos que pudieran incluso recrudecerse en determinadas circunstancias; sin embargo, prevemos que la economía cubana retome la senda ascendente y que el Producto Interno Bruto crezca moderadamente en el entorno del 2%.

Con ese propósito deberán cumplirse tres premisas decisivas, que son: garantizar las exportaciones y su cobro oportuno; incrementar la producción nacional que sustituye importaciones; y no menos importante, reducir todo gasto no imprescindible y utilizar racional y eficientemente los recursos disponibles.  Al propio tiempo, en medio de las dificultades, continuaremos ejecutando los programas de inversiones en función del desarrollo sostenible de la economía nacional.

Concedemos gran importancia a la necesidad de dinamizar la inversión extranjera en Cuba, en correspondencia con el Lineamiento Nº.78 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, aprobado en el Séptimo Congreso.

Reconozco que no estamos satisfechos en esta esfera y que han sido frecuentes las dilaciones excesivas del proceso negociador.  Es preciso superar de una vez y por siempre la mentalidad obsoleta llena de prejuicios contra la inversión foránea.

Para avanzar resueltamente en esta dirección debemos despojarnos de falsos temores hacia el capital externo; no vamos ni iremos al capitalismo, eso está totalmente descartado, así lo recoge nuestra Constitución y lo mantendrá, pero no debemos cogerle miedo y ponerle trabas a lo que podemos hacer en el marco de las leyes vigentes.  Ello requiere, en primer lugar, asegurar la preparación y capacitación sistemática de los cuadros y especialistas que negocian, así como profundizar en las deficiencias y errores cometidos en el pasado para nunca más repetirlos.

Como es sabido, esta pequeña isla no produce todo el combustible que necesita, debiendo importar volúmenes considerables, cuyo costo pende como espada de Damocles sobre nuestra economía.   Sin renunciar al incremento de la producción nacional de petróleo, para lo cual también se necesitan inversiones, debemos acelerar el desarrollo de las Fuentes Renovables de Energía, que actualmente sólo significan un 4,65% de la generación de electricidad.

Condiciones para ello tenemos más que suficientes en las energías solar o fotovoltaica, eólica y la biomasa. Este es uno de los sectores estratégicos donde debemos potenciar decididamente la inversión extranjera.

Precisamente estos dos últimos temas que estoy tocando, fueron temas que también abordamos en la última reunión del Consejo de Ministros hace unos pocos días, y mantener —les decía— la cifra del 24% a la que se aspira, según el Plan hasta el año 2030; pero, realmente, trabajar por superarla para esa fecha.

Pasando a otro asunto. En la mañana de hoy, esta Asamblea acordó continuar trabajando hasta la conclusión de la actual Legislatura en el año 2018, en el experimento que se aplica en las provincias de Artemisa y Mayabeque, en interés de separar la dirección de los consejos de la administración de las asambleas provinciales y municipales del Poder Popular.

El mencionado experimento, que se ejecuta desde hace un quinquenio, coincidiendo con la creación de ambas provincias, ha permitido poner en práctica un conjunto de principios organizativos y de funcionamiento de los órganos de gobierno, permitiendo que las asambleas locales del Poder Popular incrementen la atención a los consejos populares, los delegados de circunscripción y la población en general.

Igualmente, se logró deslindar las funciones estatales de las empresariales en el ámbito local, conformándose a nivel de esas provincias un sistema de empresas para prestar servicios al pueblo. Todo ello ha facilitado reducir de manera sensible las plantillas de funcionarios y cuadros de las estructuras de dirección en provincias y municipios.

No obstante, se pusieron de manifiesto un conjunto de deficiencias que, sin invalidar los conceptos esenciales del experimento, impidieron la consolidación del modelo de gestión puesto en práctica, de modo que su ulterior generalización al resto del país constituya un éxito.

Uno de los principales factores detectados es el elevado nivel de fluctuación de los cuadros en esas instancias, así como el insuficiente completamiento de las plantillas, a consecuencia de subestimar la selección, preparación y control del personal.  A ello se suma la insuficiente atención y supervisión por los organismos y entidades nacionales al proceso de experimentación, retrasándose la implementación de las decisiones adoptadas.

Considero que los errores han sido identificados y que es adecuada la decisión de prorrogar el experimento. Ahora lo que nos corresponde a todos y en especial a la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo, de conjunto con las estructuras del Partido en las diferentes instancias, es superarlos y avanzar, sin retrocesos, en su culminación en el nuevo plazo concedido.

Realmente se estimó, desde el principio, que era una tarea fácil, y la vida nos está demostrando que no hay tarea fácil en este terreno y que de tareas difíciles están llenos todos los acuerdos para el perfeccionamiento.  Nada es fácil, a todo hay que dedicarle el tiempo que requiere y ninguna de esas tareas puede realizarse exitosamente con superficialidades y mucho menos atendiéndolas de vez en cuando.


Compañeras y compañeros:

En mis palabras el 3 de diciembre, en la Plaza de la Revolución Mayor General Antonio Maceo Grajales, en Santiago de Cuba, anuncié la voluntad del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, de que su nombre y su figura nunca fueran utilizados para denominar instituciones, plazas, parques, avenidas, calles u otros sitios públicos, ni erigir en su memoria monumentos, bustos, estatuas y otras formas similares de tributo.

En el día de hoy nuestro Parlamento ha consagrado en Ley la voluntad expresada por el compañero Fidel hasta las últimas horas de vida. 
 
El líder histórico de la Revolución Cubana nos legó su ejemplo imperecedero, su irrenunciable optimismo y fe en la victoria.

En mi opinión, y de  modo similar a lo manifestado por el compañero Lazo en la apertura de esta sesión, el mejor monumento a sus ideales y obra es hacer realidad cada día los postulados contenidos en su brillante definición del concepto de Revolución, que hizo público el 1º. de mayo del 2000, y que millones de cubanos suscribimos en el marco de las actividades organizadas para rendirle el merecido homenaje a quien nunca defraudó a su pueblo, y tal como expresó en el premonitorio discurso que pronunció el 8 de Enero de 1959 — al llegar a la capital, en el campamento militar conocido por Columbia, hoy Ciudad Libertad—, hace hoy casi 58 años, cuando la Caravana de la Libertad entró triunfal en La Habana —como a mí me dejó de jefe en la provincia oriental, en Santiago de Cuba, como capital entonces de las hoy cinco provincias orientales, vi este discurso por televisión, ya de noche, los que tienen más edad recordarán cómo fue, muy emotivo, hasta las palomas blancas que se le posaron en los hombros, etcétera, yo no recordaba bien esto que les voy a leer, sí recuerdo cómo empezó:  “La alegría es inmensa, pero queda mucho por hacer todavía… no nos imaginemos que desde ahora todo será más fácil, tal vez desde ahora todo sea más difícil.”

Pero de esta otra que les leeré no la recordaba con esa claridad, y antes de expresarlo aquí busqué la grabación, además de lo que estaba escrito, y está textualmente así. Dice en aquel momento, cito:

“Sé que nunca más en nuestras vidas volveremos a presenciar una muchedumbre semejante” —se está refiriendo al recibimiento aquí en La Habana y en todo el recorrido—, “excepto en otra ocasión —en que estoy seguro de que se van a volver a reunir las muchedumbres—, y es el día en que muramos, porque nosotros, cuando nos tengan que llevar a la tumba, ese día, se volverá a reunir tanta gente como hoy, porque nosotros ¡jamás defraudaremos a nuestro pueblo!” Fin de la cita (Aplausos).

Fidel se marchó invicto, pero su espíritu de lucha permanecerá en la conciencia de todos los revolucionarios cubanos, de hoy, de mañana y de siempre, y así lo demostraremos en la Revista Militar y marcha del pueblo combatiente el próximo 2 de enero, en ocasión del 60 aniversario de la heroica sublevación en Santiago de Cuba y del Desembarco de los expedicionarios del Granma, Día de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, en homenaje al Comandante en Jefe de la Revolución Cubana y a nuestra juventud.

Ya solo me resta expresarles que en pocos días, festejaremos un aniversario más del triunfo de la Revolución y el advenimiento del nuevo año. Llegue al querido pueblo de Cuba nuestras calurosas felicitaciones.
Eso es todo.

(Aplausos)