25 de julio de 2016

Agenda imperialista contra Venezuela

Por Tribuna Popular.
Respuestas políticas y organizativas del pueblo trabajador y sus fuerzas revolucionarias.
Ver ediciones anteriores en formato digital
A principios de este año se filtró un documento del Comando Sur de EEUU, bajo el título «Operación Venezuela Freedom-2», firmado por su actual jefe, el almirante Kurt Tidd, fechado 25 de febrero de 2016.

Es un escrito detallado en el que no se contempla, en realidad, ninguna “salida electoral” contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro. La salida, de concretarse, sería violenta.

El Comando Sur, es decir el Pentágono, como brazo armado de las corporaciones imperialistas en la región, debe, después de 17 años de vanos intentos, cumplir la meta trazada, preferiblemente durante la presidencia de Barack Obama. En esa tarea, el Pentágono forma equipo con el Departamento de Estado (Ministerio de Relaciones Exteriores) y la Secretaría del Tesoro (Ministerio de Economía y Finanzas) de EEUU.

Para el imperialismo estadounidense el dilema se hace cada vez más evidente y disminuye la brecha entre el propósito y la realidad, en el intento mediático de ocultar lo que es un plan bien orquestado, que actualmente no sólo se encuentra en desarrollo, sino en plena aceleración.

En tal sentido, el actual jefe del Comando Sur señala que:
«…la derrota en las elecciones y la descomposición interna del régimen populista y anti-norteamericano, recoge el impacto exitoso de nuestras políticas impulsadas con fuerzas aliadas en la región en la fase 1 de esta operación, entre las que destacan:
  1. Poner en evidencia el carácter autoritario y violador de los derechos humanos del gobierno de Maduro.
  2. Empleo del mecanismo de la Orden Ejecutiva como parte de una estrategia que puede justificar el desarrollo de nuestra política, teniendo como justificativo legal la Constitución y las leyes de Estados Unidos de América…
  3. Aislamiento internacional y descalificación como sistema democrático, ya que no respeta la autonomía y la separación de poderes.
  4. Generación de un clima propicio para la aplicación de la Carta Democrática de la OEA.
  5. Colocar en la agenda la premisa de la crisis humanitaria que permita una intervención con apoyo de organismos multilaterales, incluyendo la ONU»
Esto da testimonio de que sí existe una guerra declarada abiertamente.

Para el almirante Tidd, la MUD y sus alrededores han «aprovechado las circunstancias para crecer (…), a pesar de las rivalidades y desunión en sus filas, ya que se mueven en su seno diferentes intereses y puntos de vista».

Pero el almirante también deja claro quién tiene el mando: «nuestra intervención oportuna ha permitido delinear un camino para una salida rápida del régimen». Algo que evidentemente va más allá de la capacidad política de la MUD.

«Si bien se está enarbolando el camino pacífico, legal y electoral, ha crecido la convicción de que es necesario presionar con movilizaciones de calle, buscando fijar y paralizar a importantes contingentes militares que tendrán que ser dedicados a mantener el orden interno y seguridad del gobierno, situación que se hará insostenible en la medida en que se desaten múltiples conflictos y presiones de todo tipo», remata Tidd en su diagnóstico.

Sobre esta base, la nueva dirección del Comando Sur, en voz y firma de su nuevo jefe, examina «un conjunto de recomendaciones, para la segunda fase, efectiva de nuestra intervención en Venezuela».

La operación se crea para ser ejecutada por los Componentes Operacionales del Comando, compuesto por el Comando de Operaciones Especiales, la Fuerza Conjunta Bravo y la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur (inteligencia), «concebida como una operación de amplio espectro, conjunta y combinada dentro del área de responsabilidad, priorizando los conceptos estratégicos: fuerza decisiva, proyección de poder, presencia en ultramar y agilidad estratégica».

Estos últimos conceptos, contemplados generosamente dentro de la Doctrina de Espectro Completo, del Pentágono, recogida en el documento «Joint Vision 2020», elaborado por la Dirección de Políticas y Planes Estratégicos del Ejército de EEUU, en junio de 2000, y que es, en sí mismo, la matriz doctrinaria de todos los manuales y proyectos de Guerra No Convencional desarrollados hasta hoy en día.

En tal sentido, la forma de la guerra contra Venezuela es demostradamente asimétrica, empleando, según el almirante Tidd: «recursos diplomáticos, de información, militares, económicos, financieros, de inteligencia y jurídicos».

No se jerarquizan los ejércitos de tropas regulares, los tanques, los drones y los misiles. Se priorizan los actores no estatales, los derechos humanos militarizados de acuerdo a la agenda de la globalización neoliberal, los cómplices mediáticos, los operadores empresariales y los intermediarios políticos con sus respectivos lobbys y escritorios jurídicos.

Las 12 recomendaciones

La Guerra No Convencional, tutelada por el Pentágono, enmarca las 12 “recomendaciones” de la nueva gestión del Comando Sur, divididas “en acciones específicas”. Ellas son:
  1. «Con los factores políticos de la MUD hemos venido acordando una agenda común, que incluye un escenario abrupto que puede combinar acciones callejeras y el empleo dosificado de la violencia armada». Sostiene el almirante Tidd que «el referéndum o la enmienda» se impulsa en tanto «cobertura» mientras se ampara legitimidad a partir de los artículos 333 y 350 de la Constitución.
«Es indispensable destacar que la responsabilidad en la elaboración, planeación y ejecución parcial (sobre todo en esta fase) de la Operación Venezuela Freedom-2 en los actuales momentos descansa en nuestro Comando, pero el impulso de los conflictos y la generación de los diferentes escenarios es tarea de las fuerzas aliadas de la MUD involucradas en el Plan, por eso nosotros no asumiremos el costo de una intervención armada en Venezuela, sino que emplearemos los diversos recursos y medios para que la oposición pueda llevar adelante las políticas para salir de Maduro».
  1. «Bajo un enfoque de ‘cerco y asfixia’, también hemos acordado con los socios más cercanos de la MUD, utilizar la Asamblea Nacional como tenaza para obstruir la gobernanza: convocar eventos y movilizaciones, interpelar a los gobernantes, negar créditos, derogar leyes».
  2. «…en el plano político interno hay que insistir en el gobierno de transición y las medidas a tomar después de la caída del régimen, incluyendo la conformación de un gabinete de emergencia, donde puedan incluirse sectores empresariales, jerarquía eclesial, sindicatos, ONGs, universidades».
  3. «Para arribar a esta fase terminal, se contempla impulsar un plan de acción de corto plazo (6 meses con un cierre de la segunda fase hacia julio-agosto de 2016), como señalamos, hemos propuesto en estos momentos aplicar las tenazas para asfixiar y paralizar, impidiendo que las fuerzas chavistas se pueden recomponer y reagruparse».
    Además, como dice más adelante: «insistir en debilitar doctrinariamente a Maduro, colocando su filiación castrista y comunista (dependencia de los cubanos) como eje propagandístico, opuesta a la libertad y la democracia, contraria a la propiedad privada y al libre mercado. También doctrinariamente, hay que responsabilizar al Estado y su política contralora como causal del estancamiento económico, la inflación y la escasez».
  4. «Mantener la campaña ofensiva en el terreno propagandístico, fomentando un clima de desconfianza, incitando temores, haciendo ingobernable la situación. En esto es importante destacar todo lo que tiene que ver con desgobierno: las fallas administrativas, la afectación con los altos índices de criminalidad y la inseguridad personal». Señala el documento, además, que para el desarrollo de dicha ofensiva propagandística cuentan con los jóvenes que demuestran «una creciente identidad con nuestra forma de vida e ideales». Además, rematando el punto: «Estos avances en los actuales momentos, son el resultado de nuestras campañas propagandísticas, pero no podemos obviar el peso de la crisis como dato empírico que la detona y refuerza».
  5. «Por esto –continúa en el siguiente punto–, particular importancia tiene la explotación de los temas como la escasez de agua, de alimentos y de electricidad, teniendo este último aspecto un carácter grave para el gobierno, ya que la sequía ha generado una amenaza de colapso de los embalses y debemos prepararnos para explotarlo al máximo desde el punto de vista político, reforzando la matriz mediática que ubica la crisis eléctrica como responsabilidad exclusiva de Maduro».
  6. «Especial interés adquiere en las actuales circunstancias, posicionar la matriz de que Venezuela entra en una etapa de CRISIS HUMANITARIA por falta de alimentos, agua y medicamentos, hay que continuar con el manejo del escenario donde Venezuela está ‘cerca del colapso y de implosionar’ demandando de la comunidad internacional una intervención humanitaria para mantener la paz y salvar vidas».
  7. En el plano de la creación de alianzas en lo regional, «hay que insistir en la aplicación de la Carta Democrática, tal y como lo hemos convenido con Luis Almagro Lemes», lo que le reviste de un marco jurídico capaz de mover otros resortes de la intervención de forma indirecta, valiéndose de ex presidentes, gobiernos afines y la Alianza Parlamentaria Democrática de América. Pero la cosa cobra un matiz aún más operativo cuando en el mismo punto se destaca que «se hace relevante la coordinación entre organismos de la Comunidad de Inteligencia y otras agencias como las organizaciones no gubernamentales (ONGs), corporaciones privadas de comunicación como la SIP y diversos medios privados (TV, prensa, redes, circuitos radiales)».

De Francia a Europa. ¡Por fin la Huelga Social!

Por Transnational Social Strike

Lo que sucede en Francia en este momento va más allá de las fronteras francesas. 

Mientras que, por un lado, la reforma al mercado del trabajo viene a confirmar que la precarización es un problema, al menos, de escala europea, por otro lado, la lucha en contra de la «loi travail y su mundo» ha resultado en justo aquello a lo que habíamos estado aspirando: una huelga social sin precedentes. Ahora más que nunca, resulta necesario resolver la cuestión sobre cómo dar a esta lucha y a este levantamiento una escala transnacional.

unnamed

Este paso es imprescindible e inevitable. La «loi travail» es tan sólo un pedazo de un proyecto más ambicioso cuyo fin, en todo lugar, es despojar a millones de personas de la posibilidad de rechazar un presente y un futuro de explotación. Sea el paquete de austeridad en Grecia, la reforma laboral en Italia, el Hartz IV alemán o la ley Peeters en Bélgica, todos son ejemplos que ilustran la dirección en la que se nos dirige: recortes en salarios y beneficios, la financialización de las pensiones, la creación de una mano de obra maniatada puesta a trabajar bajo cualquier condición y a cualquier precio so pena de no obtener su permiso de trabajo o de no poder pagar la deuda adquirida a través de programas de bienvenida, la creación de una mano de obra desechable a merced de patrones institucionalmente dotados de poderes despóticos. Incluso ahora con la salida del Reino Unido de la UE, serán los trabajadores tanto en Europa como en Reino Unido, quienes sufran las consecuencias del referéndum.  

Las pólizas nacionales ya han dejado de ser simplemente nacionales. El aumento de la mobilidad en el empleo y la organización transnacional de la producción hacen que cada ciudad, país o lugar de trabajo adquiera una dinámica transnacional. La precarización afecta a todas las generaciones y a todos los sectores; es una condición general alimentada por diferencias y jerarquías que atraviesa – así como también produce – fronteras.

Posicionándonos en contra de la convergencia de las pólizas de empleo europeas, en contra de la ilusión de que la renacionalización de las iniciativas políticas y anti-inmigratorias es la respuesta, en contra del capitalismo y del neoliberalismo, tenemos que construir una convergencia de luchas transnacional. Este es el mensaje del levantamiento francés que justo ha logrado materializar la esencia de una huelga social. Huelgas en todos los sectores y servicios han sido vinculados a movilizaciones masivas en la metrópolis, incluyendo a trabajadores en la precariedad que no son representados por ningún sindicato, y se han logrado interrumpir la producción de valores y la generación de ganancias. Experimentos de este estilo estos últimos años – la huelga ante el empleo de inmigrantes, las huelgas en el sector de logística y en las cadenas de producción así como en el sector de cuidados – han sido llevados a escalas masivas en Francia. La lógica de la solidaridad ha triunfado y la divisiones entre las luchas de dentro y fuera del espacio de trabajo han sido superadas gracias a la fijación de un objetivo político común.  

Las demandas a favor de más democracia, de justicia y derechos sociales, en contra de la represión policial, yuxtapuestas al despotismo del salario y de los patrones, han encontrado un punto de convergencia y una prioridad política. Ahora es cuando debemos elevar estas conquistas a un nivel superior puesto que sabemos que la lucha en contra de la precarización no es ni puede ser viable mientras nos sigamos oponiendo a leyes nacionales.

Partiendo así de este mensaje de revuelta de Francia que resuena en cada rincón de Europa, y, luego de una primera asamblea en París, la Plataforma Huelga social transnacional invita a trabajadores, activistas, sindicalistas y otras redes a una nueva reunión en París del 21 al 23 de octubre para discutir cómo la huelga social en Francia puede asfaltar el camino hacia un levantamiento transnacional de la mano de obra viva en contra de la precarización. Necesitamos consolidar un espacio de convergencia común donde gente precaria, inmigrantes, trabajadores de la industria, todos, se reconozcan a sí mismos y donde distintas formas de precaridad se encuentren y se confronten; necesitamos un espacio en donde podamos construir un discurso común que se pueda transformar en punto de referencia para millones de personas que rechazan día a día la explotación y la precaridad, aquí en Europa y más allá.  

Para aprovechar el potencial transnacional de las movilizaciones actuales necesitamos traer Europa a Francia, y así poder llevar Francia a Europa y más allá, en un día transnacional de acciones y huelgas en el que se dé un paso adelante en la organización de un levantamiento de la mano de obra viva en Europa y más allá.

Fuente:
Resumen Latinoamericano

24 de julio de 2016

Fidel Castro: 50 ideas para el 90 aniversario

Por Wilkie Delgado Correa en Cubadebate

El 90 aniversario del natalicio de Fidel (Birán, 13 de agosto de 1926) está concitando análisis, reflexiones, investigaciones, relatos, crónicas, poesías, anécdotas y afirmaciones en todo el mundo, en los que no faltan aspectos de la vida, obra e ideario de un dirigente que ha sido, sin dudas, figura descollante y decisiva en múltiples acontecimientos ocurridos durante el siglo XX y XXI en Cuba, América Latina y el Caribe y el resto del mundo.
 
Como personaje histórico ha dominado el escenario político con una relevancia universal, sin que haya sido derrotado en ningún terreno, a pesar que sobre él y su país el imperialismo yanki desató los planes más agresivos y criminales para su eliminación física; las agresiones armadas directas contra su país, como la invasión mercenaria de Girón; las agresiones subversivas y terroristas dentro y fuera del país; la guerra mediática a nivel mundial, para su demonización y descrédito; la amenaza de ataque nuclear; el acoso diplomático, comercial, financiero y económico, expresado en un férreo bloqueo que todavía permanece, aunque algo flexibilizado en algunos aspectos después del establecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Fidel siempre ha permanecido firme e íntegro, desempeñando su papel de rebelde de las causas buenas y ejemplo moral de revolucionario consecuente, sin jamás renunciar a los principios.

unnamed

Su gesto de solidaridad y ayuda desinteresadas para la liberación y el desarrollo de otros pueblos, sin condicionamiento alguno, no tiene parangón en el terreno político del mundo contemporáneo.

Fidel ha confesado que siente una motivación especial por las ideas, de ahí que hemos concebido, para homenajearle en su 90 aniversario, la selección de este conjunto de 50 núcleos de ideas que han sido pronunciadas o escritas en distintos momentos de su vida, como fueron los del asalto al cuartel Moncada, la prisión, el exilio, la lucha en la Sierra Maestra, y en diversas ocasiones después del triunfo de la revolución, y, por último, en su intervención en la Asamblea Nacional, el 19 de abril de 2016.

Pasemos, pues, a la lectura y análisis de estas Ideas esenciales para presidir el 90 aniversario de Fidel Castro:
  • Creo haber justificado suficientemente mi punto de vista: son más razones que las que esgrimió el señor fiscal para pedir que se me condene a ventiséis años de cárcel; todas asisten a los hombres que luchan por la libertad y la felicidad de un pueblo, ninguna a los que lo oprimen, envilecen y saquean despiadadamente.
  • ¿Con qué derecho enviar a la cárcel a ciudadanos que vinieron a dar por el decoro de su patria su sangre y su vida? ¡Eso es monstruoso ante los ojos de la nación y los principios de la verdadera justicia!
  • Pero hay una razón que nos asiste más poderosa que todas las demás: somos cubanos, y ser cubano implica un deber, no cumplirlo es un crimen y es traición. Vivimos orgullosos de la historia de nuestra patria; la aprendimos en la escuela y hemos crecido oyendo hablar de libertad, de justicia y de derechos… y primero se hundirá la Isla en el mar antes que consistamos en ser esclavos de nadie.
  • Parecía que el Apóstol ibas a morir en el año de su centenario … Pero vive, no ha muerto, su pueblo es rebelde, su pueblo es digno, su pueblo es fiel a su recuerdo… ¡Cuba, qué sería de ti si hubieras dejado morir a tu Apóstol.
  • Termino mi defensa, pero no haré como hacen siempre todos los letrados, pidiendo la libertad del defendido; no puedo pedirla cuando mis compañeros están sufriendo ya en Isla de Pinos ignominiosa prisión. Enviadme junto a ellos a compartir su suerte, es concebible que los hombres honrados estén muertos o presos en una república donde está de presidente un criminal y un ladrón.
  • En cuanbto a mí, sé que la cárcel será dura como no ha sido nunca para nadie, preñada de amenazas, de ruin y cobarde ensañamiento, pero no la temo, como no temo la furia del tirano miserable que arrancó la vida a setenta hermanos míos. Condenadme, no importa. La historia me absolverá.
  • En cuanto a comodidades de orden material si no fuera imperativo vivir con un mínimo de decencia material –créeme que yo sería feliz viviendo en un solar y durmiendo en un catre con un cajón para guardar la ropa…Valdré menos cada vez que me vaya acostumbrando a necesitar más cosas para vivir, cuando olvide que es posible estar privado de todo sin sentirme infeliz. Así he aprendido a vivir y eso me hace tanto más temible como apasionado defensor de un ideal que se ha reafirmado y fortalecido en el sacrificio. Podré predicar con el ejemplo que es la mejor elocuencia. Más independiente seré, más útil, cuanto menos me aten las exigencias de la vida material.
  • Hace cuatro meses y una semana que me tienen encerrado en esta celda solitaria. Sólo tengo compañía cuando en la pequeña funeraria que está delante de mi celda tienden algún preso muerto que en ocasiones son ahorcados misteriosos, asesinatos extraños en hombres cuya salud fue aniquilada a fuerza de golpes y torturas. Pero no puedo verlos porque hay perennemente una mampara de seis pie de alto frente a la única entrada de mi celda para que no pueda ver ningún ser humano, ni vivo ni muerto. Sería demasiada magnanimidad permitirme la compañía de un cadáver.
  • No desanimarse por nada ni por nadie como hicimos en los más difíciles momentos. Un último consejo: Cuídense de la envidia; cuando se tiene la gloria y el prestigio de ustedes, los mediocres encuentran fácilmente motivos o pretextos para susceptibilidades.
  • Mucho me conmueve el afán de brindarnos el mayor número de pequeñas alegrías. ¡Pero si eso se logra tan cumplidamente sin sacrificios materiales! ¿Quieres un ejemplo? El deseo de que mis libros estén arreglados y en orden para cuando yo llegue, me conforta, me alegra y me hace más feliz que todas las demás cosas, y no me entristece ni me apena, ni me apesadumbra. Yo no puedo tener debilidades, si las tuviera hoy, por pequeñas que fueran, mañana no podría esperarse nada de mí.
  • Al enfrentarme de nuevo con todos los pequeños problemas cotidianos, tal vez eche de menos a la tranquilidad de la prisión. Nunca está uno conforme en ningún lado…¡Ojalá no se cumpla mi presentimiento de que en la calle añoraré algo la cárcel.
  • Reuniremos a nuestros compatriotas detrás de una idea de dignidad plena para el pueblo de Cuba y de justicia para los hambrientos y olvidados y de castigo para los grandes culpables. A las puertas de los malversadores tocaremos después de la Revolución.
  • El pueblo cubano desea algo más que un simple cambio de mandos. Cuba ansía un cambio radical en todos los campos de la vida pública y social. Hay que darle al pueblo algo más que libertad y democracia en términos abstractos, hay que proporcionarle una existencia decorosa.
  • Al ver los cohetes que tiraron en casa de Mario, me he jurado que los americanos van a pagar bien caro lo que están haciendo. Cuando esta guerra se acabe, empezará para mí una guerra más larga y grande: la guerra que voy a echar contra ellos: me doy cuenta que ese va a ser mi destino verdadero.
  • Por eso el peor enemigo de la Revolución sería la cobardía, el peor enemigo de la Revolución sería la debilidad. Pero a un pueblo valiente, a un pueblo firme, a un pueblo que tiene dignidad, a un pueblo que tiene vergüenza, hay que respetarlo. No solo porque tiene derecho a su libertad y tiene derecho a su soberanía, ¡sino porque sabe defenderla! ¡Tiene el derecho porque tiene el valor y tiene la dignidad y tiene la vergüenza y tiene la fuerza necesaria para defenderla!
  • Esta es una jornada larga y una lucha larga… Porque es una lucha contra los traidores de adentro, una lucha contra los ineptos, los incompetentes, los seudorrevolucionarios y los traidores de fuera y los enemigos de fuera. Es una lucha dura, que requiere por parte de todos nosotros la conciencia de lo que es una revolución y de lo que es una verdadera revolución. Y que una verdadera revolución no es un paseo, y que una verdadera revolución no es un juego, y que una verdadera revolución no es un cambio de hombres: que es una lucha dura, una lucha amarga, una lucha en que tenemos que ir sin descuidarnos nunca, sin bajar nunca la guardia, luchando constantemente contra todos los obstáculos, porque es una tarea casi sobrehumana, la tarea de una revolución.
  • Los bienes materiales no me motivan, el dinero no me motiva en absoluto. No me motiva un afán de gloria, fama, prestigio. Creo que me motivan las ideas.
  • Realmente, a mí nadie me inculcó mis ideas políticas, yo fui llegando a ellas; aunque recibiendo distintas influencias, desde luego, de ideas que existían, criterios, concepciones, pero la opción fue una opción completamente mía, el resultado de meditaciones, de reflexiones, de observaciones de las realidades y del análisis de lo que otros muchos hombres hicieron y pensaron. Fueron realmente mis ideas, a las cuales yo llegué por conclusiones determinadas, a una convicción por encima del medio social, del origen de clase, de la educación recibida en la escuela, de todo lo que leía y veía en la prensa, en el cine, en todas partes. Creo que eso tiene una importancia grande en la motivación del hombre, porque llega a determinadas conclusiones, a determinadas ideas que lo motivan a luchar, porque está realmente convencido de lo que está haciendo.
  • Hay un pensamiento, una idea, una frase de Martí que produjo en mí profunda e inolvidable impresión. Me enseñó, me agradó y desde entonces siempre la he tenido presente: “Toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz”.
  • Creo que mi contribución a la Revolución Cubana consiste en haber realizado una síntesis de las ideas de Martí y del marxismo-leninismo, y haberla aplicado consecuentemente en nuestra lucha.
  • Precisamente por ser la revolución un cambio completo, profundo, en la vida de un país, en todos los órdenes, el primer gran problema de la revolución es cómo se combate y cómo se vence la influencia de las viejas ideas, de las viejas tradiciones, de los viejos prejuicios, y cómo las ideas de la revolución van ganando terreno y van convirtiéndose en cuestiones de conocimiento común y de clara comprensión para todo el pueblo
  • Nosotros creemos que la Revolución tiene todavía muchas batallas que librar, y nosotros creemos que nuestro primer pensamiento y nuestra primera preocupación debe ser qué hacemos para que la Revolución salga victoriosa. Porque lo primero es eso: lo primero es la Revolución misma. Y después, entonces, preocuparnos por las demás cuestiones.
  • Permítanme decirles en primer lugar que la Revolución defiende la libertad, que la Revolución ha traído al país una suma muy grande de libertades, que la Revolución no puede ser por esencia enemiga de las libertades.
  • Si a los revolucionarios nos preguntan qué es lo que más nos importa, nosotros diremos: el pueblo. Y siempre diremos: el pueblo. El pueblo en su sentido real, es decir, esa mayoría del pueblo que ha tenido que vivir en la explotación y en el olvido más cruel. Nuestra preocupación fundamental siempre serán las grandes mayorías del pueblo, es decir, las clases oprimidas y explotadas del pueblo. El prisma a través del cual nosotros lo miramos todo es ese: para nosotros será bueno lo que sea bueno para ellos; para nosotros será noble, será bello y será útil todo lo que sea noble, sea útil y sea bello para ellos… El pueblo es la meta principal. En el pueblo hay que pensar primero que en nosotros mismos. Y esa es la única actitud que puede definirse como una actitud verdaderamente revolucionaria.
  • La Revolución debe tratar de ganar para sus ideas a la mayor parte del pueblo; la Revolución nunca debe renunciar a contar con la mayoría del pueblo, a contar no solo con los revolucionarios, sino con todos los ciudadanos honestos, que aunque no sean revolucionarios —es decir, que no tengan una actitud revolucionaria ante la vida—, estén con ella. La Revolución solo debe renunciar a aquellos que sean incorregiblemente reaccionarios, que sean incorregiblemente contrarrevolucionarios.
  • Esto significa que dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, nada. Contra la Revolución nada, porque la Revolución tiene también sus derechos; y el primer derecho de la Revolución es el derecho a existir. Y frente al derecho de la Revolución de ser y de existir, nadie —por cuanto la Revolución comprende los intereses del pueblo, por cuanto la Revolución significa los intereses de la nación entera—, nadie puede alegar con razón un derecho contra ella. Creo que esto es bien claro… Dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, ningún derecho… Los contrarrevolucionarios, es decir, los enemigos de la Revolución, no tienen ningún derecho contra la Revolución, porque la Revolución tiene un derecho: el derecho de existir, el derecho a desarrollarse y el derecho a vencer.
  • Y al igual que nosotros hemos querido para el pueblo una vida mejor en el orden material, queremos para el pueblo una vida mejor también en el orden espiritual, queremos para el pueblo una vida mejor en el orden cultural.
  • Nosotros no estamos haciendo una Revolución para las generaciones venideras; nosotros estamos haciendo una Revolución con esta generación y por esta generación, independientemente de que los beneficios de esta obra beneficien a las generaciones venideras y se convierta en un acontecimiento histórico. Nosotros no estamos haciendo una revolución para la posteridad; esta Revolución pasará a la posteridad porque es una revolución para ahora y para los hombres y las mujeres de ahora.
  • Nosotros hemos sido siempre muy optimistas. Creo que sin ser optimista no se puede ser revolucionario, porque las dificultades que una Revolución tiene que vencer son muy serias. ¡Y hay que ser optimistas! Un pesimista nunca podría ser revolucionario.
  • … Porque en definitiva el pueblo es el gran creador. No debemos olvidarnos de eso, y no debemos olvidarnos tampoco de los miles y miles de talentos que se habrán perdido en nuestros campos y en nuestras ciudades por falta de condiciones y de oportunidades para desarrollarse, que son como aquellos genios ocultos, los genios dormidos que estaban esperando la mano de seda …, que vinieran a despertarlos, a formarlos.
  • Alguien habló de que fue formado por la sociedad burguesa. Yo puedo decir que fui formado por algo peor todavía: que fui formado por lo peor de la reacción, y donde una buena parte de los años de mi vida se perdieron en el oscurantismo, en la superstición y en la mentira, en la época aquella en que no lo enseñaban a uno a pensar, sino que lo obligaban a creer. Creo que cuando al hombre se le pretende truncar la capacidad de pensar y razonar lo convierten, de un ser humano, en un animal domesticado.
  • Pero en fin, lo que iba a decir —y después les puedo decir en qué otra cosa somos privilegiados— es que eso demuestra la cantidad enorme de inteligencias que se han perdido sencillamente por la falta de oportunidad. Vamos a llevar la oportunidad a todas esas inteligencias, vamos a crear las condiciones que permitan que todo talento artístico o literario o científico o de cualquier orden pueda desarrollarse. Y piensen lo que significa la Revolución que tal cosa permita…
  • Señores, no vale la pena pensar en el futuro? ¿Que nuestras flores se marchiten cuando estamos sembrando flores por todas partes, cuando estamos forjando esos espíritus creadores del futuro? ¿Y quién no cambiaría el presente —¡quién no cambiaría incluso su propio presente!— por ese futuro? ¿Quién no sacrificaría lo suyo por ese futuro y quién que tenga sensibilidad artística no está dispuesto, igual que el combatiente que muere en una batalla sabiendo que él muere, que él deja de existir físicamente para abonar con su sangre el camino del triunfo de sus semejantes, de su pueblo? Piensen en el combatiente que muere peleando: sacrifica todo lo que tiene, sacrifica su vida, sacrifica su familia, sacrifica su esposa, sacrifica sus hijos. ¿Para qué? Para que podamos hacer todas estas cosas. ¿,Y quién que tenga sensibilidad humana, sensibilidad artística no piensa que por hacer eso vale la pena hacer los sacrificios que sean necesarios?
  • La generación venidera será mejor que nosotros, pero nosotros seremos los que habremos hecho posible esa generación mejor.
  • Y no nos apresuremos en juzgar la obra nuestra, que ya tendremos jueces de sobra. Y a lo que hay que temerle no es a ese supuesto juez autoritario, verdugo de la cultura, imaginario, que hemos elaborado aquí. Teman a otros jueces mucho más temibles: ¡Teman a los jueces de la posteridad, teman a las generaciones futuras que serán, al fin y al cabo, las encargadas de decir la última palabra!
  • Nos casaron con la mentira y nos han obligado a vivir con ella en vergonzoso contubernio; nos acostumbraron a la mentira, y nos asustamos de la verdad. Nos parece como que el mundo se hunde cuando una verdad se dice, ¡como si no valiera más la pena de que el mundo se hundiera, antes de que vivir en la mentira!
  • Los que enseñan la verdad preparan a los pueblos para comprenderla; los que enseñan la mentira condicionan a los pueblos para engañarlos.
  • Revolución…;es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas.
  • ¿Quién ha escuchado nunca una mentira en boca de un revolucionario? Porque son armas que no benefician a ningún revolucionario, y ningún revolucionario serio tiene necesidad de acudir a una mentira nunca; su arma es la razón, la moral, la verdad, la capacidad de defender una idea, un propósito, una posición.
  • Claro, yo puedo hacer una apreciación de mis ideas, desde que empecé a tener ideas políticas, ideas revolucionarias, hasta hoy, son ideas que se han ido desarrollando; los valores en que me inicié en esta lucha, creo que también se han ido desarrollando; el comprometimiento con esas ideas, también se han ido desarrollando; el interés por esas ideas, también se han ido desarrollando a lo largo de los años.
  • Yo pienso que la revolución es una obra que debe ser perfeccionada; algo más, es una obra de arte. Si a uno le dicen que hay una sola persona que (…) es discriminada, una sola, tiene que ser motivo de profunda preocupación, no estaría completa la obra de arte que es la revolución.
  • Es decir, no se entenderá el fenómeno de la Revolución Cubana si no se entiende que la Revolución se mantiene por el apoyo del pueblo y no por la fuerza. Cuando el pueblo mismo es la Revolución, cuando el pueblo es quien defiende decididamente la Revolución, tengan la completa seguridad de que no hace falta ninguna violencia, ninguna injusticia para defenderla.
  • Y cuando surge una revolución que les pone fin a todos esos problemas, Estados Unidos se empeñó en destruir la revolución en Cuba. Ese es el origen realmente de algunos problemas, y lo que da lugar desde los primeros momentos a todo tipo de medidas, desde las campañas más injuriosas y más calumniosas contra Cuba hasta planes de subversión, la organización de bandas armadas, sabotajes que costaron la vida de mucha gente, invasiones mercenarias, … bloqueo económico, política de aislamiento, planes de agresión, planes de asesinatos de los dirigentes de la revolución, es una lista interminable de acciones de Estados Unidos contra nuestro país; el mantenimiento de una base militar en contra de la voluntad de nuestro pueblo por la fuerza. Esos son los elementos que están en el fondo de estas divisiones.
  • Pienso, francamente, que Estados Unidos tendrá que adaptarse a esas realidades, tendrá que cambiar la concepción, y no tiene necesariamente que esperar a que haya cataclismos sociales y políticos para tratar con más respeto y menos menosprecio a los países latinoamericanos. Cuando ese día llegue, cuando se produzca ese cambio de concepción, empezarán a crearse las condiciones para las relaciones de comprensión y de respeto, incluso de amistad, independientemente de la diferencia ideológica y del sistema social existente entre Estados Unidos y Cuba.
  • Siento que creció cada día mi admiración por lo que es capaz el hombre, su enorme potencialidad para el sacrificio, la solidaridad y la nobleza, y mayor comprensión también de sus humanas limitaciones. Creo que largos años en el ejercicio de una importante responsabilidad y autoridad, pueden corromper a un hombre, pero creo también que pueden hacerlo mejor. He tratado de ser cada vez menos celoso de esas atribuciones, de compartirlas cada vez más con otros, de considerarme cada vez menos indispensable, de ver, cada año de mi vida, con más claridad el valor relativo de los individuos y el mérito inmenso de la legión de héroes anónimos que constituye el pueblo.
  • A veces yo me pregunto, ¿qué me gustaría ser si no fuera revolucionario, y aun siendo revolucionario?, ¿qué me gustaría ser?, me gustaría ser investigador. ¿Por qué? Porque se puede ir revolucionando la naturaleza, y en mínima parte creando una variedad nueva de plantas, de animales, cualquier cosa en el terreno de la agricultura…En todos los órdenes hay una eterna revolución que realizar y que el hombre tendrá que ir realizando.
  • Y así, cuando las épocas de las revoluciones sociales hayan pasado, cuando los problemas de hoy hayan pasado, ustedes tendrán la revolución de la naturaleza. Esa será la eterna revolución del hombre: revolucionar a la naturaleza. Ahí tienen una revolución que no se agotará nunca. Ahí tienen una revolución que no tendrá fin. Y la inquietud, la energía de los jóvenes tendrá en qué invertirse.
  • Porque se puede decir, en primer lugar, que todo científico es un revolucionario, lo que hay que tratar es de que todo revolucionario sea un científico… Y en realidad el hombre, la felicidad humana, deben ser el objetivo esencial de todos los revolucionarios.
  • La revolución no ha terminado, en el largo camino de la historia apenas comienza. El desarrollo de la ciencia y la técnica, la conquista plena de la naturaleza, el logro de una conciencia social y política superior, el cumplimiento del deber internacionalista, concluir la construcción del socialismo y avanzar hacia el comunismo, son los retos fundamentales que hoy se plantean ante la nueva generación. Ella estará a la altura de su tiempo, como los jóvenes de todas las épocas. Mejor preparada, en todos los sentidos, será digna heredera de los revolucionarios de hoy y multiplicará las glorias y victorias de nuestro pueblo.
  • Pronto deberé cumplir 90 años, nunca se me habría ocurrido tal idea y nunca fue fruto de un esfuerzo; fue capricho del azar. Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos como prueba de que en este planeta, si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que los seres humanos necesitan, y debemos luchar sin tregua para obtenerlos. A nuestros hermanos de América Latina y del mundo debemos transmitirles que el pueblo cubano vencerá.
¿Verdad que estas ideas son un resumen esencial de la vida de combate y de virtud del Comandante en Jefe de la Revolución Cubana?

La enseñanza de la Historia es garantía para las nuevas generaciones

Enviado por Cuba Información. (Recogido de Cuba Debate, Granma y Juventud Rebelde).

En Cuba Debate. 

“El conocimiento de la historia es primordial, tiene que ver con el futuro de la nación.  La historia debe enseñarse como un proceso que ayude a entender la realidad. No se trata de hacer un cuento, hay que verla como un proceso donde intervienen factores económicos, internacionales, las luchas internas, además de la expresión cultural”, afirmó la Doctora Graziella Pogolotti durante su intervención en la Comisión de Atención a la Juventud Niñez  y la Igualdad de Derechos de la Mujer de la Asamblea Nacional.

Cómo cautivar a niños y jóvenes para el estudio de la historia, la necesidad de insistir en un objetivo no conseguido aún, fue el primer tema de análisis, donde se evidenció que estamos “cosechando” los años en que la enseñanza de la historia no se priorizó y hay generaciones intermedias con un gran déficit de conocimientos en este sentido.

“Es fundamental que la gente tome conciencia de que el triunfo de la Revolución Cubana es a partir de un pensamiento de Fidel que conllevó no sólo el enfrentamiento al tirano Batista, sino a una situación económica y social que existía en el país”, agregó la Dra. Pogolotti.

Dijo que la historia más que la narración de un hecho es algo que puede hacer entender las contradicciones que se han producido, pues para José Martí no fue fácil constituir el Partido Revolucionario Cubano, teniendo en su contra el hecho de que era un intelectual que nunca había estado en la guerra.

“Mi propuesta, aseveró la Dra Pogolotti, es que veamos el problema de manera integral con una intensa preparación a maestros, vinculado a toda la sociedad”.


El Diputado Reydel Bernal reflexionó acerca de la importancia de cómo tratar este tipo de asignatura en la primaria donde el niño llega impoluto, ávido de aprender, y es ahí cuando debemos cautivarlos con anécdotas con cuentos que no tenemos que inventar y que al final tienen muchos elementos que le son afines.

El enemigo, afirmó Bernal, pone sus símbolos patrios en los audiovisuales, los promueve y los respeta. Nosotros no podemos ni comprar una bandera, pues si la encuentras es a un precio inalcanzable.

Varias intervenciones coincidieron con que la historia es la columna vertebral de la Revolución, y nuestros detractores utilizan los espacios que dejamos abiertos para desmontar los elementos claves de nuestra identidad nacional, tradiciones, cultura autóctona.

Susana Santisteban, Presidenta de la FEEM, comentó un proyecto que trata de atraer a jóvenes entre 14 y 18 años a que asistan a cursos de preparación en Estados Unidos donde se hablaría de la política en Estados Unidos y de las relaciones de ese país con Cuba. La intención está clara, ahí se dará una historia distorsionada, mientras nosotros seguimos perdiendo oportunidades.

Sobre la formación de los nuevos historiadores, Martha García de Jatibonico, Sancti Spíritus, recordó que a los estudios pedagógicos solo asisten los que menos puntos alcanzaron en el escalafón, y por lo general cuando se gradúan quieren irse a trabajar a otros lugares.

René González Barrios, Presidente del Instituto de Historia de Cuba, reforzó la idea de que la historia es un tema de sobrevivencia de la nación cubana.

Dijo que es cierto que los jóvenes ven el Paquete Semanal, dejando a un lado la TV Nacional, que se dejan atrapar por videos juegos, pero la culpa no es de los jóvenes, ni del ministerio de Educación es de nosotros, afirmó, es de la sociedad. “Hay que ver la historia en todos los sentidos: político, cultural económico, social y sobre todo venerar más nuestros símbolos nacionales”.

Refirió René que en Estados Unidos hay lugares donde existen monumentos a personalidades de la historia de Cuba. En cada uno de ellos hay una bandera y se cultiva respeto y un especial cuidado por esos sitios.

“Hay que gastar recursos en esto, dijo, porque he ido a La Demajagua, lugar histórico por excelencia donde van turistas nacionales y extranjeros y ni un llavero, ni una bandera, para llevar como recuerdo y como promoción”.

Luego de un largo debate, hubo consenso en que ha sido insuficiente el trabajo realizado en la enseñanza de la historia y que es preciso insistir en la preparación de los maestros.

La Comisión, de acuerdo con la importancia del tema, redactó una declaración final que traza un camino a seguir.

Contar la Historia como una aventura

Por Jesús Jank Cubelo en Granma.

Acerca de la enseñanza de la historia patria, se debatió este miércoles en la Comisión de Atención a la Niñez, la Juventud y la Igualdad de Derechos de la Mujer, en el marco del periodo de sesiones de la Asamblea Nacional.


Acerca de la enseñanza de la historia patria, y las maneras de cautivar a niños y jóvenes con ella, se debatió este miércoles en la Comisión de Atención a la Niñez, la Juventud y la Igualdad de Derechos de la Mujer, en el marco del periodo de sesiones de la Asamblea Nacional.

En la coyuntura actual, cuando algunos proponen que los cubanos olvidemos la historia, y se esfuerzan en marcar la diferencia entre la dirección histórica de la Revolución y las nuevas generaciones, se impone un análisis sobre cómo abordamos y enseñamos hoy la historia de nuestro país, dijo Aymara Guzmán Carrazana, presidenta de la Organización de Pioneros José Martí, al presentar el tema a los diputados.
Este asunto –explicó– ha sido abordado en varios procesos a nivel nacional, a través de intercambios realizados con estudiantes, maestros y directivos en cinco provincias del país, en los que se apreció cómo el sistema educacional ha concebido la actualización de estos temas para la formación ideológica de niños, adolescentes y jóvenes.
Al respecto, subrayó que el Ministerio de Educación desarrolla un proceso de perfeccionamiento, que implica la actualización de contenidos, bibliografías, medios y orientaciones metodológicas que sirven a los docentes para el cumplimiento de su responsabilidad para con las nuevas generaciones.
Resulta distintivo, asimismo, el incremento de actividades de divulgación y enseñanza de dicha asignatura en museos, sitios históricos, etcétera; así como también el trabajo en matutinos, círculos de interés y concursos pioneriles, que acercan estos temas a los educandos, manifestó Guzmán Carrazana.
Sin embargo, añadió que es necesario fortalecer el trabajo comunitario y con las familias; perfeccionar la labor en pos de lograr, en los alumnos, un mayor dominio de los símbolos patrios, de las biografías de los mártires de sus centros de estudio y los principales acontecimientos históricos de sus localidades; y garantizar que las bibliotecas posean libros especializados en ese sentido.
Se debe atender que muchos alumnos asumen el estudio de la historia de Cuba como un ejercicio de “aprender de memoria”, y no interpretan los contenidos; tanto como la falta de preparación y motivación de los profesores de la asignatura, pues la enseñanza de la historia es una responsabilidad compartida, y su alcance tiene un profundo carácter social, político e ideológico, refirió.
Este es un tema de primordial importancia, pues tiene que ver con el futuro de la nación, señaló,igualmente, la doctora GraziellaPogolotti, presidenta de la Fundación Alejo Carpentier.
Agregó que es necesario asesorarse con psicólogos especializados, para enfocar la historia de acuerdo con los distintos niveles de enseñanza. A los niños pequeños, por ejemplo, hay que identificarlos con los héroes cubanos, incluyendo elementos anecdóticos e imágenes, de modo que la historia les parezca una aventura, destacó.
El trabajo ideológico fundamental consiste en que la historia ayude a comprender la realidad que hoy vivimos; y verla como un proceso donde hay contradicciones, y en el que intervienen diversos aspectos (sociales, económicos, entre otros).
Durante el debate, Marta Uriarte García, diputada por Jatibonico (Sancti Spíritus), puntualizó que para enseñar historia hace falta una sola condición: ser un patriota. “Si hay que llorar en el aula, se llora; si hay que reír se ríe. Porque la historia hace falta sentirla. Podemos tener todos los soportes del mundo, pero la palabra del maestro es insustituible”,expresó quien ha impartido, por más de 30 años, esa asignatura.


 Fuente: Tele Sur

Si olvidamos el pasado estaremos hipotecando el futuro
Por Yuniel Labacena Romero, en Juventud Rebelde. 

Una declaración en defensa de la historia patria aprobó este miércoles en La Habana la Comisión de Atención a la Juventud, la Niñez y la Igualdad de Derechos de la Mujer del Parlamento cubano.
Una declaración sobre la importancia de conocer y defender la historia patria y la responsabilidad que en ello tienen las nuevas generaciones fue aprobada por los diputados que integran la Comisión de Atención a la Juventud, la Niñez y la Igualdad de Derechos de la Mujer, en su sesión de trabajo de este miércoles como parte de las actividades previas del 7º. Período Ordinario de Sesiones de la Octava Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular.
Luego de un profundo debate acercade la enseñanza de la Historia y cómo cautivar a niños, adolescentes y jóvenes, los diputados y diputadas aseguraron en su declaración que ante el llamado de algunos a que olvidemos el pasado, «defendemos la herencia legada por nuestros padres y abuelos y continuamos la obra de aquellos bisoños rebeldes que no dejaron morir al Apóstol en su centenario y nos regalaron una revolución victoriosa el 1 de enero de 1959».
En otra de sus partes, la Declaración reconoce que sin un pleno conocimiento de sucesos, contradicciones y figuras que han impregnado una huella en la definición de la nacionalidad y nación cubanas, no podría entenderse el rumbo que hoy nos estamos proponiendo, para construir un socialismo próspero, sostenible y democrático. Y es preciso recordar a nuestro Héroe Nacional José Martí cuando, desde su inmensa altura ética, expresó: «la prosperidad que no está subordinada a la virtud avillana y degrada a los pueblos: los endurece, corrompe y descompone».
Por último, el documento aprobado por los parlamentarios fija posición de principios: «Las nuevas generaciones no defraudaremos la confianza depositada en nosotros. Con la guía de Fidel y Raúl seguiremos el sendero que nos conducirá a más verdades y sueños realizados. Y lo haremos con la savia acumulada, el ejemplo de los héroes y mártires y la certeza infinita de que si olvidamos el pasado estaremos hipotecando el futuro».

Programa médico en Cuba sirve de “imán” para estudiantes pobres en EE.UU.: documental “Community Doctors”

Por María Peña en El Diario.

Documental “Community Doctors” ofrece claves sobre Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) en Cuba. La Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) en Cuba ofrece becas a estudiantes de escasos recursos de EE.UU., América Latina, el Caribe, Africa y Asia.


Aparte de viajes y mojitos al aire libre, el nuevo capítulo de apertura entre EE.UU. y Cuba permitiría que más estadounidenses de bajos recursos puedan lograr en la isla su sueño de ser médico sin el peso de una astronómica deuda.

El costo promedio de una carrera de medicina de cuatro años en EEUU fue de $278,455 en escuelas privadas y de $207,866 en universidades públicas en 2013, según la Asociación de Escuelas de Medicina de EE.UU. (AAMC).

Ese alto costo aleja el sueño de ser médico a estudiantes de escasos recursos en EE.UU. pero, en el marco de la “diplomacia médica” de Cuba, la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), sirve de “imán” de miles de estudiantes de EE.UU., Latinoamérica, el Caribe, Africa y Asia.

Desde 1999,  la ELAM da becas gratuitas para estudiar medicina –completamente en español-, a cambio de que, al concluir el programa de siete años, los estudiantes se comprometan a practicar su profesión u ofrezcan sus servicios en comunidades marginadas.

Se trata de una apuesta en la que todos ganan: los estudiantes minoritarios de EE.UU. adquieren su título de doctor sin caer en la ruina financiera, y Cuba atrae buena prensa por sus logros en el área de salud.

Según datos oficiales, cerca de 25,000 médicos de 84 países han egresado de la ELAM. En EE.UU., 25 graduados de la escuela ahora ejercen medicina en Nueva York, California, Nuevo México, Mississippi, Louisiana, Illinois, Ohio y Georgia.

Lecciones de Cuba

El documental “Community Doctors”, realizado por Kunle Ekunkonye, describe en una hora y 40 minutos el éxito de la ELAM, en un país donde las farmacias y hospitales con frecuencia muestran estantes vacíos pero donde también, gracias al “ingenio y la resiliencia”, los doctores hacen más con menos.



En entrevista exclusiva con este diario, Ekunkonye explicó que el documental pretende educar a la opinión pública sobre el sistema de salud en Cuba, que “consigue resultados similares, y en algunos casos mejores que los nuestros en EE.UU.”, con una fracción del gasto.

Según el documental, EEUU gastó $3,4 billones en cuidado de salud en 2014 pero sigue aquejado de disparidades sociales en los indicadores de salud.

“Ellos (las autoridades cubanas) gastan una infracción, así es que algo están haciendo de lo que podemos aprender…hacen énfasis en la salud preventiva, tienen doctores en todos los barrios y educan a la gente en temas de cuidado de salud”, observó Ekunkonye.

“Espero que el documental despierte conciencia sobre lo que podemos hacer en el área de salud, si se aborda desde otras perspectivas  para lograr una población saludable, y para fomentar una mayor colaboración entre ambos países”, subrayó Ekunkonye, licenciado en Ciencias de Computación de la Florida International University (FIU).

La idea del documental surgió tras un viaje que Ekunkonye hizo en 2012 para visitar a su hermano, que participaba en el programa.

Su mayor sorpresa en ese viaje, dijo, fue encontrar a “gente generalmente feliz, saludable, y llena de energía”, pese a problemas de recursos.

El documental ha sido difundido en unos momentos en que EE.UU. afronta una escasez de doctores y enfermeras, y el propio futuro de “Obamacare” ocupa un lugar dominante en la campaña presidencial: la demócrata Hillary Clinton defiende la reforma de salud de 2010 ideada y promulgada por el presidente Barack Obama, mientras que el republicano Donald Trump ha prometido eliminarla.


Altibajos en Cuba

Ekunkonye reconoce que el sistema de Cuba es blanco de críticas y que “en algunos casos, los pacientes tienen que llevar sus propias colchas y otras cosas al hospital, porque no tienen todos los recursos”, una situación agravada, según indicó, por el embargo.

Por otro lado, enfatizó que el sistema también se ha apuntado importantes logros, como el desarrollo de una nueva vacuna (CIMAVax) y tratamientos contra el cáncer del pulmón, que pronto podrían beneficiar a pacientes en EEUU.

Alrededor de 5,000 pacientes con cáncer del pulmón en todo el mundo ya han recibido la vacuna, suministrada una vez al mes en el hombro y que tiene un costo de hasta $2 por dosis.

La vacuna no es una milagrosa cura contra el cáncer pero logra asfixiar los tumores, prolonga la vida de los pacientes y tiene mínimos niveles de toxicidad, según el oncólogo Kelvin Lee, del Instituto de Cáncer Roswell Park, que lidera las pruebas clínicas en EE.UU.

Las becas de la ELAM no cubren gastos relacionados con el traslado hacia y desde Cuba, materiales de estudio, y la preparación y los exámenes de licenciatura médica de EE.UU. (USMLE), pero el grupo humanitario IFCO/Pastors for Peace ofrece becas para esos costes.

El documental entero puede verse aquí, y los estudiantes extranjeros pueden obtener información sobre estadísticas y requisitos de ingreso en la ELAM en su página web.

20 de julio de 2016

Contra la República Española, han pasado 80 años.

Han pasado 80 años.

Despreciando los poderes económicos, políticos e imperialistas la Memoria Histórica, marginada a los ámbitos académicos o parlamentarios.

Negada en las aulas, en la calle, en la sociedad. Es tiempo de recuperación de la Memoria evolutiva que en España supuso la República de Trabajadores. Esa forma de gobierno, que con sus libertades, con el apoyo de la población hizo posible que los niños y las mujeres tuvieran sus derechos sociales, educativos y de voto.

Para las "Democracias Imperialistas Occidentales" la República Española era peligrosa, por su ejemplo de ascenso del Socialismo entre la población.

Después de comprobar el boicot de esas "Democracias" al Estado Español, solamente la Unión Soviética acudió para ayudarla, tanto en técnicos, material y pertrechos.

Pero la Memoria Histórica sigue arrinconada. El golpe criminal militar del 18 de Julio provocó 1 millón de muertos y 500.000 exiliados, dando una patada a la soberanía del pueblo, que quería un régimen más democrático, social e igualitario, ponía freno a las imposiciones de la Iglesia y los terratenientes, acabando con la Monarquía corrupta.

En el año 78, tras las imposiciones de las fuerzas herederas del franquismo, han vuelto al pasado, vivimos al margen de un Estado más igualitario, solidario y democrático. ¿Hasta cuando seguirá la sombra del terror del 18 de Julio?   

Por Victor Arrogante (Liverdades).

18 de julio; ochenta años contra la República
Se cumplen 80 años del inicio de la Guerra Civil. Un acontecimiento que, a pesar del tiempo transcurrido, tiene gran trascendencia en la vida política y social española. No es por nostalgia, porque yo no había nacido. Es por hacer un ejercicio de memoria histórica. Todos los miembros de la familia que vivieron aquellos acontecimientos han fallecido de muerte natural; salvo mis abuelos paternos, que fueron pasados por las armas de Franco, ante un paredón en Toledo.

Oigo las botas contra el empedrado, los gritos y empujones, los culatazos de los fusiles sobre sus espaldas. Veo la cara perpleja y asustada de mi abuela Antonia Arrogante, embarazada, y las caras descompuestas por el odio de los sacadores. Oigo el sonido seco de las descargas de los fusiles y el taac, taac de los tiros de gracia junto a un paredón en la vega del Tajo.

Las elecciones celebradas el 16 de febrero de 1936 dieron la victoria al Frente Popular, con 257 diputados. Estaba formado por los principales partidos republicanos y de izquierda. El primer gobierno de la República en 1931, pretendió modernizar el país y promover la justicia social, objetivos que el gobierno del Frente Popular retomó. Antes de constituirse las Cortes, Portela Valladares, reconoció la victoria del Frente Popular y entregó el poder a los vencedores legítimos, dando paso a un Gobierno presidido por Manuel Azaña. La situación en España cada vez era más tensa y se reflejaba en las discusiones de las Cortes, centradas sobre todo en el orden público. El 12 de julio fue asesinado el teniente Castillo por grupos armados de la derecha y al día siguiente, el diputado ultraderechista Calvo Sotelo, fue asesinado en una camioneta de la Guardia de Asalto. Todo estaba preparado desde hace tiempo y finalmente, los días 17 y 18 de julio, estalló la sublevación militar en Marruecos.

Como cada año, quiero hacer memoria sobre lo que significó el golpe de Estado del 18 de julio, que al fracasar, dio lugar a la Guerra Civil, que se prolongó hasta marzo de 1939 y con la victoria de los llamados «nacionales», una dictadura que duró más de cuarenta. La conspiración militar se puso en marcha nada más formarse el gobierno de Azaña, tras la victoria del Frente Popular. En la calle estaba cantado, en los despachos era conocido y los cuarteles eran hervidero de conspiradores.

El golpe de estado se dio contra la legitimidad de la República. Políticamente fue antidemocrático; jurídicamente anticonstitucional; socialmente conservador y tradicionalista; espiritualmente clerical; ideológicamente totalitario; económicamente capitalista; militarmente absolutista; y moralmente inhumano. El plan comprendía una acción de fuerza militar, desde diferentes puntos de España y África; una colaboración religiosa y una acción social, que debía poner en juego a la banca, la judicatura, la industria, y a grupos políticos de acción violenta, como así ocurrió.

El brazo ejecutor fueron militares desleales a su juramento en defensa de la República y uno civiles que tenían un papel fundamental para que triunfase. Estaban implicados, militares desleales, falangistas, monárquicos, la derecha conservadora más reaccionaria y la iglesia católica, que habían oprimido al pueblo durante siglos. No fue «un golpe doméstico», sino que contó con la Italia fascista y la Alemania nazi, quienes jugaron un papel determinante para el triunfo del golpe, con el suministro de armas.

El comandante general de Canarias Francisco Franco, en Santa Cruz de Tenerife, a las cinco y cuarto horas del día 18 de julio, leía su Manifiesto de Las Palmas: «¡Españoles!: A cuantos sentís el santo amor a España, a los que en las filas del Ejército y la Armada habéis hecho profesión de fe en el servicio de la Patria, a cuantos jurasteis defenderla de sus enemigos hasta perder la vida, la Nación os llama a su defensa». Franco, se dirigió a los generales del ejército reclamando su apoyo y sólo se sublevó un general de los ocho capitanes generales que mandaban las ocho regiones militares. Del total de veintiún oficiales generales de mayor graduación, diecisiete permanecieron fieles al Gobierno de la República y tan sólo cuatro se sumaron al alzamiento. Los seis generales de la Guardia Civil se mantuvieron fieles al Gobierno, como así el comandante en jefe de la aviación. Del total de 59 generales de brigada, 42 se mantuvieron fíeles a la República y 17 se sublevaron contra ella. Franco tenía en su contra a la mitad del Ejército. Hizo fusilar a los dieciséis generales que no pudieron abandonar a tiempo el territorio. Nunca jamás se había vertido tanta sangre de jefes militares de alta graduación. Franco dejó ver su perfil asesino, como sus intenciones genocidas contra la población civil.

El 17 de julio, la insurrección militar se inició en Melilla y se extendió al conjunto del protectorado de Marruecos. El 18 y 19, el golpe se extendió por la península y los archipiélagos. El gobierno de Casares Quiroga reaccionó con lentitud ante los acontecimientos. El golpe triunfó en Galicia, Castilla y León, Navarra, con el general Mola en Pamplona; Andalucía Occidental, con Queipo de Llano en Sevilla, Baleares, excepto Menorca, con el general Goded que después se desplazó a Barcelona para ponerse al frente de la insurrección. En Canarias, Franco, tras asegurar el triunfo del golpe en el archipiélago, se desplazó a Marruecos el día 19 para ponerse al frente del ejército de África. Con todo, el golpe fracasó.

Fracasó en Asturias, Cantabria y parte del País Vasco, donde el PNV colaboró con la República. Cataluña, Levante, Madrid, Castilla la Mancha, Murcia y la zona oriental de Andalucía. Los fracasos más graves tuvieron lugar en Madrid, donde el presidente Giral entregó armas a las milicias obreras. También en Barcelona, donde la colaboración de los obreros de la CNT con la Guardia Civil y la Guardia de Asalto abortó la insurrección. En general, la sublevación no tuvo apenas respaldo popular y se basó en las fuerzas militares insurrectas. La capacidad de movilización obrera y el papel de la Guardia Civil fueron claves para el resultado final del golpe en cada zona del país.

La fecha de inicio del golpe de Estado, nada tuvo que ver con el asesinato de Calvo Sotelo como se ha dicho. Todo estaba previsto con antelación, ligado a los contratos de compra de armas y al apoyo italiano prometido. El golpe tampoco «pretendía acabar con ninguna insurrección armada en marcha», porque no la había; sino eliminar las reformas abordadas durante el primer bienio republicano (agraria, laboral, militar y de la enseñanza) y defender la unidad de España. Ninguna organización republicana u obrera «tenía el propósito de subvertir el orden constitucional» en la primavera de 1936. Tampoco había en marcha ninguna intervención de la URSS en España. Antes del golpe, no había un estado de «violencia revolucionaria o de terror rojo», no había ninguna dinámica de exterminio ni de «liquidación de los enemigos de clase» y no se asesinaba a las «gentes de orden». El fracaso parcial del golpe llevó a la división del territorio en dos zonas al inicio de la guerra. La guerra fue el pistoletazo de salida de la más grande hecatombe padecida por la humanidad: la Segunda Guerra mundial. (Los mitos del 18 de julio, coordinado por Francisco Sánchez Pérez).

La República no fue un fracaso que «conducía inexorablemente a una guerra», sino que fue destruida por un golpe militar, con la connivencia de países extranjeros y que, al no triunfar en buena parte del territorio, se encaminó de forma irremediable a una guerra civil. La pretensión de cada grupo social y estamento rebelde era la defensa de sus propios intereses. La aristocracia pretendía la conservación del rango y los privilegios; los capitalistas, la libertad de explotación de los trabajadores y la defensa a ultranza de la propiedad; la iglesia, la anulación de las disposiciones que habían mermado sus fueros; los terratenientes e industriales, impedir la reforma agraria y la intervención obrera en las empresas; la prensa de derechas, el derecho a crear opinión y defender el negocio; los militares, profesionales, burócratas y burgueses, la restauración de un orden rígido y autoritario que respetase el escalafón, la jerarquía, la antigüedad y las prebendas. Los vencedores establecieron una dictadura para perpetuar sus intereses y la mantuvieron mediante la represión y la violación de los derechos humanos.

Los militares sublevados ganaron la guerra porque tenían las tropas mejor entrenadas, al poder económico a su favor, estaban más unidos que el bando republicano y los vientos internacionales del nazismo soplaban a su favor. En la larga y cruel dictadura de Franco reside, la gran excepcionalidad de la historia de España del siglo XX. Fue la única dictadura, junto con la de Salazar en Portugal, creada en la Europa de entreguerras que sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial. Muertos Hitler y Mussolini, Franco siguió treinta años más. El lado más oscuro de esa guerra civil europea, de ese tiempo de odios, que acabó en 1945, tuvo todavía larga vida en España. (Golpe de Estado, guerra civil y política de exterminio. Julián Casanova).

En este 80 aniversario del golpe militar franquista, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica invita a los plenos municipales a llevar a cabo declaraciones institucionales de rechazo al golpe de Estado, al establecimiento de la dictadura y a cualquier forma del ejercicio de la política que trate de imponer por la fuerza ideas y creencias. En España hay contabilizadas 2.420 fosas del franquismo. La Ley de Memoria Histórica, encargó al Ministerio de Justicia centralizar su archivo y actualizar los datos. Cuando el Partido Popular llegó al poder en 2011, se olvidó del archivo y dejó de estar actualizado, lo que da cuenta del drama que hay detrás de las fosas franquistas.

A día de hoy, 114.226 personas permanecen desaparecidas en fosas comunes. En su memoria. Nunca más.