17 de febrero de 2017

¿Existen las comunas en Venezuela?




Por Marco Teruggi



Casi no se habla de comunas en Venezuela. Es una excepción ver en un medio público un informe, reportaje, análisis, debate que hable sobre el tema. Como si no existieran, salvo en finales de discurso del presidente Nicolás Maduro cuando llama y enumera a todos los sectores de la sociedad.

La ausencia puede explicarse por la permanente coyuntura en llamas que no deja espacio para los medianos plazos. En estos días, por ejemplo, uno de los debates gira en torno a la renovación de los partidos políticos, y, debajo de ese tema, la gran pregunta: ¿cuándo serán las elecciones a gobernadores y alcaldes? El tema ocupa titulares, declaraciones, fuegos abiertos, y tiene, por el momento, un desenlace incierto. Otro punto de agenda es el ataque de los Estados Unidos al vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, a quien acusan de narcotraficante y terrorista -el coctel del mal. ¿Qué espacio queda para las comunas en este contexto?

Lo urgente cubre siempre entonces lo demás. El problema es que ese demás es precisamente el proyecto estratégico de sociedad desarrollado por Hugo Chávez. Las comunas no son levantadas como bandera de los logros del proceso, como espacios donde se ensayan tramas de socialismo, como experiencias productivas exitosas en un momento donde es necesario mostrar que sí se produce. No están en la opinión pública.

¿Existen las comunas? Sí. Son más de 1700.

Se dice entonces que son ficticias, solo existen en el papel. Se intenta así desmerecer, anular las comunas, una mirada que suele tener por marca el desconocimiento. Las comunas, como todo proceso de organización popular, tienen desniveles, tiempos dispares, diferencias según su relación con el Estado, el acompañamiento o no de movimientos populares etc. ¿Algunas son maquetas antes que experiencias reales de autogobierno? Sin dudas. ¿Cuántas son? Difícil saberlo.

Resulta interesante hacer el ejercicio al revés, y en lugar de buscar las que no son lo que deberían ser, ir donde sí el proceso avanza. Pongamos por caso el Estado (provincia) Portuguesa, granero de Venezuela. En números: para que todo su territorio -15.200 km2- sea comunalmente cubierto, son necesarias unas 130 comunas. En la actualidad existen 110. De esas 110, 64 tienen las principales instancias de autogobierno constituidas, Parlamento, Banco, Contraloría, Ejecutivo. Las demás están en el proceso de conformación.

A su vez 70 de ellas están agrupadas en el Bloque Estadal de Comunas, instancia regional del Consejo Presidencial de Gobierno Popular para las Comunas, espacio creado para el cogobierno entre el presidente de la República y los Gobiernos comunales. Y aunque el Consejo no haya sido convocado en todo el 2016 y lo que va del año por el presidente, su dinámica se ha desarrollado, en particular en los Estados. Es ahí donde parece concentrarse el salto cualitativo del proceso comunal.

Una comuna no hace el socialismo. 

Ni miles de comunas hacen al socialismo ¿quién sabe cómo se hace?. Pero un proceso de agrupamiento comunal en miras de un gobierno de las comunas a nivel de un Estado es un avance en esa dirección. Más aún si son varios estados en ese proceso. Ahí comienza a condensarse un poder territorial, productivo, con capacidad de autonomía en caso de ser necesaria. 

¿Autonomía para qué? Para, dentro de la unidad del chavismo, plantearse presionar ante la falta de respuestas políticas y reivindicativas, por ejemplo. Dar la disputa al interior del movimiento desde la legitimidad que da la construcción de masas.

Eso fue precisamente lo que hizo recientemente el Bloque de Comunas de Portuguesa: movilizó a Caracas, a exigirle respuestas al Ministro del Poder Popular para las Comunas. Lo hizo en autobuses, en la parte de atrás de los camiones comunales -con sillas con vistas a las estrellas- con lo que pudo reunir. No es un detalle menor: en un proceso político donde las iniciativas populares han sido históricamente dependientes del financiamiento del Estado, la capacidad de movilización propia es una señal de fuerza popular.

Lograron, pasados los días, reunirse con el ministro e iniciar una serie de acuerdos.

Los resultados no fueron hasta el momento los esperados.

Fuimos a Portuguesa los días posteriores, a filmar, mostrar las siembras, las Empresas de Propiedad Social, las ideas, debates, conclusiones políticas a las cuales han llegado. Recorrimos llano adentro -horizonte rajado de sol- y montaña arriba -selvas con flores naranjas- para sentarnos a escuchar. La conclusión es, nuevamente: el acumulado político más avanzado se encuentra en territorios comunales, en particular en zonas campesinas.

"El pueblo es sabio y paciente, ha resistido, pero ya en estos momentos hay un nivel de indignación ante la no respuesta, queremos pasar a otro nivel, hacer fuerza para ser escuchados", dijo Nelly Rodríguez, vocera del Bloque, militante de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora.

El diagnóstico es extendido. 

La paciencia ante la capa impenetrable de burocracia -en particular en las regiones- llegó a su límite. ¿Cómo traducirlo en medidas de presión en este escenario político acupunturista? Es parte de los debates que se dan las 70 comunas de Portuguesa, que se han propuesto invitar a las demás Bloques a buscar las formas de hacerse escuchar. ¿Llegó la hora de asumir otro papel? 

En lo que va del año tuvo lugar un rescate de tierras de la Comuna Negro Miguel, en Yaracuy, otro en Sur del Lago, en Barinas, otra movilización comunera en Guárico. Una lucha no hace un ciclo de luchas, pero varias pueden indicar que algo comenzó a cambiar: puede pasar a más o apagarse por falta de articulación, proyección común, condiciones políticas compartidas.

No se trata de idealizar el entramado comunal. No existe sujeto político puro, libre de errores y techos. Las comunas son un proceso eminentemente venezolano, chavista: cargan con las virtudes y falencias del proyecto. Son -con sus laberintos- los lugares dónde se puede visualizar el país porvenir, una fuerza ética en un momento de crisis de la misma, espacios de resistencia centrales en un hipotético escenario de pérdida de Gobierno. ¿Por qué entonces casi no se habla de las comunas? ¿No es esta la época para hablar de eso, para pensar en eso, meterse en eso?

No existe duda acerca de la importancia del debate de las elecciones, renovación de partidos, precios internacionales del petróleo, cambios del gabinete, acuerdos con China, ataques de Estados Unidos, o sacadas de ojos entre dirigentes de la derecha. El problema es que de tanto dejar algo de lado se puede olvidar que existe. Para que no pase es necesario asumir una disputa que de a poco emerge. No se trata de quejarse sino de encontrar las formas de revertir el silencio.

Nota:
Publicado en Resumen Latinoamericano

"EEUU no puede pretender que Cuba olvide su historia de terror y de muerte"

Por Cuba Información



“La lucha clandestina en Cueto (la patria chica de Fidel y de Raúl)”, publicado en 2007, es un libro de vivencias sobre la lucha revolucionaria cubana en dicha localidad de la provincia oriental de Holguín, narradas por Rolando Cruz Samada, con 30 años de servicio en las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba. Dialogamos con él en la capital holguinera.

Reportaje de vídeo en Youtube

Rolando nos dice que la lucha clandestina, en la que participó desde los 15 años, cuando comenzó con las primeras acciones de sabotaje y de propaganda, se desarrollaba de manera muy similar en cualquier localidad de la Isla, exactamente como en la suya, Cueto.




Cuando se produce el Asalto al Cuartel Moncada (1953), Rolando Cruz tenía 13 años. “Aún no sabía nada de política”, nos dice. Dos años después se integra a la lucha. Y en 1958, tras la Huelga de Abril, él y su hermano, más mayor, deben salir del pueblo y pasar a clandestinidad. En aquella época, “ya se había formado el II Frente y el Ejército Rebelde había avanzado mucho”, nos relata.

Al Triunfo de la Revolución, el Primero de Enero de 1959, regresa a Cueto, y se integra en las recién creadas Milicias Nacionales Revolucionarias. Se crean también, en cada localidad, las “Casas del 26 de Julio”.




El 31 de diciembre de 1960 se produce una enorme movilización de aquellas Milicias, ya que para el 20 de enero siguiente, al ser investido el presidente de EEUU, se preveía un intento de invasión. “Formamos batallones de combate”, recuerda, y “nos entregaron armas soviéticas y checas”.

Participó posteriormente en la llamada Guerra contra Bandidos (grupos contrarrevolucionarios armados por la CIA), que no solo se encontraban alzados en la Sierra del Escambray, sino en las 6 provincias cubanas de entonces. Rolando participó en el interrogatorio, en Guantánamo, a uno de dichos alzados, y nos relata la anécdota. “Le pregunté por qué se había alzado. Me respondió que era para combatir al comunismo. Y ¿qué es el comunismo?, le pregunté. No lo sé, me dijo, pero es algo muy malo, contestó”. 


 

Nos describe a estas personas como personas buenas, pero analfabetas y manipuladas, engañadas. También nos cuenta que aquella persona a la que interrogó creía que tanto Raúl Castro como Juan Almeida se habían alzado también contra Fidel. “Todo el odio que llevaba, por tantos muertos, se convirtió en lástima”, nos dice.

A comienzos de 1961 se integra como artillero en el Ejército Regular de Cuba (las FAR), donde está 30 años, hasta llegar a ser Teniente Coronel. Fue Jefe de Artillería del Cuerpo de Ejército en Holguín.

En los años 80 es Jefe del Comité Militar Provincial de Las Tunas, y allí se encarga de entrevistar a numerosos muchachos para ir a Angola, a pelear contra las tropas racistas sudafricanas y en apoyo al Gobierno de Agostinho Neto. La mayoría quería ir”, nos señala, y desmiente la existencia de cualquier hipotética “coacción”. La única obligación era la moral, la de ayudar al pueblo de Angola. El resto, insiste, es propaganda contra Cuba. "Quien no quiso ir no fue", añade.




Ante la contradicción que le suponía participar en dichas entrevistas pero no haber cumplido misión internacionalista, solicitó varias veces su incorporación a alguna de ellas y, finalmente, pasó varios años en Yemen, un país que recuerda con mucho cariño.


Nota:

Equipo de producción de Cubainformación TV (video y fotografías): Patricia Moncada, Karoly Emerson, Emerio Rodríguez, José Manzaneda. 

Colaboración especial: ICAP. Edición: Javier Matabuena.

Marcha de miles de jóvenes en Caracas respalda al Gobierno de Maduro

Por teleSUR, fuente VTV. 

Juventud en Venezuela se suma a los esfuerzos para un nuevo sistema económico

En Venezuela se celebró este 12 de febrero el Día de la Juventud, en homenaje a los jóvenes que combatieron junto a José Félix Ribas en la batalla de La Victoria, el 12 de febrero de 1814 y hoy, a 203 años de aquel hecho histórico, la juventud venezolana se pone al frente de un nuevo combate: la construcción de un nuevo sistema económico en el país.



Ese nuevo sistema tiene como objetivo superar el rentismo petrolero y elevar los niveles productivos. En ese sentido, los jóvenes del país, con proyectos de emprendimiento, tienen garantizado el apoyo financiero, para lo cual el presidente de la República, Nicolás Maduro, ordenó en días pasados que 30 % de la cartera de crédito de la banca y de los distintos fondos de financiamiento sea destinado a esos proyectos productivos.

Al respeto, el Mandatario nacional informó este domingo que un total de 1.000 iniciativas productivas de la juventud —contemplados en el programa Soy Joven Productivo— recibirá el apoyo económico de la banca. Los dos primeros fueron otorgados este domingo por Maduro: uno para la cría de aves de corral y, el otro, para la creación de una panadería.

Durante el programa Los Domingos Con Maduro, el Jefe de Estado además ordenó expandir el programa Soy Joven Productivo, que es impulsado por el Ministerio para la Juventud y el Deporte, de la mano con el Banco Bicentenario del Pueblo, con el fin de sumar nuevas iniciativas que permitan fortalecer la economía del país.

“El programa Soy Joven debe llegar directamente a todos los emprendedores y emprendedoras. Emprendedores socialistas porque producen para el beneficio de la sociedad, de la humanidad, de la patria”, dijo.

Congreso de la Patria

Desde la Plaza Bicentenario del Palacio de Miraflores, en Caracas, el Presidente también anunció que para que los jóvenes hagan nuevos planteamientos en función del desarrollo nacional, así como para la presentación de sugerencias y manifestar nuevas demandas en las diferentes áreas, como la educativa, se efectuará este jueves 16 de febrero en Caracas el Congreso de la Patria, capítulo Juventud.

El objetivo es “poner al joven en el centro, el epicentro del esfuerzo nuestro”, expresó el Jefe de Estado y dijo que en ese sentido el evento estará enfocado en el fortalecimiento del plan Soy Joven Productivo, el Programa de Alimentación Escolar (PAE), Plan Cayapa Escolar, junto a nuevos planes en materias de transporte, empleo, preparación para la juventud, entre otros.

“El congreso del jueves será una jornada de gobierno (…) para aprobar recursos”, puntualizó el Jefe de Estado.

El Congreso Jóvenes de la Patria está constituido por 46 columnas y 26 movimientos sociales que dirigen jóvenes venezolanos con el fin de plantear y desarrollar nuevas ideas para dar solución a la necesidades del pueblo de Venezuela.

Acciones en favor de la juventud

El Presidente Maduro resaltó asimismo que junto al ministro de Educación, Elías Jaua, se desarrolla un plan para aumentar el monto y el número de becas que se ofrecen en los centros de educación media y superior, en especial para becar a un total de 150.000 estudiantes de bachillerato.

Además se dará impulsó al programa de residencias estudiantiles para jóvenes universitarios, junto al plan Soy Joven Vivienda de la Misión Gran Vivienda Venezuela (GMVV), acotó el Mandatario.

Indicó que 40 % de las viviendas construidas por la GMVV están destinadas a parejas y familias jóvenes. “Vivienda para la juventud”, reiteró.

Funcionamiento de los liceos

Durante el programa también se informó que la Dirección Nacional de la Organización Bolivariana Estudiantil (OBE) y de la Federación Venezolana de Estudiantes de Educación Media realizarán recorridos por todas las instituciones del país para verificar su funcionamiento, palpar sus necesidades y escuchar las diferentes propuestas y planteamientos.

El informe de las visitas será enviado semanalmente al presidente Maduro, lo que permitirá optimizar el funcionamiento de los liceos en el territorio nacional.
El Mandatario nacional resaltó este domingo que el sistema Carnet de la Patria es una herramienta fundamental en ese sentido, pues permite verificar las demandas y la efectividad de las acciones del Gobierno.

El objetivo es poner los liceos “en la punta de la excelencia educativa del país”, expresó e insistió en la necesidad de impulsar la cultura y el deporte en todos los espacios educativos.

Otros temas

En su alocución, el Presidente también anunció la creación de 10.000 panaderías artesanales en todo el país, estrategia que permitirá hacer frente a la guerra económica perpetrada por la derecha contra del pueblo y a la que se ha sumado la Federación de Panaderos de la capital.

Para esta iniciativa están llamados tanto la juventud como los integrantes de los distintos Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), que deberán recibir el apoyo en financiamiento y ayuda tecnológica necesaria.

Además, informó que esta semana arrancará el programa de televisión de los Clap. “El guión del programa ya está hecho porque la revista debe mostrar lo que el programa convierte en documental”, expresó y agregó que este programa formará parte de una campaña de visualización de esta instancia de organización popular, que incluye la revista y las redes sociales.

También reiteró su llamado a los Estados Mayores estatales, al poder popular organizado, Unidades de Batalla Bolívar-Chávez (UBCh), dirección nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), a gobernadores y alcaldes a velar por el estricto cumplimiento de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), sin errores, en todo el país e ir regularizando sus mecanismos distributivos como un sistema sano, armónico que llegue directamente a las familias.

De igual forma, en Los Domingos con Maduro el Mandatario anunció que el miércoles 15 de febrero será activada la Gran Misión Justicia Socialista a escala nacional, a fin de seguir avanzando en la protección del pueblo.

Asimismo, ratificó que este miércoles 15 de febrero comenzará el proceso de formación y preparación de 10.000 nuevos funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), así como de 10.000 de la Guardia del Pueblo, por parte de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (Unes).

Anunció además que próximamente se realizará una expoferia sobre el Liquiliqui, en el Poliedro de Caracas.

Venezuela, base de paz

Otros de los temas tratados por el Presidente en el programa dominical se centró en la paz y estabilidad de la República, ante lo cual exigió respeto a quienes intentan quebrantarla.

Recordó que Venezuela constituye la paz y estabilidad de Sudamérica y el Caribe, por lo cual rechazó los planes conspirativos contra la patria y la Revolución Bolivariana. “Venezuela es garantía y base de paz para el continente”, dijo.

“Aquellos que conspiran desde Washington (Estados Unidos), de la derecha venezolana, para traer la ira imperial, el odio imperial y que se venga todo ese odio contra Venezuela, piénsenlo tres veces, véanse en el espejo de África, de Libia, del Mediterráneo, de Siria”, señaló.

Desfile cívico militar honró valentía de la juventud venezolana

Por AVN
 
La ciudad de La Victoria, municipio Ribas del estado Aragua, protagonizaron este domingo la conmemoración de los 203 años de la Batalla de la Victoria del 12 de febrero de 1814 y el Día Nacional de la Juventud

Con un majestuoso desfile cívico militar en la ciudad de La Victoria, municipio Ribas del estado Aragua, se realizó este domingo la conmemoración de los 203 de la Batalla de la Victoria del 12 de febrero de 1814 y Día Nacional de la Juventud.

El pueblo aragüeño acompañó esta gran celebración en el Paseo Monumental Bicentenario, protagonizada por el tricolor nacional y la música criolla.

El desfile comenzó con la tradicional parada militar y luego fue engalanada con las representaciones culturales más populares del estado Aragua, refirió AVN.

Durante la jornada las fuerzas militares mostraron su fuerza y poderío en defensa de la nación, mientras que los movimientos juveniles representaron el ímpetu y espíritu de lucha de la juventud venezolana.

Jóvenes trabajadores, atletas, de los movimientos sociales, del Gran Polo Patriótico, desfilaron este domingo en este histórico paseo, para exaltar la lucha de aquellos estudiantes y campesinos que batallaron contra las fuerzas de Boves para alcanzar la libertad de la patria.

Asimismo, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, se sumó a la conmemoración del Día de la Juventud y aprobó varias medidas que favorecen a este grupo etáreo y potencian su protagonismo económico y político.

Durante su programa televisivo, desde el Palacio Miraflores, el jefe de Estado entregó financiamientos para los proyectos productivos de la Misión «Soy joven», y consideró que dicho programa debe llegar directamente a todos los emprendedores del país.

En este sentido, indicó que mil proyectos productivos de la juventud serán financiados por la banca pública.

De acuerdo a Prensa Latina, el mandatario resaltó la importancia de desarrollar nuevos planes para impulsar la productividad de la población entre 15 y 35 años, ello con motivo del Congreso de la Patria, capítulo Jóvenes, que se efectuará el 16 de febrero.

Queremos «poner al joven en el epicentro de nuestro esfuerzo», expresó Maduro y adelantó que junto al ministro de Educación, Elías Jaua, se desarrolla un plan para aumentar el monto y el número de becas, y extender ese beneficio a un total de 150 mil estudiantes de bachillerato.

El presidente insistió en que debe darse todo el apoyo en financiamiento y ayudas tecnológicas a la juventud de manera directa y sin burocracia.

Venezuela y China suscribieron 22 nuevos acuerdo de desarrollo conjunto

 





Por teleSUR, fuente AVN.

Sesionó en Caracas la Comisión Mixta de Alto Nivel China-Venezuela. Se trata de la reunión número 15 en la que se amplió la alianza estratégica entre ambas naciones con 22 nuevos acuerdos.



La República Bolivariana de Venezuela y la República Popular China suscribieron este lunes 22 nuevos acuerdos de desarrollo económico y cooperación, que abarcan más 2 mil 700 millones de dólares, y promueven el desarrollo económico y bienestar de ambos pueblos.

"En cada una de las jornadas de trabajo de la Comisión Mixta, lo que hemos visto es crecer el empuje de la cooperación integral y la búsqueda de un modelo propio de ganar ganar, de beneficio mutuo entre la gran potencia del siglo XXI, la gran China y Venezuela", expresó el Jefe de Estado durante el acto de clausura de la XV reunión de la Comisión de Alto Nivel China-Venezuela, que se llevó a cabo en el teatro Teresa Carreño, en Caracas.

"Yo puedo declarar que esta comisión mixta ha sido la máxima expresión del éxito de las relaciones China- Venezuela. Venezuela es un país que camina con pies propios, que piensa con cabeza propia y que tiene el alma llena de la espiritualidad de su historia", dijo en transmisión conjunta de radio y televisión.
El Presidente señaló que Venezuela junto a China, se transforma en una potencia en materia de cooperación internacional en el marco del respeto. "China marca el surgimiento de una nueva relación en materia política económica, cultural, de respeto mutuo a toda la humanidad", dijo.

En el encuentro de este lunes, ambas naciones firmaron un acuerdo de cooperación que contemplan el acta final de la la XV reunión de la Comisión Mixta de Alto Nivel China–Venezuela, documento que además recoge los convenios generales de la subcomisiones de esta instancia.

Este convenio fue suscrito por Ning Jizhe, vicepresidente de la Comisión Nacional de la Reforma China y presidente de la Comisión Mixta de Alto Nivel China; mientras que por Venezuela, la firma estuvo a cargo del ministro de Planificación, Ricargo Menéndez, quien además es presidente de dicha comisión por la patria bolivariana.

Dentro de los acuerdos firmados en el evento, destacan la cooperación conjunta en las áreas económica, petrolera, comercial, científica, tecnológica, industrial y aeroespacial, así como en materia de agricultura, cultura y educación.

Uno de los acuerdos más relevantes, es el referente a la cooperación de capacidades productivas y de inversión, y el memorando de entendimiento para la participación de Petróleos de Venezuela S.A (Pdvsa) en el proyecto de la refinería Nanhai, ubicada en la ciudad de Jie Yang, provincia de Guandong (extremo sur de China).

También figura el contrato de ingeniería y construcción para el incremento de construcción de crudo extrapesado en las instalaciones de la petrolera Sinovensa, que es una empresa mixta conformada por Pdvsa y Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC); y el contrato de entendimiento para el desarrollo de la empresa mixta Petrozumano.

De igual forma, se suscribió el financiamiento otorgado por el Banco de Desarrollo de China, como parte del Fondo Especial para el Financiamiento de Proyectos Petroleros; el memorando de entendimiento para el Plan de Trabajo de la Prueba Piloto de Pozos de Empresa Mixta Petrourica; la constitución de la empresa de capital mixto Venezolana de Mantenimiento Especializados.

Entre los 22 acuerdos, figuran el plan de producción entre la empresa mixta Venezolana Industria Tecnológica y la empresa china Inspur; el plan de producción entre la empresa mixta Venezolana de Telecomunicaciones (Vtelca) y la empresa ZTE Limited; y el plan de producción entre la empresa mixta Cheryl Venezuela y Cheryl Automóvil.

Por su parte, la Vicepresidencia Sectorial de Desarrollo del Socialismo Territorial de Venezuela firmó dos actas de compromiso para la instalación de capacidades productivas de rubros estratégicos destinados a la organización comunales; una, con la empresa china City Construction, región Latinoamérica; y, la otra, con la empresa China National Aero-Technology Import & Export Corporation (Catic-Beijing).

790 proyectos de cooperación

El presidente Maduro, destacó que Venezuela desarrolla con China 790 proyectos productivos destinados al impulso de la economía nacional.

Precisó que de este total, 495 se encuentra culminados, e indicó que esta asociación estratégica "abarca todas las inversiones del desarrollo económico, científico, financiero, comercial, cultural, educativo".

Asimismo, señaló que actualmente existen 205 proyectos en ejecución, junto a 90 más que se encuentran en fase de planificación.

15 motores productivos

Con el fin de fortalecer las alianzas con la nación suramericana, el presidente Maduro instruyó al Gabinete Ejecutivo a incorporar en los 15 motores de la Agenda Económica Bolivariana –mecanismo promovido por el Mandatario Nacional para reimpulsar el aparato productivo–, a todas las industrias chinas que se encuentran en el país.

"Los 15 motores de la Agenda Económica Bolivariana, en todos sus subsectores, están listos para ser trabajados integralmente con China, con sus empresas (...) Los 15 motores están de puertas abiertas a la inversión, a la tecnología y al trabajo con la República Popular China. Hemos avanzado mucho", enfatizó el jefe de Estado.

El Mandatario Nacional manifestó que ambas naciones trabajan para el desarrollo mutuo, en todos los sectores, con el fin de consolidar el mundo multipolar y de paz.

"China es una gran potencia del siglo XXI y entre China y Venezuela nos vemos como naciones hermanas, con un destino compartido, de paz, de cooperación, de desarrollo mutuo. China es la gran potencia de este siglo, del siglo multipolar", subrayó.
 
Cooperación entre China y Venezuela impulsa el desarrollo económico de ambos pueblos

Por AVN

El presidente de la República, Nicolás Maduro, destacó este lunes el esfuerzo conjunto de China y Venezuela para impulsar el desarrollo de la economía de ambas naciones.

"En cada una de las jornadas de trabajo de la Comisión Mixta, lo que hemos visto es crecer el empuje de la cooperación integral y la búsqueda de un modelo propio de ganar ganar, de beneficio mutuo entre la gran potencia del siglo XXI, la gran China y Venezuela", expresó el Jefe de Estado durante el acto de clausura de la XV reunión de la Comisión de Alto Nivel China-Venezuela, que se llevó a cabo en el teatro Teresa Carreno, en Caracas.

El Presidente señaló que Venezuela junto a China, se transforma en una potencia en materia de cooperación internacional en el marco del respeto. "China marca el surgimiento de una nueva relación en materia política económica, cultural, de respeto mutuo a toda la humanidad", dijo.

La República Bolivariana de Venezuela y la República Popular China suscribieron este lunes 22 nuevos acuerdos de desarrollo económico y de cooperación, en favor del bienestar de ambos pueblos.

"Sin lugar a duda China marca la pauta del desarrollo económico, científico y tecnológico del mundo, el mundo multicéntrico, multiplural", subrayó el jefe de Estado, al tiempo que recordó los esfuerzos del comandante Hugo Chávez en retomar las relaciones con el país hermano al instalar y realizar la primera Comisión mixta China-Venezuela en 2001.

"El camino construido a lo largo de estos 18 años de Revolución Bolivariana a partir del momento en el que el comandante Chávez con su visión de futuro comenzara articular el nuevo modelo de articulación con la gran China", expresó el Mandatario.

En 2001 se creó la Comisión Mixta de Alto Nivel Venezuela-China y desde entonces se ha logrado un perfeccionamiento constante en las relaciones, que ha suscrito en 16 años más de 490 acuerdos en diferentes áreas de asociación estratégica, que permiten un desarrollo compartido entre ambos países.

16 de febrero de 2017

Acto en Madrid contra el Imperialismo

El Imperialismo está creando unas desigualdades sociales de tal calibre, que oleadas de refugiados huyendo del hambre en Africa y de la Guerra en Oriente Medio, dan sentido a la frase "Barbarie Capitalista". Entender que su sistema coercitivo de dominación está caduco, y que el Socialismo es la única alternativa.

Imágenes integradas 2



Titulo:
¿El ISIS a Europa entre los refugiados?.
Intervienen

Manibal Sarkis, médico, Presidente del Colectivo Antiimperialista de Barcelona.
Tamer Sakis, sociólogo y antropólogo miembro de Ojos para la Paz.
Pablo Sapag, Doctor en Ciencias de la Información de la Universidad Complutense.

José Ignacio Villafranca Garcia. Miembro de la Plataforma Global contra las Guerras.
Modera:

Purificación González de la Blanca. Abogada y Escritora. Confundadora del Colectivo Internacional Ojos para la Paz.


Sábado, 25 de febrero a las 19:00 hs., en la sede PCE (Agrupación de Carabanchel) c/ 15 de Mayo, 19 - MADRID
Organizado por PCE (Agrupacion de Carabanchel) y Plataforma Global contra las Guerras.


Imágenes integradas 1


Vaya por delante nuestra solidaridad con todos los refugiados del mundo: los de Siria y los de Iraq, los de Libia, los de Ucrania, los de Somalia, los de Colombia, los de Afganistán…Todos son víctimas de las guerras y desestabilizaciones emprendidas por occidente.

Este es un tema candente, lleno de aristas y altamente sensible, plagado de interrogantes. Y plagado también de muchas mentiras.

¿Por qué nos hablan insistentemente de los refugiados sirios cuando los sirios sólo son un 10 % de la cifra de los que dicen que son sirios?

¿Por qué nunca mencionaron a los 2.5 millones de personas que salieron de Libia (casi la mitad de la población) a causa de los bombardeos de la OTAN? 

Pero ahora  culpan de todo  a Bashar al Assad.

Estos refugiados, a los que nos referimos, vienen uniformados, provistos de anorak, chalecos salvavidas, usando teléfonos móviles que funcionan vía satélite, facebook, twitter y skype… Pagando sus desplazamientos  (a una cuenta de Barclays, un banco de N.M. Rothschild).  Y con una cobertura extraordinaria de todos los medios de comunicación, que abren portadas e informativos con los refugiados desde hace muchos meses.

Thierry Meyssan, de Red Voltaire lleva tiempo advirtiendo sobre “la falsa crisis de los refugiados” y “la ceguera de Europa”,  que no ve cómo siguiendo planes de ciertas elites, están siendo canalizadas oleadas de refugiados como ariete contra Europa.  Y no son una consecuencia accidental de los conflictos bélicos, sino “un objetivo estratégico del Nuevo Orden Mundial ”. Con estas oleadas de refugiados están desplazando a su Estado Islámico hacia Europa.  Es una gran conspiración.

En esta línea de advertencia se manifiestan también Stella Calloni, Nicolas Bonnal, Daniel Stulin, Jorge Beinstein… e infinidad de periodistas y articulistas.   Y Vicky Peláez pide que se actúe urgentemente antes de que el Estado Islámico entre de lleno en Europa. 

Hay estados que organiza y financia el éxodo de refugiados hacia Europa, contando con la CIA y ONGs y fundaciones como la NED o la International Migration Initiative de George Soros.   El dinero de Soros  ha sido clave en la coordinación en todo el mundo de los llamados “corredores de refugiados”.  Este personaje – Soros-  acaba de reconocer en distintos medios que ha gastado ya 500 millones de dólares en los refugiados.

 Se trata de sembrar en Europa el caos como estrategia.

Conviene investigar estas cuestiones  porque todo parece indicar que nos están marcando un enorme  gol a Europa en la más siniestra y perversa de las jugadas. Porque ¿Quién se va a oponer a unos refugiados que huyen de las guerras?  ¿Quién se puede oponer a la solidaridad?  
La cuestión no son los refugiados sino quienes los están canalizando y utilizando para fines perversos como herramienta de desestabilización.

Porque nos  han hecho prisioneros de nuestra solidaridad.

Lucha de clases en la pantalla chica



Por Luciano Monteagudo.

La Berlinale rescata una miniserie que Rainer Werner Fassbinder hizo para la TV en 1972.
 
 
Olvidada por 45 años, Ocho horas no hacen un día quizá sea la primera, sino la única, telenovela de inspiración marxista de la TV occidental, en la que Fassbinder aprovechó las posibilidades del medio para hablar de la clase trabajadora.
 
A comienzos de 1972, Rainer Werner Fassbinder tenía apenas 26 años y en sólo tres había filmado quince largometrajes, que finalmente empezaban a ser reconocidos por la crítica y los principales festivales internacionales, a pesar del rechazo inicial que había provocado –aquí mismo en la Berlinale– su opera prima El amor es más frío que la muerte (1969). Pero Fassbinder era plenamente consciente de que su cine -formalmente tan austero como sus presupuestos– era apreciado sólo por una élite: la misma burguesía a la que él no dejaba de cuestionar. Por eso, cuando la cadena de televisión Westdeutscher Rundfunk (WDR) le ofreció escribir y dirigir una miniserie para su catálogo de producciones familiares, tan populares en la TV alemana de la época, Fassbinder no dudó en aceptar la propuesta. El resultado fue Acht Stunden sind kein Tag (Ocho horas no hacen un día), una experiencia crucial y a todas luces insólita que en estos días, en una flamante versión restaurada, se ha convertido en el gran acontecimiento cinéfilo del Festival de Berlín.
 
A diferencia de la famosa Berlin Alexanderplatz (1980), que Fassbinder también rodó para la televisión, Ocho horas no hacen un día era un trabajo olvidado, nada menos cinco capítulos de una hora y media cada uno que casi no habían vuelto a verse desde su primera emisión, 45 años atrás. Pero la Rainer Werner Fassbinder Foundation que dirige Juliane Lorenz, en cooperación con el Museo de Arte Moderno (MoMA), de Nueva York, exhumaron el material original, rodado en 16mm, restauraron meticulosamente imagen y sonido y lo que ahora vuelve a la luz puede considerarse como la primera -y quizás la única– telenovela marxista de la TV occidental.

A priori, el guión escrito por el propio Fassbinder no se aparta de los lineamientos generales que imponía la WDR para sus “Familienseries”, concebidas para su horario central. Esto es, una comedia con una simpática familia en su centro, que en cada emisión debía enfrentar diferentes situaciones, enredos humorísticos y conflictos. Pero lo primero que hace el Fassbinder dramaturgo es acentuar el sentido de pertenencia de esa familia a la más pura y dura clase trabajadora. El protagonista es Jochen (Gottfried John), un muchacho pintón y entusiasta que trabaja en una fábrica metalmecánica. Comparte un modesto departamento con sus padres y con su abuela (la hiperactiva Luise Ullrich), hasta que se muda con su novia Marion (Hanna Schygulla), empleada administrativa de un periódico local de la ciudad de Köln, donde fue rodada la miniserie.


Irm Herrmann y Hanna Schygulla en Ocho horas no hacen un día.
Foto: Los personajes centrales de la telenovela de Fassbinder son operarios de una fábrica.


El primer capítulo está casi totalmente dedicado a este romance y a los comentarios y reacciones que provoca en el resto de la familia de Jochen. Pero poco a poco, capítulo a capítulo, Fassbinder va introduciendo cada vez más el universo social y laboral en el plano familiar. Los compañeros de trabajo de Jochen son también sus amigos y con ellos no sólo comparte unas cervezas a la salida de la fábrica sino también todos los problemas y conflictos que conlleva la jornada laboral, desde las presiones del capataz por cumplir con los plazos de entrega hasta las estrategias de lucha para conseguir un aumento salarial. Que en el quinto y último capítulo de la serie, Jochen, Marion y sus amigos dediquen buena parte de su tiempo a comprender y discutir la teoría de la plusvalía (aunque nunca la nombren como tal) da una idea de por qué la WDR canceló súbitamente el proyecto y nunca se filmaron los tres capítulos restantes que estaban previstos.

Es notable, sin embargo, el esfuerzo de Fassbinder por contrabandear sus contenidos en un territorio enemigo como era el de la televisión. Si Jean-Luc Godard –que había sido una de sus primeras y mayores influencias– estaba dedicado por entonces a romper con el lenguaje cinematográfico y las convenciones narrativas de la burguesía, Fassbinder por el contrario las abraza con todas sus fuerzas, para ganarse el favor de su audiencia. Quiere y necesita llegar a su público, por lo que utiliza todas las herramientas de la gramática televisiva, desde una música con violines para resaltar una escena romántica hasta los súbitos zoom a los ojos de sus personajes, cuando enfrentan una situación crítica. Aquí es más claro que nunca el influjo del cine del alemán Douglas Sirk, que en Hollywood se apropió de las claves del melodrama para subvertir la ideología del género, una práctica que evidentemente Fassbinder quería probar en su incursión televisiva y luego extendería a toda su obra cinematográfica.

Pero en Ocho horas no hacen un día hay también, a la vez, en una operación tan compleja como transparente, un procedimiento inequívocamente brechtiano: a fuerza de exacerbar esos recursos formales -particularmente los elaboradísimos encuadres– se produce el famoso “efecto de extrañamiento” que permite distanciarse de los hechos dramáticos y por lo tanto tomar conciencia de las situaciones de los personajes. En su afán didáctico por exponer círculos concéntricos de opresión, Fassbinder no sólo vuelve al tema de los Gastarbeiter, los trabajadores inmigrantes, al que había dedicado todo un film (Katzelmacher, 1969) y al que aquí regresa con la subtrama de un obrero italiano que es víctima del desprecio de alguno de sus compañeros. También advierte la discriminación a la que están sometidas las mujeres y las personas mayores, a quienes la serie no sólo invita a rebelarse sino que también les indica el mejor camino para hacerlo.

En el caso de las mujeres, la excepción es el personaje de Marion, de una independencia y una libertad que provienen sin duda de la personalidad magnética de su actriz, Hanna Schygulla, en el esplendor de su talento y su belleza. Fue Schygulla –junto a Irm Hermann, otra sobreviviente de la troupe Fassbinder de aquella época– quien subió al escenario de la legendaria sala Volksbühne am Rosa-Luxemburg-Platz para presentar esta gema que parecía perdida en el túnel del tiempo y que ahora en la Berlinale ha vuelto a brillar en todo su esplendor.


Notas:
Publicado en Resumen Latinoamericano