22 de enero de 2022

"Españoles republicanos en el Ejército Rojo"

Placa con los nombres en ruso de los guerrilleros españoles y soviéticos caídos en Shúbino.

El día 24 de Enero en el Ateneo de Madrid, a las 19 h., en la Tertulia Republicana expondremos esta conferencia. 

Os esperamos

"No sabemos cuantos españoles lucharon dentro del Ejército Rojo, mas si conocemos aproximadamente cuantos cayeron: 204, según Enrique Lister. 

Su participación fue impresionante. 

Estuvieron en los frentes de Leningrado, Moscú, Frentes Internos de Bielorrusia y Ucrania, Frentes del Caúcaso y el Kubán, Frente Polaco, Frente Checo y Toma de Berlín. 

Estuvieron dentro de las Divisiones de los Ejércitos de Operaciones del Ejército Rojo, Ejércitos de la Guardia y Ejércitos de Choque, además de las fuerzas de Designación Especial, lanzadas en paracaídas a los territorios ocupados por los nazis". 

 

19 de enero de 2022

"País de Progreso y Hazaña"

Construcción del socialismo (V): la decisión de industrializar el país |


 

 

Por Theodore Dreiser, publicado en Camarada Joseph.

Hoy en día, la opinión se ha arraigado en la opinión pública de que era muy difícil vivir en la URSS en las décadas de 1920 y 1930. Supuestamente, las personas estaban deprimidas e infelices, siempre con miedo a las represalias y trabajaban como esclavos. Todo esto se explica por la crueldad del sistema social: el comunismo.
 
Pero las cosas eran muy diferentes en los Estados Unidos. Allí reinaba el capitalismo, y por lo tanto la gente, en su mayoría, estaba contenta y satisfecha, ya pesar de algunos fracasos como la Gran Depresión, todo les iba bien.
 
No explicaré una vez más por qué esta opinión es fundamentalmente incorrecta, esta vez le daré la palabra al destacado escritor estadounidense Theodore Dreiser. en 1931 escribió un artículo titulado "El país del progreso y la hazaña" dedicado a la URSS:
 
“Veo tres grandes ventajas en el sistema social y económico de la Unión Soviética. Estas ventajas, de las que ningún otro sistema puede presumir, explican, al menos en parte, el gigantesco crecimiento de la industria soviética, sus colosales ritmos de desarrollo y la erradicación del analfabetismo.
 
Primero, la colosal ventaja estimulante radica en la actividad colectiva en la fabricación de ciertos bienes y la satisfacción de ciertas necesidades sociales. Esto elimina las diferencias que entran en conflicto entre sí y están inevitablemente asociadas con el capitalismo codicioso y engreído. Las diferencias de interés deben eliminarse [en los EE. UU.] si queremos lograr algo constructivo.
 
En segundo lugar, tenemos un colosal renacimiento de la vida espiritual que ha aparecido en la URSS y aparecerá en todas partes, tan pronto como la ignorancia secular que yace en la religión, que no permite una comprensión clara de los procesos de la naturaleza y la vida, se desvanezca. eliminado La liquidación de la religión abre el camino a la verdadera iluminación; esto, sin duda, destruyó la ignorancia y el prejuicio en Rusia.
 
En tercer lugar, me refiero a la liberación de las cadenas de la coerción y el terror que traban la actividad espiritual y están indisolublemente ligadas a la esclavitud económica. El exorcismo de este demonio económico purifica el alma humana y libera la mente. 
 
Esto, en mi opinión, evoca ese sentimiento de gratitud social que acelera el ritmo de vida en la URSS y templa a su gente para nuevas hazañas y el descubrimiento de verdades. 
 
El comunismo crea un sentido de camaradería nacional en oposición a la soledad y la impotencia individuales. 
 
Un país que ha aceptado el comunismo inevitablemente se convertirá en un país alegre de hazañas, un país verdaderamente social donde la vida espiritual está progresando. 
 
Tal país, en mi opinión, es ahora la Unión Soviética.
 
En cuanto a los desafíos que enfrenta, creo que debe aferrarse a los ideales que lo inspiran. 
 
En el mundo del capitalismo, se cree que solo la necesidad personal y el sufrimiento hacen que las personas luchen por los logros y que los métodos humanos no funcionan. En respuesta, arrojaste a un lado el látigo, reemplazándolo con justicia, ilustración y amistad. La alegría, la paz y el progreso espiritual de las personas durante los próximos milenios dependerán del resultado de su respuesta".
 
Qué diferente es el país descrito por Dreiser del país privado de derechos de los esclavos del que nos hablan los propagandistas de hoy. 
 
A veces dirán esto, ¿qué piensas, pero se trata de la Unión Soviética?
 
Tenga en cuenta que Dreiser escribió de primera mano, visitó la URSS en una visita en 1927. 
 
No le gustaba todo, pero si se trataba de comparar, estaba 100% seguro de que la Unión Soviética era un país más próspero e ilustrado que los Estados Unidos. 
 
Dreiser dedicó muchos de sus artículos a describir la vida de los trabajadores estadounidenses, ya menudo en estos artículos se deslizaban frases: “Pero si tuviéramos como en la URSS…”
 
Fuente: Dreiser T. “Life, Art and America". Artículos, entrevistas, cartas.


La vacuna cubana podría salvar millones de vidas

Una enfermera muestra un frasco de la vacuna Soberana-02 de fabricación cubana contra el COVID-19 antes de administrarle una dosis a una niña en La Habana, Cuba, el martes 24 de agosto de 2021. (AP Foto/Ramon Espinosa)

 

Por Branko Marcetic. Traducción Valentín Huarte (extraído de la revista Jacobin), publicado en CTXT

[Este artículo se publicó en la revista Jacobin a finales de noviembre. Como en la mayoría de países, la llegada de la variante ómicron ha aumentado los contagios en Cuba. En paralelo, el proceso de vacunación ha seguido avanzado. Según la información del Ministerio de Salud Pública, a finales de 2021, de los 11,3 millones de cubanos, casi 10,5 millones habían recibido una dosis de una de las tres vacunas desarrolladas en el país –la Soberana 02, la Soberana Plus y la Abdala–; 9,3 millones de personas ya cuenta con dos dosis y 8,9 millones, con tres.] 

La cobertura de prensa de Cuba se centró la semana pasada en una serie de protestas contra el gobierno que finalmente no se realizaron. Mucha menos atención recibió un acontecimiento que podría tener un enorme impacto a nivel mundial: la campaña de vacunación de la isla.

Después de doce meses difíciles, en los que una reapertura demasiado veloz llevó a una nueva ola de propagación del virus y al incremento de las muertes en todo el mundo, el éxito de las campañas de vacunación transformó la naturaleza de la pandemia. Hoy Cuba es uno de los pocos países de bajos ingresos que no solo vacunó a la mayoría de su población, sino que lo hizo con una vacuna propia.

El 78% de la población cubana completó el esquema de vacunación. De esa manera, la isla se posiciona en el noveno lugar del ranking mundial

La saga indica una salida posible para los países en vías de desarrollo, que siguen luchando contra la pandemia en el marco de un apartheid de las vacunas. Además, prueba en términos más generales la potencialidad de una ciencia médica que no responde a las ganancias privadas. 

La apuesta más segura 

De acuerdo con la Universidad John Hopkins, mientras escribo estas palabras, el 78% de la población cubana completó el esquema de vacunación. De esa manera, la isla se posiciona en el noveno lugar del ranking mundial, por encima de países ricos como Dinamarca, China y Australia (Estados Unidos, con poco menos del 60% de la población vacunada, está en el puesto 56). El vuelco que provocó el inicio de la campaña de vacunación en mayo revivió la economía del país frente a las crisis gemelas de la pandemia y la intensificación del bloqueo estadounidense. 

Después de un pico de cerca de diez mil infectados y cerca de cien muertes diarias, los números empezaron a caer en picada. Una vez que el 100% de la población hubo recibido al menos una dosis, el 15 de noviembre el país reabrió sus fronteras al turismo, que representa aproximadamente un 10% de sus ingresos económicos y hace poco reabrió las escuelas. Esto convierte a Cuba en una caso atípico entre los países de bajos ingresos, que en conjunto vacunaron al 2,8% de sus poblaciones. El resultado obedece sobre todo al acaparamiento de dosis en el que incurrieron los países desarrollados y a la celosa vigilancia ejercida sobre los monopolios de patentes, que impide que los países más pobres desarrollen versiones genéricas de todas las vacunas, financiadas en última instancia con dinero del sector público. 

Clave en este sentido fue la decisión de Cuba de desarrollar sus propias vacunas, dos de las cuales –Abdala, bautizada en homenaje a un poema escrito por uno de los héroes de la independencia, y Soberana 2– fueron aprobadas oficialmente en julio y en agosto. En palabras de Vicente Vérez Bencomo, respetado director del Instituto Finlay, el país hizo una “apuesta segura” cuando decidió no acelerar el proceso de desarrollo de las vacunas. De esta forma, Cuba no solo logró evitar la dependencia de aliados más grandes, como Rusia y China, sino que garantizó la posibilidad de sumar un nuevo producto a sus exportaciones en un momento de enormes adversidades económicas. 

Los resultados están a la vista. Vietnam, con solo el 39% de su población completamente vacunada, firmó un acuerdo con Cuba para comprar 5 millones de dosis y su aliado comunista envió hace poco el primer lote de 1 millón, con 150.000 en concepto de donaciones. Venezuela (con el 32% de la población completamente vacunada) también acordó comprar un lote de la vacuna de tres dosis por un equivalente a 12 millones de dólares y empezó a administrarla hace poco, mientras que Irán (51%) y Nigeria (1,6%) firmaron un convenio con el país para desarrollar sus propias vacunas. Y, hace poco, Siria (4,2%) empezó a discutir con las autoridades cubanas la posibilidad de hacer lo mismo.

Vietnam, con solo el 39% de su población completamente vacunada, firmó un acuerdo con Cuba para comprar 5 millones de dosis

Las dos vacunas son parte de un paquete de cinco vacunas que Cuba está desarrollando en este momento. Eso incluye una vacuna, única en su género, administrada por vía nasal, que en este momento atraviesa la fase II de las pruebas clínicas y que, según uno de los científicos que dirige la investigación, en caso de que se probaran su seguridad y su efectividad, sería de gran utilidad, pues la cavidad nasal es la principal vía de acceso del virus al cuerpo. En el mismo paquete se cuenta una vacuna de refuerzo, pensada sobre todo para quienes recibieron una vacuna distinta y testeada recientemente en turistas italianos. Desde septiembre, Cuba está en proceso de obtener la aprobación de sus vacunas por parte de la Organización Mundial de la Salud. Eso abriría la puerta a la generalización de su uso.

Una vacuna diferente

Según Helen Yaffe, profesor titular de Historia Social y Economía en la Universidad de Glasgow, más allá de su país de origen, son muchos los aspectos hacen de las vacunas cubanas un caso singular. En primer lugar está la decisión de buscar una vacuna mucho más tradicional, que funciona en base a proteínas, en vez de las más experimentales, basadas en la tecnología ARNm utilizada en las vacunas contra el covid más conocidas, que contaba con solo algunas décadas de desarrollo antes de la irrupción de la pandemia.

Eso hace que la vacuna cubana pueda ser conservada en un refrigerador común o incluso a temperatura ambiente, a diferencia de las condiciones de ultrafrío que requiere la vacuna Pfizer o las temperaturas bajo cero que exige la vacuna Moderna. “En el Sur Global, donde enormes porciones de la población no tienen acceso a la electricidad, (la refrigeración) es un obstáculo tecnológico suplementario”, dice Yaffe.

Además, como la tecnología ARNm nunca antes fue utilizada en niños, en el mundo desarrollado la diferencia en los ritmos de vacunación fueron considerables (las vacunas dirigidas a niños menores de cinco años todavía están en vías de desarrollo). Por el contrario, Cuba apuntó desde el comienzo a crear una vacuna que sirva en ambos casos. Este mes, más del 80% de la población isleña de dos a dieciocho años completó su esquema de vacunación. 

El sector biotecnológico de Cuba es completamente estatal. Eso significa que Cuba desmercantilizó un recurso humano vital

Mientras que, desde septiembre, casi el 70% de los niños de América Latina y el Caribe dejaron de asistir a la escuela, Cuba reabrió las aulas. Gloria La Riva, activista y periodista independiente que visitó Cuba todo el año y está en La Habana desde mediados de octubre, describió la reapertura de la Ciudad Escolar 26 de Julio. 

“Es muy importante para las familias”, dijo. “Todo el mundo siente un orgullo inmenso”.

El poder de una medicina sin fines de lucro 

Hay otro factor importante que hace que la vacuna cubana sea especial. “La vacuna cubana es producida íntegramente por el sistema público de biotecnología”, dice Yaffe.

Si bien es cierto que en Estados Unidos y en otros países desarrollados la medicina que salva vidas resulta de la inversión pública, no por ello las empresas privadas dejan de sacar rédito y controlar la distribución. Pero el sector biotecnológico de Cuba es completamente estatal. Eso significa que Cuba desmercantilizó un recurso humano vital: es el opuesto exacto a lo que vivimos durante las últimas cuatro décadas de neoliberalismo.

Cuba viene invirtiendo miles de millones de dólares en la creación de una industria biotecnológica nacional, sobre todo a partir de los años 1980, cuando tuvo que reforzar el sector a causa de un brote de dengue y de las sanciones económicas impuestas por Ronald Reagan. A pesar del demoledor bloqueo de Estados Unidos, país responsable de un tercio de la producción farmacéutica mundial, el sector biotecnológico cubano logró prosperar: produce cerca del 70% de los ochocientos medicamentos que consumen los cubanos y ocho de las once vacunas que forman parte del programa nacional de inmunización del país, por no mencionar los cientos de vacunas que exporta cada año. Todos los ingresos que obtiene los reinvierte en el sector. 

En referencia a la decisión de Cuba de desarrollar sus propias vacunas, Vérez Bencomo dice que “Todas las vacunas que resultan de la innovación científica son muy caras y son económicamente inaccesibles para el país”.

En cualquier caso, Cuba es reconocida en el sector a nivel internacional. La isla ganó diez medallas de oro de la Organización de la Propiedad Intelectual de las Naciones Unidas (WIPO) por desarrollar, entre otras cosas, la primera vacuna del mundo contra la meningitis B. En 2015, Cuba se convirtió en el primer país en eliminar la transmisión madre-hijo del VIH y de la sífilis, gracias a sus drogas retrovirales y a su robusto sistema de salud pública. 

En ese sentido, Cuba fue capaz de hacer lo impensable: desarrollar su propia vacuna y superar a una buena parte del mundo desarrollado en el combate contra la pandemia, todo a pesar de su tamaño, de sus ingresos reducidos y de la política de sofocamiento económico que llega del otro lado de la costa. Las campañas de solidaridad internacional también fueron fundamentales. Cuando el bloqueo de Estados Unidos provocó una escasez de jeringas que puso en peligro la campaña de vacunación en la isla, los grupos de solidaridad de Estados Unidos enviaron 6 millones de jeringas, el gobierno mexicano envió 800.000  y China otras 100.000.

Una fuente de esperanza

Aun así, el panorama es incierto. El uso de las vacunas en Venezuela fue objetado por los sindicatos de pediatras y las academias médicas y científicas, que recurren al mismo argumento que otros críticos: los resultados de las pruebas no fueron sometidos a un proceso de revisión por pares ni publicados en revistas científicas internacionales. La Organización Panamericana de la Salud convocó a Cuba a publicar sus resultados.

Por su parte, Vérez Bencomo culpa a la hostilidad que muestra la comunidad internacional contra Cuba. En una entrevista de septiembre, denunció que los científicos cubanos están siendo discriminados por las grandes revistas, a las que acusa de tener una larga trayectoria de rechazar la colaboración de los cubanos, aun cuando después publican investigaciones similares de colegas de otros países y de actuar como una “barrera que tiende a marginar el progreso científico logrado en los países pobres”.

Los gobiernos occidentales siguen oponiéndose a los llamamientos del Sur Global a prescindir de las patentes y habilitar la fabricación o compra de versiones genéricas 

Es una denuncia muy grave en boca de un científico reconocido en todo el mundo. Ganador del Premio Nacional de Química de Cuba y de una medalla de oro de la WIPO, Vérez Bencomo dirigió un equipo junto al científico canadiense que desarrolló la primera vacuna semisintética del mundo, reduciendo los costos de inmunización contra la Haemophilus influenzae tipo B. Más tarde, cuando después de colaborar en el desarrollo de la vacuna contra la meningitis, quiso viajar a recibir un merecido premio en California, el Departamento de Estado de George W. Bush bloqueó su ingreso al país con el argumento de que su visita era “perjudicial para los intereses de los Estados Unidos”. En 2015 recibió la Legión de Honor de manos del entonces ministro de Asuntos Sociales y Salud, que reconoció su obra y lo nombró “amigo de Francia” (en ese entonces, Vérez Bencomo se negó a dar una entrevista).

Aunque la recuperación de Cuba sugiere que la confianza de Bencomo y del gobierno cubano no es inapropiada, tal vez tenga que pasar un tiempo hasta que reciban el visto bueno de la comunidad científica internacional. Si eso sucede, sumaremos un buen argumento para impugnar el modelo de desarrollo de vacunas reinante en la actualidad, que, siguiendo el decálogo de las grandes farmacéuticas, sostiene que solo la competencia con fines de lucro es capaz de producir el tipo de innovación que el mundo necesita a la hora de salvar vidas.

Tal vez más importante todavía sea el hecho de que ayudará al mundo en vías de desarrollo a salir del agujero negro al que parece haberlo arrastrado la pandemia, y en el que está atrapado muchos meses después de que algunos países ricos completaron sus esquemas de vacunación. Los gobiernos occidentales siguen oponiéndose a los llamamientos del Sur Global a prescindir de las patentes y habilitar la fabricación o la compra de versiones genéricas de las vacunas. De esa manera, no solo vulneran a la mayoría de la población, sino que, irónicamente, nos ponen en peligro a todos, pues esas placas de Petri del tamaño de países enteros que crearon sus políticas, fomentan el desarrollo de nuevas mutaciones y de cepas resistentes a las vacunas. En ese sentido, todos deberíamos estar deseando que las vacunas de Cuba demuestren ser tan exitosas como afirman los científicos que las desarrollaron. 


Enlace original:

 Jacobin.

 

14 de enero de 2022

Ponencia sobre la Civilización Andalusí

No hemos recuperado el sentido de la Civilización andalusí, que se quiso imprimir en los manuales de Historia en tiempos de la República Española del 31 al 39. 

Después del régimen nacionalcatólico diferentes paradigmas son impresos en las escuelas, como que el mundo andalusí es ajeno al concepto España, cuando fue al revés pues el primer estado español sin dominación foránea fue Al Ándalus.

Pero este sentido de Civilización es ocultado hasta la actualidad. A pesar de comprobar que la creación del Califato de Córdoba, es el principio del renacimiento europeo hasta nuestros días.

Inclusive hoy ponderar por los hechos, incuestionables realidades no son tampoco aceptadas. Como ejemplos, se sigue imprimiendo el término "Reconquista" cuando por los hechos no hubo conquista musulmana, que la primera universidad de Occidente estuvo en Kurtuba (Córdoba), que las enseñanzas aprendidas por los mozarabes supusieron una revolución de las constumbres y saber de todos los habitantes de la península ibérica. 

Recuperar estas enseñanzas compartiéndolas es volver a nuestras raíces

Será el día 17 de Enero, a las 19 hs. en el Ateneo de Madrid, en la Sala José de Larra.

 

6 de enero de 2022

Celebramos el Año Nuevo. Año Nuevo, vida nueva. El ejemplo de la Unión Soviética.

Rusia no permitirá el menosprecio al aporte de la ex URSS a la lucha contra  el fascismo - Juventud Rebelde - Diario de la juventud cubana


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Nestor Guadaño, con materiales del portal "СССР. Прекрасная страна, в которой мы жили" ("La URSS. El hermoso país en el que vivimos")

Numerosos acontecimientos se desarrollaron en torno a esta fecha. En especial la primera gran derrota del ejército nazifascista alemán. Una quinta parte de los europeos simplemente no sabe nada sobre los acontecimientos de hace 75 años, y solamente uno de cada ocho europeos cree que el ejército soviético jugó un papel clave en la liberación de Europa del fascismo. 

Y si durante las primeras décadas después de la Gran Guerra Patria, en la mayoría de los países del mundo, celebraban los éxitos del Ejército Rojo, y la liberación de la mayor parte del territorio ocupado por los hitlerianos, el aparato ideológico propagandístico de los EEUU, quieren borrar la memoria de los pueblos y su liberación de la peste parda.

Recientemente, en el Reino Unido, Francia y Alemania, ICM Research realizó una encuesta para Sputnik. Tres mil personas (1.000 en cada país) respondieron a la pregunta: ¿quién, en su opinión, jugó un papel clave en la liberación de Europa en la Segunda Guerra Mundial? La mayoría de los encuestados nombraron a los ejércitos estadounidense y británico como los principales liberadores. 

Las respuestas fueron así: Ejército soviético, 13 por ciento; Ejército estadounidense, 43 por ciento; Ejército Británico, 20%; Otras fuerzas armadas, 2 por ciento; No lo sé, 22 por ciento. 

Y es sintomático como esta propaganda ha incidido en la educación historica recibida en países como Francia y Alemania, donde consideran que el principal libertador es el ejército estadounidense... respectivamente, el 61 y el 52 por ciento (sólo en Gran Bretaña, el 46 por ciento prefirió el suyo y no el ejército estadounidense). 

A juzgar por los resultados de la encuesta, los más mal informados son los habitantes de Francia, donde solo el 8 por ciento de los encuestados conoce el verdadero papel del ejército soviético. Una quinta parte de los europeos tiene una brecha de conocimiento significativa sobre eventos de hace 70 años. Este desconocimiento es aún más sorprendente, si se tiene en cuenta el trasfondo de hechos históricos indiscutibles y de conocimiento general. 

Continuar en la ignorancia y en falsos hitos históricos puede resultar costoso para los europeos. 

Fue la Unión Soviética quien detuvo la agresión, hasta entonces victoriosa, de la Alemania nazi contra los pueblos europeos en 1941. Al mismo tiempo, el poder de la maquinaria militar de Hitler tenía mayores fuerzas que Estados Unidos y Gran Bretaña. 

La victoria en Moscú disipó el mito de la invencibilidad del ejército alemán, contribuyó al surgimiento del movimiento de Resistencia y fortaleció la coalición anti-Hitler. Después de la derrota en Stalingrado, Alemania, y luego Japón, pasó de una guerra ofensiva a una defensiva. 

En la batalla de Kursk, las tropas soviéticas finalmente socavaron la moral del ejército hitleriano y el cruce del Dnieper abrió el camino para la liberación de Europa. El ejército soviético luchó contra el grueso de las tropas de la Alemania nazi. 

Entre 1941-1942, más del 75 por ciento de todas las tropas alemanas lucharon contra la URSS, en los años siguientes alrededor del 70 por ciento de las formaciones de la Wehrmacht estaban en el frente soviético-alemán. Al mismo tiempo, en 1943 fue la URSS la que logró un cambio radical durante la Segunda Guerra Mundial a favor de la coalición anti-Hitler. 

A principios de 1944, Alemania había sufrido pérdidas significativas y, sin embargo, seguía siendo un enemigo fuerte, con 5 millones de personas en el frente oriental. Casi el 75 por ciento de los tanques alemanes y las instalaciones de artillería autopropulsada (5,4 mil), cañones y morteros (54,6 mil), aviones (más de 3 mil) también se concentraron aquí. 

Y después de la apertura del segundo frente en Normandía, en el Frente Oriental siguió siendo el principal para Alemania. En 1944, más de 180 divisiones alemanas operaron contra el ejército soviético. Las fuerzas angloamericanas se opusieron a 81 divisiones alemanas. En el frente soviético-alemán, las hostilidades se llevaron a cabo con la mayor intensidad y duraron más que en los otros frentes. De los 1.418 días, las batallas activas duraron 1.320 días. En el frente del norte de África, respectivamente, de 1.068 días, 309 estuvieron activas. En el frente italiano, de 663 días, 49 activas. 

El alcance territorial del Frente Oriental se situó entre 4 a 6 mil kms. a lo largo del frente, que era cuatro veces más grande que los frentes de África del Norte, Italia y Europa Occidental combinados. 

El Ejército Rojo derrotó a 507 divisiones nazis y 100 divisiones de sus aliados, 3,5 veces más que los aliados en todos los frentes de la Segunda Guerra Mundial. En el frente soviético-alemán, las fuerzas armadas alemanas sufrieron más del 73 por ciento de las pérdidas. La mayor parte del equipo militar de la Wehrmacht fue destruida aquí: alrededor del 75 por ciento de los aviones (70 mil), tanques y cañones de asalto (alrededor de 50 mil), piezas de artillería (167 mil). 

La continua ofensiva estratégica del ejército soviético en 1943-1945 acortó la duración de la guerra, salvó millones de vidas británicas y estadounidenses y creó condiciones favorables para nuestros aliados en Europa. Además de su territorio, la URSS liberó el 47 por ciento del territorio de Europa (los aliados liberaron el 27 por ciento, con los esfuerzos conjuntos de la URSS y los aliados, se liberó el 26 por ciento del territorio europeo). La Unión Soviética eliminó la dominación fascista sobre la mayoría de los pueblos esclavizados, preservando su condición de Estado y fronteras históricamente justas. Si contamos con el estado actual de Europa (Bosnia separada, Ucrania, etc.), entonces la URSS liberó 16 países, aliados - 9 países (mediante esfuerzos conjuntos - 6 países). La población total de los países liberados por la URSS es de 123 millones, los aliados liberaron 110 millones y casi 90 millones de personas fueron liberadas por los esfuerzos conjuntos.


Así fue el ejército soviético el que aseguró el curso victorioso y el resultado de la guerra.
 
Las generaciones de chicas y chicos, nacidos después de la Gran Guerra Patria, tenemos numerosos ejemplos de dignidad, valor y conciencia que luchábamos por defender nuestra forma de vida, por el poder de los trabajadores.

Nos quedaron impresas en nuestra conciencia, las últimas palabras de Zoya Kosmodemyanskaya antes de ser ahorcada por los nazis: 

“¡Hey, camaradas! ¿Por qué os veo tan tristes? 

¡Actuad valientemente, luchad, golpead a los alemanes, quémadles, exterminadles! 

No tengo miedo de morir, camaradas. 

¡Es una alegría morir por mi pueblo! 

Pueden colgarme ahora, pero no estoy sola. 

Somos doscientos millones. No pueden colgarnos a todos. 

Me vengarán. 

¡Adiós compañeros! 

¡Luchad, no tengais miedo! 

¡Stalin está con nosotros! 

¡Stalin vendrá!"

Y así fue.
 
La Unión Soviética hizo la mayor contribución a la lucha armada, derrotó a las principales fuerzas del bloque hitleriano y aseguró la rendición completa e incondicional de Alemania y Japón. Y el número de nuestras pérdidas en la Segunda Guerra Mundial es varias veces mayor que las pérdidas de otros países (incluso tomados en conjunto): 27 millones de ciudadanos soviéticos contra 427 mil personas de los Estados Unidos, 412 mil personas de Gran Bretaña, 5 millones de personas en Alemania. Durante la liberación de Polonia, el ejército soviético perdió 600.212 personas (incluidas 541.029 personas muertas, por heridas y enfermedades). 
 
Trotskistas, ustedes y nosotros no somos lo mismo. Polémica con el  trotskismo a propósito del 75 aniversario de la victoria sobre el fascismo  | El Machete

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Y la reciente intención revisionista de Polonia de trasladar las celebraciones del Día de la Victoria del 9 al 8 de mayo es lamentable no solo para el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia. Durante la liberación de Hungría, nuestras pérdidas ascendieron a 140.004 personas (112.625 personas murieron), y casi lo mismo, en Checoslovaquia. En Rumania, alrededor de 69 mil personas, en Yugoslavia, 8 mil personas, Austria, 26 mil personas, en Noruega, más de mil personas, en Finlandia, alrededor de 2 mil personas. Durante los combates en Alemania (incluida Prusia Oriental), el ejército soviético perdió 101.961 personas (92.316 muertos). Además de los 27 millones de muertos, decenas de millones de nuestros ciudadanos resultaron heridos y mutilados. 
 
El 22 de junio de 1941, el Ejército Rojo y la Armada estaban compuestos por 4.826.907 militares. Durante los cuatro años de la guerra se movilizaron otras 29.574.900 personas, y en total, se involucraron 34 millones 476 mil 752 personas en el ejército, la armada y formaciones militares de otros organismos. 
 
A modo de comparación: en Alemania, Austria y Checoslovaquia en 1939 vivían entre 15 a 65 años, 24,6 millones. Se causó un daño enorme a la salud de varias generaciones, el nivel de vida de la población y la tasa de natalidad cayeron drásticamente. Durante la guerra, millones de personas experimentaron sufrimiento físico y mental. Su economía nacional sufrió un daño enorme. 
 
Nuestro país perdió un tercio de su riqueza nacional: Desaparecieron 1.710 ciudades, más de 70 mil pueblos, 6 millones de edificios, 32 mil empresas, 65 mil km de vías férreas, todo fue destruido. La guerra devastó el tesoro, impidió la creación de nuevos valores y tuvo consecuencias negativas en la economía, la psicología y la moral. 
 
Todos estos hechos son deliberadamente silenciados o distorsionados por los propagandistas occidentales, atribuyendo una contribución decisiva a la victoria de Estados Unidos y Gran Bretaña, con el fin de menospreciar el papel de nuestro país en la arena internacional. Para ellos, no es nada personal, sólo es propaganda para realizar negocios. 
 
Cada país hizo su propia contribución a la victoria sobre el fascismo alemán. Esta misión histórica determina la autoridad del Estado en el mundo de la posguerra, el peso político en la solución de los problemas internacionales. Por tanto, a nadie se le permite olvidar o distorsionar el papel excepcional de nuestro país en la Segunda Guerra Mundial y la victoria sobre el fascismo alemán. Nuestra tarea es recordar, transmitir a las generaciones posteriores y evitar que la historia se reescriba.
Foto: Cartel propagandístico de Lenin y la Revolución Rusa  
 Año Nuevo, Vida Nueva.
 
Por esta época los hechos ocurridos en la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas, alrededor del Año Nuevo, cambiaron la vida de nuestro pueblo.
 
A finales de 1917, tras el triunfo de la Revolución de Octubre, en París, una conferencia de representantes de Inglaterra, Francia y Estados Unidos tomó la decisión de brindar asistencia integral a los gobiernos contrarrevolucionarios de Ucrania, Don, Finlandia, Siberia y el Cáucaso.
 
En 1918, V.  I. Ulianov LENIN, firmó el decreto del Consejo de Comisarios del Pueblo de la RSFSR "Sobre el reconocimiento de la independencia de la República Soviética de Letonia"
 
En 1919, el barco de transporte Buford zarpó de Nueva York a Rusia, en el que fueron deportadas 249 personas sospechosas de simpatizar con la Rusia bolchevique. 
 
Y aún más imprescindible, en 1920, en las condiciones de la guerra civil, se aprueba el plan del PC bolchevique con la firma de Lenin, del decreto para la electrificación de Rusia - GOELRO - que permitió al país ocupar el tercer lugar (después de Estados Unidos y Alemania) en el mundo, en términos de generación eléctrica en 15 años.  
 
Un 30 de diciembre, pero del año 1922 se creó la URSS.  
 
Y si hablamos de hechos ocurridos en estos días durante la Gran Guerra Patria:
 
Entre finales de Diciembre del 41 y principios de Enero del 42, en varios sectores de los frentes occidental, Kalinin, suroeste y Leningrado, nuestras tropas continuaron avanzando y ocuparon varios asentamientos. 
 
 A finales de 1942, en el área del Don Medio, nuestras tropas continuaron desarrollando con éxito la ofensiva y ocuparon varias docenas de asentamientos, incluidos grandes poblaciones: Koleschatoye, Nikolskoye, Morozovka, Verjne-Grachevsky, Popovka, Kamensky, Grekov, Fedorovka. 
 
Y en aquellos días de finales 1942 y principios del 43, fueron asesinados los líderes del destacamento de la Inteligencia Soviética Antifascista, que luchaban en la propia Alemania Nazi, llamados "La Orquesta Roja". Lo constituían generales y coroneles de la Wehrmacht alemana que dentro de las fuerzas de Adolf Hitler, organizaron una red de información para derrocar ese iluso Tercer Reich. Los antifascistas germanos eran la punta de información, cuando cualquier resistencia a la bota nazi era imposible en Alemania. La Gestapo creó una unidad especial (Sonderkommando) para la captura de los grupos antifascistas clandestinos y residentes soviéticos ilegales. Pero el nombre de la "Orquesta Roja", pasó inmortalmente a la historia, para quienes se convirtieron en símbolo de fortaleza y coraje. Las detenciones comenzaron en septiembre de 1942, a finales de noviembre ya había más de un centenar de detenidos. Hitler, al escuchar el informe de Heinrich Himmler sobre el caso de la Orquesta Roja, gritó con rabia: “¡Si no fuera por los espías rusos, habríamos derrotado a su ejército hace mucho tiempo y el Reich estaría celebrando la victoria! Estos conspiradores pagarán caro el apuñalamiento en la espalda de la Wehrmacht". 31 hombres fueron ejecutados, 18 mujeres fueron decapitadas con guillotina, siete personas se suicidaron durante la investigación, siete fueron enviadas a campos de concentración, 25 fueron enviados a trabajos forzados con varias sentencias, ocho fueron mandados al frente, varias personas fueronmás fusiladas. Sus máximos dirigentes fueron héroes, Harro SCHULZE-BOYSEN (alias Sargento Mayor), Arvid HARNAK (alias Corso) y el operador de radio del grupo Hans KOPPI. Todos miembros del Partido Comunista Alemán.
 
Al final del año 1942, fueron concedido los primeros premios soviéticos, establecidos durante la Gran Guerra Patria, las medallas "Por la Defensa de Leningrado", "Por la Defensa de Odessa", "Por la Defensa de Sebastopol", "Por la Defensa de Stalingrado"
 
A finales del año 1943, el Consejo de Comisarios del Pueblo de la URSS aprobó el texto del nuevo Himno Nacional de la URSS, que a partir del 1 de enero del año siguiente sustituyó a la Internacional. Y en esos días de 1943 al sur de Nevel, nuestras tropas ocuparon más de 20 ciudades más, incluidas Verteya, Burakovo, Kozyrevo, Syuborovka, Rudnya. Al suroeste de Zhlobin, nuestras tropas rechazaron con éxito los ataques de infantería y tanques enemigos y les infligieron grandes pérdidas, especialmente en tanques. En el área de Korosten, nuestras tropas rechazaron con éxito todos los ataques de infantería y tanques enemigos y mejoraron sus posiciones durante las batallas. Al sudeste de Kirovograd, nuestras tropas rechazaron con éxito los ataques de la infantería y los tanques enemigos e infligieron grandes pérdidas en personal y equipo. 
 
A finales del año 1944, en el territorio de Checoslovaquia al este de la ciudad de Luchenets, nuestras tropas lucharon en las posiciones conseguidas en Vishnya Kalosha, Sobotka, Gusina, Durenda, Bizofala, Gostitse, Tamasvelga. En Hungría, al noreste y norte de la ciudad de Gyendyesh, nuestras tropas capturaron la ciudad y la estación de tren del cruce Kish-Terenne, y también lucharon en las ciudades des de Disnoshd, Arlo, Borsodnadpshd, Balaton, Petervashara, Matrabala, Supatak y las estaciones de tren, de Yartanhaza, Matrabala. 
 
En otra parte del frente contra el fascismo, a finales de 1944, se crea el primer destacamento del Ejército de Liberación de Vietnam en la provincia de Cao Bang sobre la base de Brigadas del Partido Comunista, unidades de autodefensa y milicias populares.