20 de diciembre de 2015

¿Quiénes son los proletarios?

Por Yuri Antonov. Enviado por el PCOR-PCR. Traducción Igor T, redacción Mijaíl Plushnikov.




La confusión existente en el movimiento de izquierda en cuestiones ideológicas debilita el movimiento, y es un juego en las manos de sus enemigos. Para determinar la ideología es necesaria la conciencia de clase, y los objetivos de esa clase, con su herramienta particular, su vanguardia.


La mayoría de las personas, cuando discuten sobre ideología, no saben lo que es. Pero solamente es una forma de analizar un objetivo de su clase, y avanzar en los métodos para conseguirlo, aunque cuando se tomen esos métodos, no se logre este objetivo. Sin mencionar, que los diferentes grupos sociales tienen diferentes objetivos y diferentes soluciones.


La ideología es parte de los conocimientos científicos. Por tanto, es importante mantener nitidamente su contenido, y comprobar su pujanza con las contradicciones en la ideología del enemigo o adversario. El Marxismo es la ideología de la clase trabajadora, de todos los trabajadores y trabajadoras que en su condición social son asalariados, explotados por la sociedad capitalista, son los llamados proletarios.



Ahora mismo, hay una lucha contra el proletariado para tratar de reemplazar sus métodos de lucha, basados en el marxismo, pero de la misma forma que en el pasado, sin avanzar un ápice en el presente. Esto se traduce en el dogmatismo y la demagogia. Cada vez que tenemos que volver a analizar una nueva situación, hay que tener en cuenta la base del marxismo para llegar a conclusiones adecuadas. El Marxismo es una ciencia viva, en desarrollo y no tolera el estancamiento. En gran medida cuando se estanca la ideología engendra monstruos como Yeltsin, Yakovlev, Gaidar y otros.


Cuando se cambian los principios y dejan de analizarse las leyes sociales objetivas de una sociedad, es cuando con más ahínco debemos realizar nuestra labor ideológica leninista, para utilizarla en beneficio del proletariado.


Para empezar vamos a definir lo que es el proletariado en la sociedad rusa.


Proletarios

Para analizar la división de la sociedad en clases, sólo puede hacerse con el uso de criterios específicos. Y es necesario utilizar criterios objetivos y subjetivos.


Comenzamos nuestro análisis con criterios objetivos. Estos son los relacionados con la producción y la propiedad.


Los proletarios son personas definidas por su situación bajo tres indicadores precisos:


1. Participan directamente en la producción material o en la producción de propiedad intelectual.

2. Son privados del derecho de propiedad de los medios de producción (la presencia de acciones distribuidas por la empresa no cuenta, sólo es un grado insignificante de la explotación, esa indemnización).

3. Son privados del derecho de propiedad sobre el producto de su trabajo.


Puede usted preguntar, ¿dónde está el antiguo criterio universal de la mano de obra asalariada?

Este criterio se reproduce continuamente, con diferentes formas de explotación. Los indicadores expuestos caracterizan plenamente la posición social del proletariado.


Semiproletarios

Los asalariados que viven de sus salarios, tambien se corresponden con dos de los tres indicadores mencionados anteriormente, y son relevantes para algunos de sus miembros.


a) poseen unos medios o instrumentos de producción (los taxistas, los trabajadores a domicilio, etc).

b) venden el producto de su trabajo (artistas, artesanos, etc).

c) Otros no están involucrados en los valores originados por su trabajo, directamente en su producción (Trabajadores de Servicios, intermediarios del propietario, vendedores ordinarios, vigilantes, mensajeros, desempleados, etc).


Pequeña Burguesía

Comerciantes privados pequeños.


Personas que parcialmente es explotada, que se queda con parte de la venta de su producto, aunque no le paguen realmente su fuerza de trabajo.


En un pequeño ámbito en la gestión del arte, del comercio, de las finanzas, de los especuladores, de los intermediarios.


Los autónomos que emplean asalariados en pequeño número.


Gran Burguesía

Los oligarcas, los acumuladores rentistas parasitarios, los dueños de las estructuras financieras, comerciales e industriales, los altos directivos de las empresas.


Los responsables que defienden las ganancias de estos grandes capitalistas, totalmente corrompidos, despersonalizados de su voluntad, pues tienen un papel especial de lacayos de la explotación. Son los funcionarios del Estado que realizan labores de supervisión de cualquier contingencia contra sus amos, a ellos les asignan, éstos, una parte de la plusvalía, por lo tanto estos funcionarios son ellos mismos parte de esta burguesía.


Los empleados de la administración pública

En relación con este sistema de corrupción en los gobiernos (implícitamente y explícitamente, como la corrupción directa e indirecta, que impregna todas las capas de las estructuras de los gobiernos), están entre los funcionarios gubernamentales, y las redes implicadas en esta corrupción, mediantes subvenciones a los sectores privados industriales.


Este esquema tiene unas partidas muy concretas en los Presupuestos del Estado, de una forma Semicriminal encubierta, mediante el soborno mercantil de sus conciencias, separándoles del pueblo, aliándose con la posición de clase de la pequeña y gran burguesía.


Magistratura

Son funcionarios del gobierno, que están en las más altas posiciones cercanas a los oligarcas, y a menudo, a tiempo se integran con ellos.


Otros empleados (que están indeterminados y que van oscilando, en función de su conciencia.

No representan a las autoridades: los bomberos, trabajadores de los servicios de rescate y forestales, trabajadores sociales que por su posición cerca de los trabajadores, en los servicios que prestan son semi-proletarios.


También funcionarios: Oficiales de la policía, de los Servicios de Seguridad del Estado (FSB), en la administración, que debido a la posibilidad de utilizar su posición oficial, se situan cerca de la pequeña burguesía.


Fuerzas militares (Ejército y otras)

El Gobierno hace todos los esfuerzos posibles, para formar una casta en el ejército; mediante oficiales de élite, y una legión de protectores a sueldo, dispuestos a todo, a disparar contra quien atente a su poder, en cualquier momento y en cualquier lugar.


Pero mientras haya explotación, entre este ejército, hay una llama proletaria candente, pues son parte del pueblo.


Estudiantes

Su adscripción viene determinada por su origen social.


Jubilados

Determinado por sus actividades pasadas, pero no siempre es así.




En el sistema capitalista moderno, los dueños se dieron cuenta de que no eran capaces de gestionar con eficacia la creación de plusvalía. "Hay que compartir un poco, para lograr mayores beneficios". Así lograron crear la clase pequeño burguesa, como capa intermedia de fondo, pero que no poseen los medios de producción o de capital.


Esta zona de realización de la producción, se extiende por todo tipo de medios de arrendamiento, donde la reproducción la efectua el inquilino, que es el explotado, no propietario de los medios de producción, sino que transfiere al explotador arrendatario los derechos de propiedad. En el área de las finanzas varios corredores, intermediarios, comerciantes manipulados usualmente, no en defensa de su capital, sino en el del capital arrendado de otros. De todos modos, ellos reciben una parte de la plusvalía (material o financiera ficticia) que se incluye en los gastos de la burguesía. Esta es otra capa, demasiado burguesa, formada por los propietarios burgueses del Estado, que en muchos países son los mayores explotadores. Esta capa intermedia está especialmente integrada en la burguesá en su alta dirección.


Para incluir todo el proletariado, que es quien produce el material o los valores intelectuales con una compensación material por parte del empleador. Hay que actualizar diversas estructuras creadas. Si un pequeño fabricante distribuye (vende productos o servicios), sin la intervención de los propietarios de las empresas contratadas, las ganancias de sus productos son realizadas por toda una serie de intermediarios, que representan a la pequeña burguesía.

Esta capa de semiproletarios, de contínuo, se adscriben a la burguesía o al proletariado en función de la medida de su relación, de su contribución a la producción y la participación en la apropiación de la plusvalía.


Así, un individuo es perteneciente a la clase de la burguesía o del proletariado, en función de la participación de esa persona en el proceso de producción y distribución.


Hay una categoría antes frecuentemente utilizada como la de los ingenieros (ingeniería y trabajadores técnicos). En la actualidad, esta categoría casi ha desaparecido. La estratificación ya se ha producido. La Ingeniería se ha convertido en una parte de la gestión (de preferencia) y, de hecho ha sido descalificada en términos de creatividad técnica, de creación de valor, y dejó de ser, como se suele decir, "técnicos".


Otra parte está directamente implicada en el proletariado, en una producción reducida a una posición de trabajo, con salarios a semi destajo. Estos individuos son actualmente la parte más activa, responsable y organizada del proletariado, pero la agitación en su entorno tiene una complejidad considerable.


Dado que la estructura de la economía rusa es ahora clientelista, en gran medida parasitaria, también hay una capa parasitaria masiva, permitiendo que esta estructura se mantenga. Con abundantes medios contratados de gestión. Por sí misma, no funciona, pero lo hace a expensas de las operaciones supervisadas, y acapara parte de su realización. Esto incluye a los empleados de los bancos, incluyendo la publicidad de televisión e Internet a empresas, organizaciones de distribuidores, público y organismos paraestatales. De acuerdo a su situación oficial y financiera, también se pueden dividir en burguesía y pequeña burguesía.


Antes de pasar a los criterios subjetivos, es necesario considerar la composición del proletariado.



El proletariado es, básicamente, un conjunto de trabajadores que son conscientes de su unidad de clase. 

Básicamente, porque esta denominación ha sido adoptada por los proletarios frente a la ideología burguesa, y esta es reproducida constantemente por el Sistema Burgués, aunque la pequeña burguesía pueda bascular hacia el proletariado.


Se realizó la formación del proletariado, en el momento en que adquirieron conciencia de clase, de su unidad a través del trabajo, de su organización en las fábricas.


Y esta concienciación es la tarea principal del partido proletario. Todo lo demás es secundario. 


La división en clases afecta a la cosmovisión individual. Cambia los límites de clase, porque los límites entre las clases se desplazan continuamente por razones económicas. Los proletarios, al perder un trabajo, son obligados a acudir a la empresa privada, y viceversa, los empresarios, cuando quiebran, están listos para ser contratados para cualquier trabajo. La Clase se determina por criterios subjetivos desde que son escolares, estudiantes, soldados, funcionarios y pensionistas.


Los defensores de la ideología proletaria han definido su condición por estos criterios:


1. Primacía de lo colectivo sobre lo individual.

2. Preferencia de los resultados obtenidos por el trabajo, antes que las ganancias.

3. Sentido de la responsabilidad hacia la sociedad.

4. La solidaridad con los oprimidos. 


Los resultados de facto de estas cualidades, no en palabras, sino en acciones.


De acuerdo con estos criterios determinados, todos los funcionarios de otras clases sociales, soldados, estudiantes y jubilados, semiproletarios consciente, en una situación dada pueden formar parte del proletariado.


Los portadores de la ideología proletaria también pueden ser de extracción burguesa que se han dedicado a luchar por la liberación de la clase obrera.



Los Intelectuales dejan de existir como una capa intermedia. Una parte de los intelectuales se pasa firmemente al lado de la burguesía y otra parte apoya las ideas proletarias. Entender este proceso es muy simple, si se contesta a esta sencilla pregunta: el ser humano crea algo, o no lo crea; si entrega a la sociedad el resultado de su creatividad, o la vende. Aquí quedan definidas su posición proletaria o burguesa.



La sociedad moderna es una compleja y multifácetica relación con su pasado. Y la posición social de cada persona es cada vez más difícil, porque no siempre está únicamente determinada por su conciencia. Los límites entre las clases se difuminan.
  

El ser humano, según todos los indicios, tiende a resolver sus inquietudes o bien de forma proletaria, buscando revertir su explotación de clase; o de forma burguesa, recibiendo dividendos por sus acciones o intereses de sus inversiones.
  

Por otro lado, la forma de clasificar su dependencia emocional burguesa, viene dada por un enfoque individualista, esperando la ayuda de un pariente rico, para entroncarse en el lado burgués.


Sin embargo, en términos generales, las dos clases quedan bien definidas en la anterior declaración.


Pero la estructura de la sociedad aún se plantea la pregunta: ¿no aparece ante nosotros como si tuviéramos una tercera clase, la burocracia? En nuestra sociedad sus individuos actúan doblemente, como servidores de la clase privada capitalista y del Estado Burgués Capitalista. 


Y el capitalismo de Estado se caracteriza por la aparición de una generalizada, aunque no siempre colectiva, defensa del opresor Estado.


Y es este Estado Social Común, estos Intereses Comunes, este aislamiento de los clanes o grupos de presión, es como se actúa ante la burocracia establecida.


Para que el proletariado, como en el pasado, no sólo luche contra la burguesía, sino también contra su lacayo, la "nueva nobleza", la burocracia.

2 comentarios:

Janus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Janus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.