26 de agosto de 2012

Julien Lahaut, un hombre que llevaba el sol en su bolsillo y le daba un trocito a cada uno

Por Oleg K.

Qué diferente era la mentalidad del proletariado en los años 50 y el presente.
Qué diferente era entoncesla actitud del proletariado, contra la explotación de la clase burguesa, contra la traición de la socialdemocracia y los revisionistas.
Qué diferente es la conciencia del obrero en una época como la actual de crisis, en comparación con sus actuaciones ante las crisis capitalistas de los años 20,30,40,50 del siglo anterior.
No hay teoría revolucionaria sin práctica revolucionaria cuando se está a favor de la revolución y de la dictadura de la clase obrera sobre la burguesía.
Una de las expresiones en Bélgica del ejemplo hoy es su partido el PTB, pero también son los militantes anteriores heróicos contra el imperialismo y su hijo el fascismo: Julien Lahaut.

" Era un hombre que llevaba el sol en su bolsillo y le daba un trocito a cada uno " Qué mejor definición para un comunista como Julien Lahaut, que fue capaz de seguir repartiendo trocitos a todos los proletarios del mundo hasta en los infiernos del nazi-capitalismo...

Julien Lahaut nació en Seraing el 6 de Septiembre de 1884 y fue asesinado el 18 de Agosto de 1950. S
u padre era Joseph Lahaut, obrero metalúrgico que perdió un ojo en la acería de Cockerill, sin ninguna indemnización. De su padre aprendió la defensa de los derechos laborales de los trabajadores, porque fue su padre junto con otros quién fundó el sindicato en la empresa, en unas condiciones de avasallamiento y despidos infernales, de modo clandestino, después de un trabajo de 12 horas. Luchador infatigable, también fundó el partido socialista de Seraing, y al final de su vida, comprendió que el futuro estaba no solamente en la lucha sindical, sino sobre todo que estaba íntimamente unida a la construcción de una nueva sociedad, por ello ingresó en el Partido Comunista.
Su madre fue Josephine Legrand, ama de casa, hija de trabajadores. No comprendía las dificultades económicas y sociales, que su compañero e hijo obtenían por su lucha. Pero fue en 1913 cuando de un golpe se encendió su orgullo obrero. Julien estaba en la cárcel. Para ella fue muy duro saber que su único hijo era señalado por sus vecinos como el responsable de las movilizaciones obreras. Le decía ¿Porqué tú? Hay muchos ¿Porqué te expones así a la muerte, como un criminal común?, le dijo a Julien: "Por tus actividades has lanzado una mancha en la familia, tu padre no llegó a tanto... a convertirse en un delincuente" Julien, quedó de aquella visita muy triste, pero en su interior, analizando, confió que con el tiempo su madre entendería su lucha. Tras dejar la cárcel, Josephine cogió el tranvía. Todos la reconocían, y un vecino maestro le dijo "Mejor haría de quedarse en casa, cuando su hijo, por sus actividades, ha llamado tanto la atención de las autoridades". Todos los pasajeros asentían, ella lentamente mirando a los ojos del provocador, levantánse del asiento, exclamó "Si mi hijo está en la cárcel, ciertamente no es por ser un criminal por lo que le privan la libertad. Es porque el defiende valientemente a los trabajadores. Es porque cumple con su deber, y me siento orgullosa de visitarlo donde está, precisamente ahora". En el tranvía aplaudieron sus palabras, y el vecino se sentó a su lado y le agradeció la respuesta. Meses más tarde Julien se enteró del suceso y dijo: "Cuando me enteré de esto, no sabía si llorar de alegría. Mi madre ha entendido de un golpe. Gracias a la observación estúpida y ácida del maestro, en ella afloraron la solidaridad de clase. Ella reaccionó como obrera, como compañera y madre de trabajadores, y correspondía responder".

La proletaria vida de Julien

En este ambiente tan obrero, de Lieja, junto a dos hermanas se crió Julien. A los 14 años empezó su vida como obrero y como militante. Empezó como aprendiz de caldereros, levantándose antes del amanecer. Pero desde esa edad, clandestínamente ingresó en el Partido Socialista, distribuyendo volantes, pegando pasquines y aprendiendo de sus camaradas la cultura del proletariado. En 1902 participa con diechiocho años, en su primera huelga. Con 25 años en Val Saint-Lambert fundó con Bondas un nuevo sindicato del metal llamado "revelé-toi" (¡Despertad!). Se hace insustituible como organizador sindical, creando y fundando uniones regionales y estatales de los metalúrgicos. Le eligen delegado y secretario de propaganda hasta 1921.

En 1907 conoce a la compañera de vida Gerandine Nöel cuando ella tenía 15 años. Estuvieron juntos toda su vida. Ella fue su principal soporte. Cuando fue exiliado a Alemania durante cuatro años, Gerandine le dijo a un camarada "No te puedes imaginar como lo hecho de menos. No estaba a menudo en casa, pero él solo con su presencia, llena la casa". Tenían muy poco dinero y la lucha juntos, la persecución policial, hizo que hasta 1913 no pudieron alojarse y casarse. Toda la vida compartiendo las esperanzas de derribar el capitalismo, y en sus brazos expiró Julien. No dijo una palabra, un suave beso en sus ojos, porque no tuvo lágrimas para tanto dolor.

Alistado muy joven en la 1ª Guerra Mundial, dentro del cuerpo blindado belga ACM es enviado a Rusia, allí comprueba la carnicería de una guerra imperialista. Clandestínamente promueve la lucha contra esa atroz sangría, reuniéndose con soldados rusos. Después de la Revolución de Octubre, llega a Petrogrado en 1917. Entra en contacto con la revolución bolchevique, lee sus panfletos y escucha de los obreros soviéticos la lucha de clases librada en Rusia entre el proletariado y la burguesía. Vuelve a Bélgica en 1918, repatriado via EEUU (recorriendo Siberia a través del puerto de Vladivostok). Los acontecimientos que presenció, la actitud de los mandos militares y la situación de los trabajadores belgas, le hacen tomar la decisión de llevar dentro del Partido Comunista de Bélgica, una lucha por los postulados que defendidos por el Partido Bolchevique.

Su actividad de aprendizaje teórico y práctico, la realiza dentro del sindicato socialista metalúrgico de Lieja. Luchando incansablemente contra la violencia capitalista, durante los años 1919-20 se intensifican las huelgas, especialmente la de 1921, donde la solidaridad de clase hizo imposible al gobierno romper la unión de los obreros.

En 1921 tuvo lugar la gran huelga de Ougrée-Maríe Haye, contra fuertes reducciones salariales de los patronos. 9.000 trabajadores mineros y del metal sostienen una larga huelga indefinida.Durante 9 meses, de Enero a Octubre, la huelga se intensifica con extrema dureza. Los líderes reformistas del sindicato y el ala derechista del partido piden negociar, Julien no capituló, se negó a detener la lucha, demostrando ante los obreros que si no continuaban las demandas se liquidaba el movimiento. El trabajo no se reanudó. Todos pasaban hambre. Se crearon los Fondos de Solidaridad, Julien recorría el país obteniendo fondos para continuar el paro. En unos de los episodios contra los rompehuelgas, Julien es arrestado en la cárcel de San Leonard. La dirección del sindicato pacta la vuelta al trabajo, con la condición que Julien fuera liberado. Él se entera del pacto y por escrito exclama: "Dada la capitulación vergonzosa, ofrezco mi renuncia a ser portavoz del sindicato". Todo ello fue aprovechado por los derechistas en el sindicato y en el partido para tratar de excluirle de sus organizaciones. Les molestaba su influencia entre los obreros y su defensa de clase de la Unión Soviética.

Hoy aquellas batallas laborales son recordadas en toda Lieja, los nombres de Ougrée, Grace Berleur y Seraing son el orgullo, y a la vez la muestra del frente obrero de clase. Durante aquellos años hubo 19 huelgas victoriosas, participando Julien. Su talento como organizador, su extraordinario imán agitativo, su enérgica y a vez cálidad voz, hacía que llegase facilmente sus mensajes a los más humildes trabajadores. Sus discursos eran seguidos y sus escritos reproducidos, pasando de mano en mano, influyendo decisivamente en la mentalidad para lograr las reivindicaciones obreras.

Es varias veces detenido, quedando durante tres años en las cárceles de los diferentes gobiernos burgueses, pero los metalúrgicos le eligen su portavoz y secretario del sindicato del metal. Ante la desicidia de los traidores, Lahout funda un Comité para la Defensa Laboral, uniendo todas las organizaciones de solidaridad y los sindicatos de los centros laborales pequeños, convirtiendoles en una única organización de lucha a la que llamó "Les Chevaliers du Travail" (Los caballeros del trabajo), siendo el punto de partida de La Confederación Revolucionaria de Trabajadores mineros. En 1928, tuvo una grave enfermedad: neumonía. Viendo la cara de sus camaradas les dice "Todavía hay mucho trabajo por delante, yo no quiero morir. Ya verán..." Con gran fuerza de voluntad y con la ayuda de sus camaradas vence a la enfermedad.

Su viaje a la URSS

En la URSS es donde Julien se recupera totalmente. Fue miembro de la Internacional Sindical Roja con sede en Moscú. Para su restablecimiento los camaradas rusos le envían al Mar Negro, a Sochi, en uno de los sanatorios de los sindicatos metalúrgicos. De vuelta a Bélgica, a sus compañeros les indica: "Si alguna vez más me enfermo, quiero que allí me traten. En ninguna parte del mundo puede un trabajador tener la esperanza de ser atendido como allí. Solamente los tratamientos de los millonarios pueden ser comparados con la disposición y los recursos que los obreros tienen en la Unión Soviética. Y no tienen que agradecérselo a nadie. Ellos mismos lo han conquistado con su lucha y trabajo".

Varias veces más fue allí. Una de las ocasioneslles indicó: "Cuando viajo a Moscú, es como ir a visitar a mis camaradas y amigos más queridos, y al mismo tiempo de nuevo a la escuela. Tenemos mucho que aprender de nuestros camaradas soviéticos". Tuvo muy didácticas entrevistas. Habló con el hermano de Lenin, quien le aseveraba como la compañera de Lenin, Krúpskaya, se interesaba por la vida de los trabajadores belgas, pues vivió en Lieja en 1902, luchando por la igualdad política de las obreras. Además Lahaut vivió en Moscú una experiencia especial.

Los sucesos de 1932

Tras la crisis del 29, en Bélgica los empresarios y el gobierno quisieron que fueran los trabajadores quienes pagaran las pérdidas de sus inversiones bursátiles. Despidieron a 250.000 hombres y mujeres. Intensificaron el robo disminuyendo los salarios en las empresas. En las minas de igual forma. Los sindicatos socialistas y cristiano pactaron una reducción salarial del 5 %. El Partido Comunista vió aquella actuación como una capitulación ante los barones del carbón. Instó a los obreros a la lucha bajo la consigna "¡Resistir todos los recortes salariales, a la huelga!". El 19 de Junio 10.000 mineros en Borinage dejaron el trabajo. Los militantes comunistas realizaron multitud de reuniones en cada localidad, exponiendo la claudicación de los dirigentes socialistas no de los obreros que les seguían.

Y tuvo lugar un suceso extraordinario: El 24 de Junio los dirigentes de las minas de Wasmes, Delattre, Mester y Fauviaud, montaron una reunión tipo asamblea-conferencia para reanudar el trabajo. Al lugar llegó Julien, quien pidió la palabra. Sin mediar palabra fue agarrado, golpeado y tirado por el suelo para echarlo de la sala. Con sangre en la cara, se sentó y con su vozarrón dominó el tumulto. Muchos delegados pidieron que se le escuchase. Sin levantar la voz, pero clara y firmemente les argumentó porqué la huelga era fundamental para mantener el empleo. Se hizo el silencio. Durante hora y media el orador comunista desgranó las maniobras contra la clase obrera, como pagaban a muchos vendidos por posicionarse con los patronos, y que solamente unidos, todos, por una lucha al máximo de peticiones, podían conseguir el pleno empleo. La conferencia reformista se cambio por una reunión de huelga. La derrota de los capituladores fue completa. Lahaut en triunfo fue llevado por las calles de la ciudad, apoyándo su actuación.

La iniciativa de los militantes del Partido, provocó la creación de los piquetes de huelga. Se extendió a 200.000 participantes. En las zonas industriales el gobierno de Renkin-Coppée impuso el estado de sitio. Los gendarmes se lanzaron contra los huelguistas. En Roux dispararon contra una reunión, asesinando a varios trabajadores, dejando un herido. Los militantes comunistas Cordier, Thonet, Leemans y Glineur fueron detenidos, también Lahaut, solamente Jacquemotte quedo libre porque era parlamentario. Pero esta vez el fiscal no se atrevió a más y fueron liberados todos cuando terminó la huelga. Los mineros consiguieron un aumento salarial del 1 %. Pero el resultado final fue el fortalecimiento de la unidad y la combatividad de la clase obrera. Tres mineros fueron asesinados. 1176 nuevos militantes se inscribieron en las filas del Partido.


En las elecciones del 27 de Noviembre de 1932, los comunistas obtienen tres representantes. Lahout es uno de ellos (los otros dos eran Jacquemotte y Glineur Henri). Desde sus banquillos los comunistas lanzaban consignas para desenmascarar la dictadura de los poderosos banqueros e industriales.

Viendo lo que estaba ocurriendo en Alemania y las posiciones filonazis de muchos empresarios, Julien lanzó desde la tribuna la consigna "¡El fascismo es un asesinato. El fascismo es la guerra! ", denunciando la guerra en Abisinia de los italianos (fue arrestado después de un mitin en Bruselas delante del pabellón italiano de la Exposición de Bruselas), la defensa del comunista alemán Thaelmann, del italiano Gramsci, por Rakosi, por Anna Pauker, y Dimitrov.

En las elecciones de 1936, los socialistas se negaron a crear un Frente Popular con los comunistas, y así el P.C. se presento sólo, defendiendo las posiciones de clase contra las agresiones de los empresarios, y contra las leyes regresivas contra los sindicatos. De tres parlamentarios pasaron a nueve (de 62.000 a 146.000 votos). Los obreros de Amberes iniciaron una huelga por un mejor salario, extendiéndose a toda Bélgica, llegando a 500.000 trabajadores. Julien en sus reuniones explicaba: "¡Unidos!, tu eres invencible cuando vamos todos juntos. No queremos trabajar. Las demandas de las organizaciones sindicales las compartimos y tienen como objetivo, conseguirlas". Cuatro centrales unidas por las demandas, católicas, liberales y socialistas. Provocaciones del gobierno, resultado: muertos y heridos. Pero no se volvió al trabajo. Así, se negoció, consiguiéndose casi todas las demandas. Cientos de huelguistas y militantes del partido estaban en prisión. Julien y los parlamentarios lograron una amnistia para todos, saliendo de la cárcel.

Detener al fascismo

El 11 de Octubre falleció en tren hacia Lieja, Jacquemotte, secretario general del Partido Comunista. Julien le releva de la secretaría. Por aquellos meses los militares en España se rebelan contra el gobierno republicano del Frente Popular. Los fascistas apoyados por alemanes nazis e italianos cometen terribles asesinatos. En todo el mundo hay manifestaciones de apoyo a la clase obrera española. Pero el gobierno francés de Léon Blum impide el suministro de pertrechos al gobierno legítimo con la política de la No Intervención.

En Bélgica el Partido Comunista realiza una labor admirable de solidaridad con los trabajadores españoles. Se suceden mítines y actos de apoyo. Envía a sus mejores camaradas para formar parte de las Brigadas Internacionales. Lahaut en sus mítines advierte con palabras proféticas: "Después de Madrid, viene después Praga, Bruselas tendrá su turno". Las ciudades de Lieja, Mons y Charleroi tuvieron desfiles multitudinarios. Julien fue con un convoy de alimentos de Madrid a Valencia. Estuvo con los voluntarios belgas en el frente. Cuando niños españoles fueron llevados a Bélgica para salvarlos de los bombardeos, Julien mantuvo a tres de ellos en su hogar.

A la vez, entre 1937 y 1938, denuncia en el parlamento el criminal ascenso del fascismo en Europa y la complicidad de los socialistas belgas, dejando hacer a los fascistas. En el organo del partido "La voix du peuple" advierte de los planes imperialista de guerra. Y Julien en agotadoras jornadas, cuando podía, recorría Seraing y Wasmes, para hacer nuevas suscripciones al periodico, "Celebré 25 años de mi matrimonio con 25 subscripciones". Era consciente de la necesidad de que el órgano de expresión pudiera financiarse con libertad.

Pero en Mayo de 1940, los nazis invaden Bélgica. El gobierno decreta la prohibición de "La voix du peuple", a la vez que expide mandatos de arrestos contra los militantes y la dirección. Como ganado son encerrados en vagones de tren, sin comida ni agua y llevados a las cárceles de Gurs, Argeles y Saint Cyprien. A Julien no le cogen, cuando van en su búsqueda. El gobierno acusa a los comunistas de ser cómplices de los alemanes. Pero la labor de organización del pueblo belga contra el fascismo ante la capitulación de Leopoldo 3º y de Petain después, es ejemplar.

La resistencia del partido contra la capitulación es clave. Sacando clandestínamente el periodico. Los nazis arrestan a dirigentes comunistas en 1940 como René Dillen y en Enero de 1941 a Leenaerts Joseph. La gran burguesía pactó con los alemanes la ocupación, exprimiendo a los trabajadores. Mientras Julien preparaba con sus camaradas El Ejercito Guerrillero Belga, unificando todas las tendencias del pueblo: "La resistencia está creciendo. El grueso (Dr. Marteaux) ha hablado de una gran organización. La clase obrera es un candidato para el liderazgo de esa organización". El 05 de enero 1941 León Degrelle intenta una "marcha a Lieja" para instaurar un estado fascista. Pero la acción valiente de los trabajadores Lieja, dirigidos por Lahaut y el Partido Comunista, hizo fracasar este intento miserablemente. Tras fuertes enfrentamientos, los nazis no pueden con los miles de trabajadores que luchan por las calles. Meses más tarde 100.000 trabajadores se declaran en huelga. Julien no descansa, está a la cabeza del movimiento, bajo unos lemas sencillos "aumento del sueldo, mejora del suministro de alimentos". Los periodicos reaccionarios tachan a Julien como "El genio de la huelga". A pesar del apoyo de los empresarios, la huelga fue un éxito, logrando un pactar subidas salariales. La influencia del Partido se agrandó considerablemente.

Tras la invasión de la URSS, la Gestapo, los traidores, los patronos y policía realizaron la operación "Sonnenwende" de represión a gran escala de toda oposición, principalmente de los comunistas. Lahaut fue internado en la carcel ciudadela de Huy. Allí organiza la resistencia y el escape, él mismo es atrapado en una de las fugas, terriblemente golpeado es trasladado al campo de exterminio de Neuengamme junto a 50 comunistas y 150 judíos. Muy pocos lograron sobrevivir. Y aún en ese infierno los comunistas tenian su partido y su disciplina. Julien Lahaut contacto con los comunistas alemanes encerrados en el campo, y desarrolla una organización única. Crearon servicio de comida adicional para los más débiles.

Pero en 1944 junto con otros comunistas lo internan para ser destruído en las atroces jaulas de exterminio de Buchenwald y Mathaussen. Allí es donde recibe el apodo de "el hombre que llevaba un sol en su bolsillo", debido a su increible lucha para levantar los ánimos de los recluídos, su eterno optimismo y su confianza en que tras las alambradas se encontraba la lucha por una nueva sociedad, el comunismo. Pero consiguió resistir hasta la liberación el 28 de abril de 1945.

Después de una larga rehabilitación, los médicos le recomendaban al tipo de gente que salía de un encierro prolongado un largo restablecimiento sin emociones ni trabajo. Pero Lahaut respondió: "¿Que es lo que entienden por gente como nosotros? Lo que necesito es una reunión de 2.000 o 3.0000 trabajadores". Y así doce días más tarde se dirigió en Lieja a un auditorio de 5.000 oyentes, y en muy pocos días recuperó la salud.

El 11 de Agosto de 1945 Julien es elegido Presidente del Partido Comunista de Bélgica. Fueron años muy duros, contra los empresarios que querían sacar tajada de la reconstrucción del país. Pero el partido en la calle, en el parlamento luchaba por mejorar el nivel de vida de los trabajadores, contra las subidas de precios, por el derecho de huelga, contra la competencia desleal de los grandes almacenes y contra la propiedad comercial. Abogaron por pensiones dignas tras jubilarse todos los trabajadores.

Cara a cara contra la guerra fría

En Europa las potencias occidentales vencedoras imponen en cada país a sus marionetas, en elecciones o referendums. En Alemania, Holanda, Italia, Francia, etc. Con la participación de los partidos burgueses, socialistas y la persecución de los comunistas, o su silencio.

En Bélgica, sin lugar a dudas Julien era el político más admirado por el proletariado belga. Su oratoria en el parlamento era un cuchillo contra las pretensiones de los lacayos del imperialismo norteamericano. Los burgueses y socialistas tratan de imponer la monarquía, bajo el colaboracionista rey Leopoldo. En menos de un año se realizan dos campañas electorales, Julien reclamando el "no". Como el mismo proclamaba: No será en el Parlamento donde se decidirá esta batalla, "es en las calles, en las fábricas, es a traves de la acción de las masas, donde la lucha contra Leopoldo III se ganará". Setecientos mil trabajadores se declararon en huelga, con el apoyo de la pequeña burguesía, los comunistas delante con los piquetes en las manifestaciones cara a cara con los gendarmes. Días más tarde estos esbirros asesinaron en Grâce-Berleur a cuatro obreros.
Los demagógicos dirigentes socialistas pactando con el agregado militar de los EEUU, anunciaron la dimisión de Leopoldo III en su hijo Balduino.

El viernes 11 de Agosto el nuevo monarca se dispone a jurar ante ambas cámaras. Hay crispación en el ambiente, los trabajadores están en contra.

El protocolario acto, rodeado de militares, es torpe y rígido. Hay que guardar las formas. El príncipe se pone en pie para realizar el juramento, en un gran silencia Lahaut grita "¡Viva la República!" Este grito da la vuelta al mundo en las noticias y en el cine. La confusión es indescriptible, se llama al orden. Los diputados comunistas gritan contra los escaños de los burgueses.

Julien tenía 66 años, ocho días más tarde es asesinado.


El asesinato Lahaut

Era el 18 de Agosto, a la 9,20 hs. Los vecinos vinieron corriendo "¡Es Lahaut, han matado a Julien!". La trágica notica recorrió desde los barrios míseros hasta el centro de la ciudad
. En su funeral, había más de 100.000 personas. La investigación que sobrevino dirigida por el juez René Lupa terminó en 1972, dictaminando que fueron realistas vengativos quienes le asesinaron.
Le mataron tres balas de un colt del ejército norteamericano, que no se puede comprar libremente. Al día siguiente hubo manifestaciones por todo Seraing. Los obreros entienden la amenaza de que el fascismo, se vista como se quiera levanta cabeza. Se temen por sus libertades. Entienden que la clase obrera es el enemigo principal de la sociedad burguesa. Y que que cuando se haya en peligro recurrirá al asesinato.

Desde todo el mundo el proletariado manda miles de telegramas al Partido. Los camaradas italianos recuerdan a Matteotti como el comienzo del fascismo en Italia.

Hasta el día de hoy no se ha sabido nada de los asesinos. Pero para el proletariado ha sido una advertencia. Con el asesinato de Lahaut las democracias occidentales iniciaron un camino de "no retorno" a su bancarrota. El imperialismo norteamericano y europeo tardarán más o menos en caer, pero sus crisis serán mayores, tendrán perros con porras y guardianes con dogales bien alcanforados. Pueden recurrir a la extorsión y a los asesinatos, pero su fin será inevitable. Porque sus sepultureros están acumulando tierra, ya tienen la tumba preparada para enterrar este putrefacto cadaver llamado imperialismo.




YouTube - Vídeos de este correo electrónico






Fuentes:

*Julien Lahaut. "Ean leven in dienst van het volk". Bob Claessens. 1951.
* Por E. Allaer para rtbf.be Info. "Cold case":qui a tué Julien Lahaut? L`Enquête continue.
* www. marxist.org/nederlands.

1 comentario:

Pablo kintero dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=pqUtU6oGuas&index=499&list=PLofgRh8sihsSLnsEPDRt897_GKNeusXRG En ese link muestra la historia y el escandalo de la operación gladio, de como grupos para-militares, mercenarios, anticomunistas, ex-partido nazi y fascistas, fue financiados por la OTAN por orden el M16 y la CIA. Entre sus operaciones se encuentra el asesinato de Julien Lahaut. Al final del documental lo muestra con más detalle, la continuación o el documental completo esta aquí :
https://www.youtube.com/watch?v=GGHXjO8wHsA&list=PLofgRh8sihsSLnsEPDRt897_GKNeusXRG&index=497

Aun hoy esos agentes están activos llevando misiones de mercenarios,atentados, terrorismo y asesinatos en nombre de los grupos de poder, hay quien dice que el asesinato de los periodistas franceses en Enero del 2015 están involucrados.

Otro documental que hablan al respecto

https://www.youtube.com/watch?v=yolUbO8jwb0&index=498&list=PLofgRh8sihsSLnsEPDRt897_GKNeusXRG