29 de mayo de 2010

Corea Popular ha construido museos conmemorativos en Egipto y Siria

Por Julio Tuñon Osorio

En Siria

Los artistas coreanos han plasmado las hazañas del ejército sirio contra Israel.


Cuadro dedicado a la defensa de la ciudad siria de Quneitra frente a los sionistas


Edificio del Museo en Damasco con forma de ciudadela árabe. Abierto el 6 de octubre de 1999.


Amistad eterna entre la Revolución coreana y la Revolución nacional siria, parte de la revolución árabe de liberación nacional antiimperialista.


En Egipto

Museo en El Cairo. Los artistas exaltan las luchas de Saladino contra los cruzados invasores.


Lateral del edificio del Museo en El Cairo construido por Corea Popular


Evocaciones gloriosas a las Pirámides, la Mezquita cairota y el Canal de Suez recuperado por Nasser para el pueblo egipcio.


Entrada principal del Museo construido por los ingenieros y artistas norcoreanos.


Aunque los imperialistas pintan a la RPDC como un país atrasado, hambriento, violento y feroz, en realidad no sólo es un país avanzado socialmente sino también en materia industrial, naval, militar, sanitaria, urbana, arquitectónica, estética y educativa, entre otras. Las empresas norcoreanas han obtenido buenos contratos para exportar su elevada tecnología ornamental, arquitectónica y museística. Eso les permite estrechar lazos entre la Revolución coreana y otras revoluciones como la árabe, namibia, zimbabweana, y desarrollar su economía, su técnica y su ciencia. En El Cairo han construido el Museo a la Guerra Antiisraelí de 1973 y en Damasco el Museo que conmemora la misma guerra en la que participaron Siria y Egipto. Aunque políticamente la RPDC es más cercana a la Siria socializante, baasista y antiimperialista que al régimen pro-imperialista egipcio, eso no impidió la contribución coreana. Es evidente que la provocación actual urdida por los imperialistas quiere evitar la alianza entre la Corea socialista y la capitalista para construir una Península coreana con dos regímenes sociales pero próspera, independiente y libre de la bota gringa. Disfruten de las fotos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Está tomado de Civilizacion socialista. Es bueno que jUlio lo señale

matius dijo...

No se si reírme o llorar con esta clase de tonterías. Una cosa es lavarle el coco a un norcoreano, pero solamente hay que ver las calles desiertas y ausentes de autos para darse cuenta de la realidad de aquel lugar, donde el pueblo es oprimido por un cruel dictadorzuelo y su prole.