17 de noviembre de 2019

Votando directamente: el 92 % la población quiere regresar a la URSS

Por Зубоскал. Traducción N. G. 

плакаты из открытых источников
 ¡El Estado somos nosotros, pueblo trabajador soviético!

Ayer, en el canal de televisión OTR, se discutieron temas interesantes en directo, dentro del programa Reflexión

Siempre son interesantes los temas propuestos por este programa, pero esta vez no hablaron sobre Ucrania y Trump, sino sobre nuestras preguntas actuales y candentes, principalmente abordando un tema interno, de manera muy abierta y casi sin censura.
 
Una pregunta fue sometida a votación a la vez que se veía el programa: ¿quieres volver a la URSS? Mientras el tema fue discutido con algún "experto", no me acuerdo su nombre por desgracia. Aproximadamente durante 15 o 20 minutos, mientras la discusión continuaba, los televidentes, la mayoría jóvenes de 27-30 años, llamaron activamente.

Al finalizar la emisión del programa, se anunciaron los resultados: a favor 92%, en contra  8 %. Aproximadamente 4 mil personas participaron en la votación.

En 15-20 minutos no es mucho. Pero lo único diferente es la conveniencia de este tipo de encuestas. Porque la pregunta principal es esencial en estos tiempos.
 
Para empezar, es poco probable que las generaciones actuales quieran el retorno a la URSS, en esta escala. ¿Necesitamos integrarnos junto con georgianos, ucranianos o bálticos y  asiáticos centrales? Apenas sabemos como piensan.

En cualquier caso, es una progunta actual y de esa forma. Es hora de aprender de nuestros pueblos propios de nuestro estado, los cuales son muchos. Y con el resto necesitas vivir en paz. Los aliados se irán fortaleciendo, se unirán, cuando estemos en el mismo camino.
 
La mayoría de la población siente nostalgia y quieren regresar al sistema soviético. Las personas quieren volver al socialismo, que se les devuelva sus principios y logros sociales, tomando de la experiencia pasada solo lo mejor, la plena vida socialista, que da confianza en todo, tanto para ellos como para sus hijos. Porque el mercado y sus tiburones, atrapando todo el poder, han enjaulado a todos los habitantes.

De la propaganda frenética antisoviética y la profanación constante de sus antepasados ​​también están cansados. El regreso del capitalismo, los acontecimientos de 91-93, también se están replanteando hoy, y muchos, muchísimos, han llegado a comprender lo que hemos perdido, y lo que supuso el terrible liquidador de las ideas comunistas, Yeltsin y su entorno liberal que destruyó todo el país.

Hoy, el movimiento "¡Por el nuevo socialismo!", que fue creado por Nikolai Platoshkin para aglutinar a todos los partidarios de las fuerzas de izquierda, está ganando fuerza, es solamente un prólogo, un comienzo diferente, pero muy cercano.
 
El primer congreso ya se celebró el 7 de noviembre, el día de la Gran Revolución Socialista de Octubre. Asistieron alrededor de 700 delegados de más de 50 regiones. La sede de los partidarios del nuevo movimiento está en todas partes, en las bases de las regiones.

Me alegra que no tenga esos cuerpos burocráticos por los que el Partido Comunista fue famoso. Cuanta más burocracia, menos alcance con la realidad.

Se han establecido objetivos concretos para el movimiento, y las formas de lograrlos, lo cual es muy importante, y es un movimiento pacífico. Lo principal es el apoyo de la población. A juzgar por la intención de voto, el asunto no interesa a los miembros, solo el poder para el pueblo, desde la base.

Enlace original:
https://zen.yandex.ru/media/lenta_ria/golosovanie-v-priamom-efire-za-vozvrascenie-v-sssr-obratno-hotiat-92-5dcdec8672b73d07e87e5636?fbclid=IwAR1oTuoYZG191e7dHsHvL83y2D__4hf2-zAvq2PbdT29HjVmiPkmx4Z91gY

3 comentarios:

Elena Escudero dijo...

No dudo que exista un elevado tanto por ciento, sobre todo entre los ciudadanos y ciudadanas que vivieron bajo el sistema soviético en Rusia, que añoren buena parte de los derechos sociales que se mantenían en el país, pero esa encuesta mediática no tiene la fiabilidad de las realizadas en función de territorios, edades, clases sociales y otros parámetros.

No obstante, el sutil encanto del consumismo ya no hay quien lo destierre de la Federación, máxime cuando se ha demostrado que el Partido Comunista chino no tuvo que derribar las esencias del marxismo-leninismo para sacar de la pobreza, desde 1949, a más de 700 millones de personas y hoy, cuando la población llega a los 1.450 millones, solo quedan 40 millones sumidos en una situación penosa, ubicados y repartidos en lugares remotos de dificil acceso.

La renuncia al sistema político y el abandono inmediato de ayuda a los gobiernos del sector oriental europeo, trajo consigo el desastre que hoy contemplamos, con una Rusia rodeada por la OTAN y gobiernos agresivos como Polonia, Ucrania, Estonia o Lituania, de corte neonazi y fascistoide.

Menos mal que Vladimir Putin y Xi Jin Ping han frenado en seco las ansias hegemónicas del Padrino del neofascismo (los EEUU de Norteamérica) que se venga de Rusia y China provocando golpes de estado en Latinoamérica, sometiendo a las naciones "rebeldes" (Cuba, Venezuela, Nicaragua) a unas sanciones terribles para que la población muera de hambre, bloqueando la compra de medicamentos para que haya muertes por desatención sanitaria.

Un cordial saludo desde Málaga (España)

artús dijo...

Bueno, el gobierno del liberal Putin, por medio de su viceministro de relaciones exteriores, acaba de reconocer a la golpista senadora boliviana, que hace unos días dió carta blanca a los milikos para asesinar impunemente a cuanto indigena encuentren protestando en las calles, aunque sea pacficamente.
Que la golpista boliviana, aprovechando la coyuntura, reconozca al golpista Juan "White dog" en Venezuela, y Rusia no, no parece ser un problema para la diplomacia rusa. En un oportunista y traidor acto por parte de Putin, por salvar parte de los acuerdos económicos que habían contraido con Morales.
Mejor suerte no tine el masacrado pueblo del Donbass, al que Putin piensa vender a ls fascistas ucranianos, a cambio del levantamiento de algunas sanciones. De hecho se comenta que el reciente levantamiento del veto de Dinmarca al Nord Stream 2, va por ahí.
Según una reciente encuesta, la aceptación de Putin repunta hasta un 24%, después de la caída a los abismos desde la reforma de las pensiones.
Es que no se qué quieren vendernos algunos de países donde la dsigualdad de ingresos es tan abismal, como son Rusia y China.
Sacar de la extrema pobreza, no es que millones de campesinos abandonen sus tierras comunales, para ser explotados en industrias y hacinados en ciudades, para que los inversores capitalistas obtengan buenos beneficios. Privatizarles la sanidad y la educación, y hacerles empeñarse de por vida con los bancos, para que vivan el sueño consumista del capitalismo.
Creo que unos tenemos una escala de valores

Anónimo dijo...

Coincido en gran medida con Análisis de ARTUS, nunca me acaba de convencer el "socialismo de mercado" chino aunque ciertamente marxistas muy inteligentes como el malogrado Domenico Losurdo ó el blog "stalin moustache" lo defienden con muy buenos argumentos.Ahora bien también es cierto que Rusia y China tienen una función importante geopolítica ya que son son los únicos capaces de establecer una barrera al imperialismo depredador de EEUU -UEuropea y el sionismo.

saludos.

Rafael granados.Madrid