1 de febrero de 2017

Zina Portnova, la pionera que liquidó a cien fascistas

Por Oleg K. Traducción Igor T. Recogido del Diario del Sábado "Rambler"

Zinaida "Zina" Martynovna Portnova nació el 20 de febrero de 1926 en Leningrado (hoy San Petersburgo) en el seno de una familia bielorrusa de clase trabajadora. Su padre trabajaba en la Planta Kirov.

Imagen
En el 1941 cursaba el séptimo grado en la 385º Escuela de Leningrado, en junio, durante las vacaciones de verano, llegó con su hermana menor Galia a la granja de su abuela en la región de Vitebsk. No mucho tiempo después, la Alemania nazi invadió la Unión Soviética.
 
En territorio ocupado
 
En el primer encuentro con los invasores, la llenó de odio, cuando los soldados llegaron a la propiedad de la abuela, los alemanes trataron de llevarse su vaca,  al resistirse al robo de su medio de subsistencia, la abuela fue golpeada por uno de los soldados, lo que inflamó de odio el corazón de la joven Zina.

En 1942, las dos hermanas ingresaron en la organización guerrillera "Los Jóvenes Vengadores". Está formación la constituían estudiantes bielorrusos de secundaria, cuya responsable con veinte años era
Yefrosinya Zenkova, su radio de acción era la ciudad de Obol y Vitebsk. La primera misión que desempeñó Zina fue de enlace de propaganda.
 
Distribuía folletos contra la ocupación en las poblaciones. Ayudaba recogiendo a soldados soviéticos huidos, buscaban armás perdidas en los campos, y hacía labores de exploración sobre el movimiento de las tropas nazis. 

Después de aprender el uso de las armas y explosivos, participó en acciones de sabotaje como la voladura de la planta eléctrica local, la planta de bombeo de agua y la fábrica de ladrillos.

En 1943, Zina fue enviada a Obol. Trabajaba como ayudante en el comedor de la guarnición alemana. Al principio hacía labores de limpieza, fregando los suelos y la vajilla. Pero tras una enfermedad de un pinche que lavaba los platos, ayudaba en los trabajos de cocina.

¡Guten apetitt, Herr Oficial!

En agosto Zina aprovechó el momento, vertiendo en una olla de sopa una gran dosis de veneno para ratas. Dos días más tarde, fueron enterrados en el cementerio local cerca de un centenar de oficiales y soldados nazis. Inmediatamente el personal de cocina fue sospechoso del envenenamiento. Ella se declaró inocente, y comió un poco de la sopa delante de los nazis para demostrar que no estaba envenenada, dejándola libre a continuación.

Enseguida, Zina corrió a casa de su abuela, los dolores y mareos la hicieron caer varias veces en el trayecto. Una vez allí, bebió grandes cantidades de suero de leche (salado, residuo para la fabricación de los quesos) lo que la hizo vomitar varias veces y expulsar el veneno. 

En la Guerrilla

Imagen

Para evitar a los alemanes, se fue al bosque uniéndose al destacamenteo guerrillero "Kliment Voroshilov". En una carta enviada a sus padres ese mes, escribió: "Mamá, ahora estoy con los guerrilleros. Junto a ustedes, venceremos a los ocupantes nazis ... ". Zina fue encomendada a realizar labores de exploración y su hermana Galia en el hospital de campaña de la unidad.

En diciembre de 1943 de nuevo fue a Obol para descubrir a un traidor que había hecho detener a varios guerrilleros de los "Jóvenes Vengadores". Pero al volver con los informes de la exploración cayó en una emboscada de los nazis.

El calvario de los interrogatorios

Reconocida, pasó a ser la principal sospechosa de ser partisana. En el pueblo de Goriany fue interrogada por miembros de la Gestapo, en un momento dado, el oficial que la interrogaba dejo su arma en un aparador mientras la abofeteaba, en la calle hubo un ruido y el oficial giró la cabeza.
En ese momento Zina cogió el arma y disparó matando al oficial, hiriendo a otros nazis, escapando por el campo hacia un río cercano, pero los hitlerianos disparando sus ametralladoras le hirieron en una pierna.

De nuevo capturada sufrió horribles torturas, fue enviada a la prisión de Vitebsk, durante un mes le aplicaron los métodos más terribles que ser humano pueda imaginar: quema con planchas en la piel, agujas en las uñas, etc. Pero la valiente Zina, no abrió los labios. El 10 de Enero de 1944, ciega, fue fusilada en el patio de la cárcel.

Imagen

El 1 de julio de 1958, Zinaida fue declarada Heroína de la Unión Soviética por el Presidium del Soviet Supremo. También recibió la Orden de Lenin. En 1969, el pueblo de Zuya dedicó una placa conmemorativa en su honor, también numerosos grupos de pioneros fueron nombrados en su honor. 


Fuentes:

> http://weekend.rambler.ru/read/zina-portnova-kak-pionierka-otravila-100-fashistov-2017-01-29/?utm_source=rnewsfb&utm_medium=social&utm_campaign=zina-portnova--nastoyaschiy-geroy-velikoy

> http://www.warheroes.ru