8 de mayo de 2010

Declaración de una Veterana del Ejército Soviético


Nuestra bandera, la de la victoria! (1945)

Traducido por J. Cano

Movimiento por la Unión Soviética

http://www.sovinform.ru/

¡Queridos camaradas, ciudadanos de la Unión Soviética!. A vosotros se dirige la veterana de la Gran Guerra Patria, Valentina Tarasovna Bosenko desde la ciudad de Kirovogrado (Ucrania):


¡65 años de la Victoria!


Han pasado 65 años desde aquel día soleado de mayo, cuando desde la radio resonó la voz que informó a todo el mundo sobre la capitulación de la Alemania fascista y el Día de la Victoria. En las calles personas desconocidas se abrazaban unos a otros con lágrimas y risas de alegría.

Compatriotas, que entregsteis todo lo más querido – vuestras vidas – por los ideales del Comunismo, perdonadnos, por favor, porque no supimos, no pudimos mantener la bandera de la Victoria en nuestras manos envejecidas!

Perdonadnos porque dimos la posibilidad, de manera rápida, a los burgueses de la última hornada y a sus lacayos, de limpiarse los pies sobre nuestra historia y sobre el Día de la Victoria.

Perdonadnos porque después de la muerte de I.V. Stalin, no supimos formar líderes dignos del floreciente país, verdaderos comunistas, los cuales conducirían con honor a la sociedad hacia ulteriores victorias del Socialismo y hacia la construcción del Comunismo.

Perdonadnos porque dimos la posibilidad de criar al fascismo en nuestro país, que entregó en la lucha contra el fascismo a los mejores hijos e hijas de la Patria.

Perdonadnos porque nosotros no le hicimos frente a la degradación de la sociedad y a la caída de la cultura soviética.

Perdonadnos porque le dimos la posibilidad a la nomenclatura y a la burocracia de desarrollarse e incrementarse. V.I. Lenin advertía que esto conduciría a la restauración del capitalismo.
¡Perdonad!

Nosotros hemos jurado preservar la memoria en los corazones.

¡Juramos que no humillaremos nuestro honor, que no venderemos nuestra alma a los burgueses!

Compatriotas combatientes, herederos de los combatientes y todos los partidarios de las ideas del Comunismo, hacia vosotros grita la memoria de aquellos que no regresaron de la guerra. Nuestra pasividad hiere el corazón. ¡No permitamos así nuestra culpa!

¿Acaso vosotros no sois capaces de coger la bandera de la Victoria de la generación anterior?

¿Acaso vosotros también os embrollareis en discordias, en acusaciones mutuas, en la censura de nuestra historia y del Día de la Victoria, en discusiones y escritos estériles?

¿Acaso no sois capaces de defender el honor y la dignidad de nuestra historia y del Día de la Victoria? ¿Acaso no sois capaces de superar al capital con su avidez fiera?

¿Acaso vosotros permitiréis a los burgueses bastardos echar al olvido nuestra historia, nuestro Día de la Victoria y las hazañas heroicas de los soviéticos?

No quisiera creer esto…

¡Recuerdo, valoro la memoria! ¡Toco con el corazón al recuerdo de aquellos que entregaron su vida en el nombre de la vida en la Tierra, en el nombre del Comunismo, salvando a todos nosotros del fascismo!

¡Doblo la rodilla e inclino la cabeza ante el fuego eterno de la Gloria del combatiente soviético!

Valentina Tarasovna Bosenko

Combatiente en acciones bélicas de la Gran Guerra Patria